La portada de mañana
Acceder
El Tribunal Supremo se vuelve a jugar la causa del procés en Europa
Quién es quién en las elecciones alemanas
La vida sin miedo de los palmeros sobre un volcán que puede estallar

Gibraltar vota en referéndum una ley del aborto para abolir la cadena perpetua a las mujeres que lo practiquen

Archivo - Vista del peñón de Gibraltar

Gibraltar puede sustituir este jueves 24 de junio de 2021 una legislación que castiga el aborto con la cadena perpetua –aunque nunca se ha llegado a aplicar--, por una enmienda al Código Penal que lo despenaliza con una ley de plazos más dura que la británica, ya que de salir adelante la reforma, se permitirá el aborto hasta las 12 semanas de gestación, mucho más dura que la del Reino Unido, que permite las interrupciones del embarazo hasta las 24 semanas. Eso sí. Por primera vez, están convocados a votar los jóvenes comprendidos entre 16 y 18 años que hasta ahora no podían hacerlo hasta cumplir la mayoría de edad oficial.

Otra vez el peñazo de Gibraltar

Otra vez el peñazo de Gibraltar

“No podemos destacar lo importante que es que votes mañana. Esta es tu única oportunidad de cambiar la ley”, aseguran los partidarios de Gibraltar por el Sí (Gibraltar For Yes), que respaldan esta nueva norma.

′′La razón por la que voy a votar sí es porque creo que las mujeres tienen el derecho de decidir cuándo y si están listas para tener hijos; no creo que la sociedad deba decidir cuál es el papel de una mujer; eso les concierne completamente a ellas", afirma Rosalina Oliva, que ha participado a favor de esta opción, que ha ido reuniendo a lo largo de 18 meses a quienes llaman “embajadores para el Sí”, entre otros, Alex Nuñez, Bianca Pisharello, Emma Rodgers, Janice Ressa, Karim Schembri y Michelle Cavilla.

¿Por qué tanto tiempo? La reforma legal se aprobó en el Parlamento de Gibraltar en julio de 2019, el referéndum iba a celebrarse en marzo de 2020, pero llegó el coronavirus y mandó a parar. El Gobierno –una coalición entre los socialistas de Fabian Picardo (Gibraltar Socialist Labour Party) y los liberales de Joseph García (Liberal Alliance)—apoya decididamente esta reforma que acaba con estudiada moderación con una de las legislaciones más duras en esta materia. Sobre el papel, una mujer que interrumpa voluntariamente su embarazo y aquellas personas que le ayuden, incluidos los profesionales sanitarios, se venían arriesgando hasta ahora a penas de cadena perpetua.

No lo ve así la oposición mayoritaria de Gibraltar Social Democrats, el partido de Keith Azopardi, que pretendía que el referéndum versara sobre la diatriba aborto sí, aborto no. Dicha organización ha mostrado su apoyo a la campaña promovida por la plataforma “Save Babies Vote No”, “Salva bebés, vota No”.

“La nueva ley de aborto es demasiado extrema –aseguran los portavoces de esta organización--, y permitirá el aborto a lo largo de los nueve meses de embarazo”, aunque esto último ocurriría solo en caso de riesgo extremo, ya que el plazo legal vencería, de aprobarse esta ley, a los tres meses de embarazo.

A juicio de su portavoz, Karenza Morillo, la ley “traerá a orillas de Gibraltar una cultura que en otros países ha derivado en la pérdida masiva de vidas humanas no nacidas, a lo largo de muchos años”. Anoche, tenían prevista una vigilia en vísperas del referéndum. En general, su campaña ha ido de la mano de la Iglesia Católica de Gibraltar, muy influyente, que ha organizado misas, novenas y otras prédicas para intentar movilizar a sus fieles, que son muchos. Habían quedado citados en Convent Place, la glorieta desde donde se contemplan mutuamente el edificio del antiguo Convento, residencia oficial del gobernador británico, y la sede del Gobierno gibraltareño. Velas encendidas y latidos de corazón. He ahí sus últimos cartuchos de campaña, más allá del último debate celebrado ayer miércoles en la GBC. Karenza Morillo animó a sus partidarios a implicar a sus familiares y amigos en el no en este referéndum.

"Así que reconoce que en Gibraltar las mujeres están teniendo abortos pero ¡¡no quiere que se practiquen aquí!! Puede que no se hagan en nuestro suelo, pero estas son nuestras mujeres..."

Como ocurriese en España, el movimiento pro-vida de Gibraltar The Gibraltar Pro-Life insiste en la protección plena de la vida desde el momento de su concepción: “En primer lugar, el aborto ya es legal cuando la vida de la madre está en riesgo. En segundo lugar, en el referéndum de Gibraltar se puede facilitar el aborto bajo demanda a lo largo de los nueve meses de embarazo. Y lo más importante, cada no nacido es un ser humano que tiene derecho a vivir”.

Al otro lado de este pulso político y social, Nadine Carreras Rodríguez pregunta a los partidarios del no: “¿Qué es eso de votar por no salvar vidas?”. Es de lo que le acusan. A ella, le sorprende que Keith Azzopardi, líder de la oposición, asegurara durante la campaña “que es consciente de que las mujeres gibraltareñas van a España pero esa es la ley en España y no aquí....".

"Así que reconoce que en Gibraltar las mujeres están teniendo abortos pero ¡¡no quiere que se practiquen aquí!! Puede que no se hagan en nuestro suelo, pero estas son nuestras mujeres..."

La nueva ley permitirá también el aborto en caso de que la madre pueda sufrir daño mental o físico, siempre que éste pueda ser grave y/o permanente, o cuando el feto tenga riesgo elevado de enfermedades congénitas o malformaciones. También se autorizará en caso de violación o de incesto.

Aún hay otra visión, la de Together Gibraltar –un partido de izquierdas y feminista--, que solo tiene una diputada en el Parlamento de Gibraltar, Marlene Hassan Nahon, hija del legendario sir Joshua Hassan, que fue ministro principal cuando el acuerdo de Bruselas de 1984. A su juicio, hay que apoyar esta ley pero no hubiera sido necesario someterla a referéndum.

Se espera una votación masiva

La consulta viene precedida por un intenso pulso legislativo, a partir de que el 12 de julio de 2019, cuando el Parlamento de Gibraltar aprobara una enmienda a la Ley de Delitos, aprobada finalmente por diez votos a favor y siete en contra. Nueve de los diez diputados del GSLP-Liberal Alliance, así como la diputada de Together Gibraltar, Marlene Hassan Nahon, votaron a favor. En contra, los seis diputados de Gibraltar Socialdemocrats, que mantienen fuertes convicciones católicas, pero también un diputado del GSLP, Albert Isola, rechazó el proyecto, también por problemas de conciencia: "Mi fe, mi religión, me impide votar este proyecto de ley", declaró entonces.

Tras su aprobación en julio de 2019, el Gobierno de Gibraltar esperó a ganar las elecciones del 19 de diciembre de 2019 para ponerle fecha a las urnas. El registro de votantes concluyó el pasado viernes y, ahora, los votantes deberán responder si lo desean a la pregunta que figurará en la papeleta: "¿Entraría en vigor la Enmienda a la Ley de Delitos de 2019, que define las circunstancias bajo las cuales se permitirá el aborto en Gibraltar?". En caso de que la respuesta popular sea afirmativa, el Gobierno dispondrá de 10 días para hacer efectiva dicha reforma legal.

También a favor de sí, bajo la plataforma de ‘Gibraltar for Yes’, “Gibraltar por el sí”, han sumado fuerzas Choice Gibraltar, Feminist Gibraltar, No More Shame Gibraltar y la Secular Humanist Society of Gibraltar. El ministro principal, Fabian Picardo, dio su bendición a esta plataforma y sus partidarios han protagonizado, como sus adversarios, marchas callejeras y una activa campaña en redes. Ambas partes también se han implicado en el voto por correo.

A pesar de ser día laborable, se espera una votación masiva. Los distintos líderes ya han hecho público cuando irán a votar. Fabian Picardo madrugará a las 10 horas para depositar su voto en el Colegio Electoral Nº 13, en Central Hall. El líder de la oposición, Keith Azopardi, lo hará a las 11.30 en el Colegio Electoral Nº 9 Mid Harbours y le seguirá el gobernador británico de Gibraltar, David Steel, que acudirá a mediodía al colegio del centro juvenil de Line Wall Road. A las 13 horas, lo hará Marlene Hassan-Nahon, de Together, en el colegio instalado en el club social de Town Range.

Por azar, la votación en el referéndum se celebrará en un Gibraltar lleno de banderas del arcoíris, en una campaña promovida por Christian Santos, el primer alcalde del Peñón abiertamente homosexual y flamantemente elegido para el cargo. Pero esa es otra historia.

Etiquetas
Publicado el
24 de junio de 2021 - 12:51 h

Descubre nuestras apps