La portada de mañana
Acceder
Las dudas con el suministro dejan en vilo la vacunación de los mayores antes de abril
La mitad de las provincias desconoce el origen de al menos el 50% de los casos
Análisis - La calculadora de Illa para ser president, por Neus Tomàs

CCOO-A lamenta que "la balanza se incline siempre por determinados operadores" en la gestión de la crisis por la COVID-19

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, y la secretaria general de CCOO-A, Nuria López, este jueves en rueda de prensa en Sevilla

La secretaria general de CCOO-A, Nuria López, ha lamentado este jueves que la balanza se incline "siempre" del lado de "determinados operadores" y "no por la salud" en la gestión de la crisis sanitaria y socioeconómica generada por la COVID-19. López, acompañada en rueda de prensa en Sevilla del secretario de CCOO, Unai Sordo, no ha querido poner "nombre y apellidos" a las "presiones" que ha podido sufrir el Gobierno de la Junta, instando a los dirigentes en genera a "hablar también con la parte social y laboral, sobre lo que ocurre en los centros de trabajo" y, en particular a la Junta de Andalucía, a "abrir su espacio de diálogo".

Los dirigentes de CCOO han analizado la situación laboral, económica y social de España y Andalucía, en la que ha quedado patente la situación de “honda preocupación que existe en el sindicato ante una crisis sanitaria que se ha trasladado a un ritmo vertiginoso al plano laboral, económico y social”. En ese sentido, ambos dirigentes coinciden en la importancia que tiene en estos momentos el diálogo para buscar soluciones de consenso y han afeado que los partidos políticos estén enfrascados en una polarización que no conduce a nada. “Deberían tomar ejemplo del papel que ha jugado el diálogo social en esta pandemia, alcanzado acuerdos trascendentales como el de los ERTE que han evitado la pérdida de empleo de más de tres millones de personas en nuestro país, el de teletrabajo o el de los planes de igualdad”, ha explicado Sordo.

CCOO apuesta por acuerdos políticos de carácter amplio, incluso de carácter interinstitucional y hace falta altura de miras. “Nunca antes hemos tenido recursos como los fondos de reestructuración europeos y hay que dirigirlos a promover una mejora de nuestro tejido productivo sin caer en una política de lobbies”. En este sentido, ambos dirigentes comparten que el reparto de estos fondos ha de hacerse en base a los criterios de población, PIB y desempleo, fortaleciendo aquellos instrumentos que generen convergencia y cohesión social. López ha recalcado que, además, "exigirá al gobierno Andaluz que los proyectos que se presenten en Andalucía estén condicionados al empleo de calidad y al retorno social, dejando fuera a aquellas empresas que precaricen el empleo o despidan con motivo de la crisis".

En al ámbito andaluz, López trasladaba ese llamamiento a la senda del diálogo al Ejecutivo de Juan Manuel Moreno, de quien valora el gesto de reconocer “que la situación no va bien en nuestra tierra”, pero a quien recuerda que “no basta con reconocimientos, hay que poner medidas que impliquen un refuerzo de nuestros servicios públicos, más inversión en I+D+i, en industria, en infraestructuras o en el sector agroindustrial y, por supuesto, hay que impulsar las políticas activas de empleo, y la protección social”.

"Un poco de improviso"

Sordo ha criticado asimismo “la falsa dicotomía para abordar la crisis sanitaria por esta contradicción entre los criterios de salud y los criterios económicos” y ha dejado claro que “o España es capaz de reconducir en un plazo medio los efectos de la pandemia sanitaria, o nuestra situación económica se va a deteriorar durante mucho tiempo”. “Tomar medidas de carácter disperso e incluso a veces un poco de improviso pensando que así se afecta menos en el corto plazo a la actividad económica puede hacer que salga el tiro por la culata”, advierte.

Para evitar que ese tipo de contradicciones se sigan generando, CCOO ha pedido al Gobierno central y a la conferencia de presidentes que trabaje en la línea de establecer un marco jurídico que otorgue seguridad jurídica a las medidas que se toman para la contención de la pandemia y salir de la incertidumbre en la que estamos inmersos.

Otra de las cuestiones a las que tanto López como Sordo se han referido ha sido al hecho de que “gran parte de la afectación que está teniendo la pandemia en nuestro país tiene que ver con la situación en la que se encontraba nuestra atención primaria, la atención de cuidados, o cómo se ha abordado la contratación de rastreo para la contención de la pandemia”, señala

Sordo, al tiempo que la dirigente andaluza apunta que “en Andalucía llueve sobre mojado ya que la crisis de 2008 y la gestión que se realizó con las políticas de recortes y austeridad agravaron las desigualdades y la COVID-19 ha hecho que estas diferencias se agudicen y sean aún más visibles, sacando a la superficie las debilidades de nuestro sistema productivo”.

Ambos abogan por averiguar “qué ha ocurrido con las inversiones públicas en los últimos diez años y advierten que no solo se puede hablar de estado de alarma y de toque de queda, sino de refuerzo de los servicios públicos”.

Llamamiento a las grandes empresas

En materia presupuestaria, López Marín ha declarado que “estamos en un momento crucial y los presupuestos de la comunidad 2021 son el instrumento necesario para abordarlo”. “El Gobierno andaluz anuncia que tendrá más de 40.000 millones (3%) más pero lo más importante es si es capaz de cubrir las necesidades de los andaluces, porque un 3% más si las necesidades han crecido con la pandemia exponencialmente entendemos que es poco”, asevera la dirigente.

Respecto al empresariado, la dirigente ha recordado que durante los años de crisis han ganado, sus balances han sido positivos y ahora se han movilizado muchos recursos públicos por lo que, “especialmente las grandes empresas, no pueden dejar a mitad del camino a las pymes, a personas autónomas, a los trabajadores y las trabajadoras o a los gobiernos. Se han llevado muchos recursos públicos y no puede tener una actitud egoísta”, puntualiza.

Por último, Sordo ha recordado que sigue siendo urgente abordar el desmontaje y corrección de la reforma laboral de 2012 e incluso algunos aspectos de la de 2010. “No compramos el discurso del ahora no toca y denunciamos el exceso de sobreactuación porque no se va a producir ninguna debacle del empleo como tratan de hacer creer. No es cierto”, apostilla.

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2020 - 16:43 h

Descubre nuestras apps

stats