El plan de Educación de cerrar dos institutos de Granada para montar macrocentros alerta a la comunidad educativa

El delegado de Educación en Granada, Antonio Jesús Castillo, considera que hay que cambiar el modelo educativo

Dos institutos de enseñanza secundaria de Granada capital se encuentran en el alambre después de que la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía haya anunciado que está estudiando la creación, de manera "experimental", de dos CEIPSO y que implicaría el cierre de los mismos. El IES Zaidín Vergeles y el IES Veleta son los dos centros que podrían verse absorbidos por los CEIPSO que proyecta Eduación y que no son otra cosa que macrocentros educativos para albergar Educación Infantil, Primaria y Secundaria.

El delegado del ramo, Antonio Jesús Castillo, sostiene que "los CEIPSO son petición expresa de la comunidad educativa" y que, dado que "la Consejería nos ha pedido que lo estudiemos", se está llevando a cabo un estudio para determinar qué sucederá con determinados centros. Los dos señalados, el IES Veleta y el IES Zaidín Vergeles, serían los que perderían a su alumnado de Secundaria en beneficio de dos colegios que serían a los que irían a parar dichos estudiantes: CEIP Federico García Loca y CEIP Gallego Burín.

Según Castillo, ambos institutos irían perdiendo cursos de manera paulatina hasta que la última promoción saliese de la Educación Secundaria en dichos centros. Es decir, que desde el próximo curso ya no se admitirían nuevas matrículas para primero de la ESO e iría sucediendo lo mismo con cursos superiores en los siguientes años. Un plan que, en el caso de la eliminación de Secundaria en el IES Veleta, conllevaría a su vez la supresión del Colegio de Infantil y Primaria Reyes Católicos y lo mismo para el Centro de Educación Infantil Generalife, cuyo alumnado iría también a parar al CEIP Gallego Burín, que absorbería a los estudiantes de estos tres centros.

Pese a que el delegado incluye este proyecto dentro de un plan que busca "fomentar la despolitización de la educación" porque "esto es un problema normativo heredado”, asegura que el proyecto se está valorando porque es "una petición de los padres que quieren que exportemos el modelo de la concertada a los centros públicos". Añade que se trata de exportar el mismo modelo que se lleva a cabo en Aragón. Unas palabras que han causado inquietud en la comunidad educativa de los dos institutos perjudicados porque sostienen que a ellos no se les ha preguntado al respecto.

Reunión con preguntas supervisadas

El próximo 18 de enero tendrá lugar una reunión entre el representante de Educación de la Junta en Granada y los AMPAs que quieran conocer qué planes tiene la Delegación. Una reunión que está marcada por el hecho de que sólo podrá asistir un representante por AMPA y porque las preguntas que se hagan han de haber sido formuladas antes por vía telemática a través de un formulario web. Por lo que no se le podrán hacer preguntas al delegado que no hayan sido supervisadas previamente.

En ese sentido, el AMPA del IES Zaidín-Vergeles se muestra preocupado por la deriva que está tomando el proyecto y se cuestiona qué va a suceder con el futuro del instituto si finalmente se acaba trasladando Secundaria al CEIP Federico García Lorca. Si esto sucediera, supondría el cierre del centro como instituto y se quedaría como uno dedicado a la Formación Profesional a la espera de saber qué sucedería con la etapa de Bachillerato. Dulcinea Otero, representante del AMPA y miembro del Consejo Escolar del IES Zaidín-Vergeles asegura que "nuestro instituto ha hecho muchos avances en los últimos años para ser un referente, hasta el punto de que hoy en día hay alumnos en lista de espera para entrar". No en vano, por sus instalaciones pasan a diario alrededor de 600 estudiantes.

Precisamente en ese aspecto es donde más dudas surgen por el traslado. "El CEIP García Lorca es más pequeño que el Zaidín-Vergeles y quieren llevar allí a nuestros alumnos cuando nuestro propio centro ya no puede admitir más estudiantes", recuerda la representante educativa. Además, según Otero, "nuestro centro tiene mucha relación con el Instituto de Astrofísica de Andalucía y con el Centro Experimental del Zaidín por lo que los alumnos aprenden también gracias a ellos". A su juicio, el traslado no sólo es inviable por razones logísticas sino que perjudica al alumnado y al profesorado porque se pierde calidad en la enseñanza.

Falta de diálogo

La representante del Zaidín-Vergeles asegura que "desde la Delegación de Educación no se nos ha informado de nada, nos estamos enterando por la prensa". Una versión que concuerda con la de Eugenia Moreno, directora del otro centro perjudicado, el IES Veleta, que sí reconoce que "desde planificación se nos ha dicho que nos van a pedir que no admitamos matrículas de primero de la ESO a partir del próximo curso". De igual modo, cree que el cierre no puede producirse, "porque es imposible que se lleven a cabo esos planes en tan poco tiempo". "Hay muchas cuestiones que hay que planificar antes", asegura Moreno.

En su caso particular, el IES Veleta es un centro pequeño que sólo acoge una línea por curso y en la que se busca una educación inclusiva de todo tipo de alumnos. Un valor que pone de relieve su directora porque recuerda que "hemos conseguido eliminar el absentismo escolar" y "estamos incluso atrayendo a alumnos que ya vienen de pueblos". La directora sospecha que tras el cierre se esconde que "la Junta quiere estos terrenos -ubicados en el Parque Tecnológico de la Salud (PTS)- porque somos los más fáciles de apartar". En cualquier caso, asegura que no se quedarán de brazos cruzados y se movilizarán para evitar el cierre del centro.

Etiquetas
Publicado el
15 de enero de 2020 - 20:40 h

Descubre nuestras apps

stats