Un sacristán asesinado y un sacerdote herido grave en un ataque en Algeciras que la Fiscalía investiga como terrorismo

Efectivos sanitarios y policiales cubren el cadáver del sacristán fallecido en el ataque a iglesias de Algeciras.

Un sacristán ha resultado muerto y un sacerdote herido de gravedad en dos ataques diferentes que se han registrado en la localidad gaditana de Algeciras. El fallecido, Diego Valencia, fue atacado con un machete pasadas las 19 horas en la iglesia de La Palma, la principal de la localidad y en la que ejercía como sacristán, mientras que el herido es el vicario parroquial del cercano templo de San Isidro, el sacerdote salesiano Antonio Rodríguez, de 74 años, que fue agredido minutos antes y trasladado posteriormente al hospital Punta de Europa. Fuentes municipales señalan que se encuentra en estado estable y que el alcalde ha llegado a hablar con él antes de ser trasladado en ambulancia.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional y el juzgado de guardia, el número 6, se harán cargo de la investigación como un posible delito de terrorismo, informan a elDiario.es fuentes jurídicas. La Audiencia Nacional no asumirá el caso hasta que se le entregue el atestado de la Policía Nacional, que está investigando la motivación del ataque por el que ha sido detenida una persona de 25 años de nacionalidad marroquí que portaba un machete. Ha sido arrestado por la Policía Local en las inmediaciones de la plaza Alta, en pleno centro de la ciudad, donde se halla la iglesia de la Palma, y entregado a continuación a la Policía Nacional.

Aunque el servicio de Emergencias 112 Andalucía ha recibido numerosos avisos de particulares sobre el suceso, los sanitarios no han podido hacer nada para salvar la vida a la víctima.

El párroco de La Palma, Juan José Marina, que es también vicario general del Campo de Gibraltar ha declarado a la SER que “nunca hemos tenido problemas. Yo me encontraba en la parroquia vecina cuando en mitad de la celebración una persona ha gritado que había un atentado en La Palma. Me vine para acá corriendo y me he encontrado esto”.

“Ha sido después de la celebración de la misa. Ha ido directamente a por él. No habíamos recibido amenazas, salvo puntualmente una vez. Diego pensaba que era una de estas personas que de pronto suben al altar para tirar las cosas, pero de pronto supongo que vio que tenía un machete bastante grande y se fue a por él”, ha relatado el párroco. Sobre el fallecido ha señalado que “Diego era mis pies y mis manos. Para mí Diego ha sido un hombre fiel y posiblemente esta muerte iba para mí y se la ha encontrado él”.

Inicialmente desarmado, el detenido penetró inicialmente en la capilla de San Isidro mientras se oficiaba la misa de siete. Volvió más tarde, esta vez ya armado con un gran machete. Algunos testigos aseguran que gritó en árabe el nombre de Alá y que amenazó a los allí presentes, aunque varias mujeres lograron huir y alertar a la policía, que no llegó a tiempo de impedir que hiriera de gravedad en la nuca al sacerdote, Antonio Rodríguez Lucena, vicario parroquial de la Parroquia María Auxiliadora. A continuación, pasó al patio del templo, donde los hermanos de la cofradía estaban limpiando el paso del Nazareno. El sacristán, que se enfrentó a él y fue atacado por el agresor, logró salir de la iglesia pero fue alcanzado por el atacante en el exterior, dónde le causó heridas mortales. 

La Comisión Islámica de España (CIE) ha expresado su “más sentido pésame” a las víctimas del presunto ataque terrorista y espera que este ataque “no perturbe la paz social” en el municipio. “La CIE expresa su más sentido pésame y apoyo a las víctimas del atentado a las dos iglesias de Algeciras, el creyente debe sentir, en un lugar de culto, que está en un oasis de paz que no debe ser perturbado bajo ningún concepto”, ha manifestado a Europa Press el secretario de la Comisión Islámica de España, Mohamed Ajana. En la misma línea se ha expresado la Unión de Comunidades islámicas del Campo de Gibraltar, cuyo presidente, Mohammed Mokaddem, ha trasladado que ,“en nombre de todos los musulmanes del campo de Gibraltar y de España, expresamos nuestra repulsa y condena hacia este terrible acto criminal, que constituye un desprecio total a la vida humana y a los siervos de Dios”, ha señalado.

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, ha trasladado el pesar, tanto a título personal como en nombre y representación de la Corporación municipal, por la muerte de Diego Valencia. Por ello, el regidor ha decretado un día de luto oficial en la ciudad, jornada en la que las banderas ondearán a media asta en los edificios municipales, al tiempo que ha convocado una concentración de repulsa a 12 horas a las puertas del templo mayor de la ciudad, según ha trasladado el Consistorio algecireño en un comunicado. Asimismo, el alcalde ha trasladado sus mejores deseos de pronta recuperación al sacerdote de la capilla de San Isidro, padre Antonio Rodríguez.

Landaluce ha indicado que “estamos todos consternados ante estos hechos, que nos han llenado de dolor”. “Confiamos en la acción tanto de los Cuerpos de Seguridad del Estado como de la Justicia. Algeciras siempre ha sido una ciudad en la que reina la concordia y la tolerancia, a pesar de que situaciones como ésta hagan que se ofrezca una imagen que no es la que se corresponde con la realidad”, ha concluido.

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha condenado “enérgicamente” el “crimen”. “Terrible y desgarrador. Han asesinado a un sacristán y han herido, al menos, a otro sacerdote en un ataque que se ha producido en Algeciras”, ha manifestado en su cuenta oficial de Twitter. Además, ha pedido “prudencia”, ya que “se están investigando los hechos”. El presidente andaluz ha concluido señalando que “la intolerancia nunca tendrá cabida en nuestra sociedad”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha trasladado sus condolencias a los familiares del sacristán fallecido, al tiempo que ha mandado su apoyo a la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. “Quiero trasladar mis más sinceras condolencias a los familiares del sacristán fallecido en el terrible ataque de Algeciras. Deseo una pronta recuperación a los heridos. Todo nuestro apoyo al trabajo que están llevando a cabo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, ha escrito Sánchez en un tuit.

También Twitter ha sido la vía que ha utilizado el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Francisco César García Magán, para expresar su “dolor” por este ataque. “Con dolor he recibido la noticia de los acontecimientos en Algeciras. En estos momentos tristes de sufrimiento, nos unimos al dolor de la familia de las víctimas y de la diócesis gaditana y pedimos al Dios de la vida y de la paz, por la pronta recuperación de los heridos”, señala en su tuit.

Numerosas personalidades de ámbito nacional y autonómico han mostrado sus condolencias por lo ocurrido en redes sociales, como el secretario general del PSOE andaluz, Juan Espadas, que se ha mostrado “consternado”. “Mi condena más absoluta y mi apoyo a las víctimas”, ha apuntado, haciendo un llamamiento a estar “todos unidos para luchar contra la violencia y la intolerancia. Trabajemos por la convivencia y el respeto”. La portavoz parlamentaria de Por Andalucía, Inmaculada Nieto, natural de Algeciras, ha enviado un abrazo a los familiares de las víctimas, subrayando que “las personas de bien, de distintas ideas y credos, convivimos en paz en Algeciras y compartimos el dolor por lo sucedido. Calma”. El alcalde de Cádiz, José María González Kichi, ha expresado su “condena más absoluta y firme”, al tiempo que ha subrayado que “la intolerancia nunca debe arraigar en nuestra sociedad”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats