eldiario.es

9

Andalucía Andalucía

Vox aparca la moción de censura y permitirá que Ciudadanos y PP gobiernen Granada

La formación de extrema derecha se pasa a la oposición y no pedirá entrar en el Gobierno municipal que ya está prácticamente definido

Luis Salvador, de Ciudadanos, será alcalde de la ciudad sin aclarar si Sebastián Pérez, del PP, le sustituirá en dos años como este sostiene

La izquierda con PSOE y Podemos-IU, con 13 concejales, tendrá más poder del esperado después de que Vox haya decidido tomar como rival al PP y no facilitarle el mandato

Cs y PP cierran un acuerdo de gobierno "para cuatro años" sin aclarar si habrá relevo en la Alcaldía

Luis Salvador será alcalde de Granada a todos los efectos. Después de casi dos semanas de incertidumbre tras la investidura que gracias a los votos de PP y Vox le dio el bastón de mando con mayoría absoluta pese a haber logrado solo cuatro concejales, el número uno de Ciudadanos será el primer edil de la ciudad de la Alhambra después de que Vox haya puesto fin a sus exigencias, según ha podido conocer este medio.

La formación de extrema derecha reclamaba tener alguna concejalía con poder en el equipo de Gobierno. Esa reclamación la habían manifestado sus dirigentes en varias ocasiones dejando caer la posibilidad de que propondrían una moción de censura contra Luis Salvador si este no aceptaba que entrasen en la estructura de poder tal y como ambas formaciones habían pactado antes de la investidura. Siempre según Vox, Luis Salvador había recibido el apoyo de la formación de Santiago Abascal siempre y cuando les diera poder dentro en la Alcaldía de Granada.

Con el paso de los días y cada vez que Salvador negaba que Vox fuese a entrar en ninguna concejalía, estos no dudaban en tachar de mentiroso al nuevo alcalde. Sin embargo, de aquel ambiente hostil hoy ya parece no quedar nada. Vox rompe la baraja y pone fin a sus amenazas para permitir que Ciudadanos y Partido Popular sean quienes gobiernen la ciudad reeditando el pacto a la andaluza. Fuentes internas de Vox explican este cambio de rumbo en base a que "Granada merece respeto" y que "no debemos entrar en debates estériles".

Eso sí, las mismas voces no dudan en cargar contra el Partido Popular. Creen que el hecho de haber permitido la Alcaldía a Ciudadanos pese a tener siete concejales por los cuatro de los naranjas, les define muy bien. En el PP, "manda Madrid", según Vox, y se basan para ello en las presiones de la dirección nacional al candidato popular, Sebastián Pérez, para que diese un paso a un lado y permitiera la investidura de Luis Salvador.

Camino despejado para Cs y PP

Mientras Vox decide pasar a la oposición y no exigir su entrada en el Gobierno municipal, Ciudadanos y PP ya han definido qué puestos ocuparán los 10 concejales que estarán a las órdenes de Luis Salvador. Llama la atención que Sebastián Pérez será el primer vicealcalde de la historia de Granada ya que ese puesto no había existido hasta la fecha y era conocido como primer teniente de alcalde. Esa nueva denominación, pendiente de aprobar por el Reglamento Orgánico del Ayuntamiento de Granada, es la que sirve para mantener la única duda que flota en el aire.

Aún se desconoce si Luis Salvador y Sebastián Pérez se alternarán como alcalde cada dos años o si el primero permanecerá durante los años que dure el mandato. No obstante, esta misma semana el líder de los populares había desmentido a Salvador alegando que el acuerdo de investidura que se alcanzó significaba que se repartirían la alcaldía a los dos años. Un hecho que está por ver ya que en Ciudadanos siguen negándolo tajantemente.

Por otra parte, los nombres de César Díaz y Manuel Olivares también son importantes en este nuevo equipo de Gobierno. Ambos han sonado como sustitutos de sus números uno en PP y Ciudadanos respectivamente y los dos podrían tener poder llegado el momento. Díaz se hace con la concejalía de Movilidad y Seguridad Ciudadana y Olivares con la de Empleo y Turismo.

La paradoja de los números

Con todo prácticamente definido, la situación en la que queda el Ayuntamiento de Granada es prácticamente idéntica a la vivida en el último mandato salvo por el cambio de cromos. Si hasta ahora había sido el PSOE el que había tenido a Francisco Cuenca como alcalde con solo ocho concejales e incapaz de sacar adelante ni siquiera un presupuesto municipal porque la oposición le superaba en número, ahora pasa justo lo contrario.

La izquierda suma en total 13 concejales -a uno de la mayoría absoluta- y esa operación matemática depara la paradoja de que el Ayuntamiento puede volver a ser ingobernable. Vox sigue insistiendo en que su principal rival es el PP y no pondrá fácil el mandato que los populares comparten con Ciudadanos. Dicho de otro modo, habrá casos en los que la izquierda pueda tumbar iniciativas debido a la falta de entendimiento de la derecha. Es decir, justo lo que ha venido sucediendo desde 2016 pero cambiando el signo político de gobierno y oposición.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha