La portada de mañana
Acceder
Las familias afrontan indignadas una vuelta al colegio llena de incertidumbre
Encuesta - El PSOE y el PP capitalizan la gestión de la pandemia y mejoran sus resultados del 10N
El Gobierno trata de aplacar la revuelta de los alcaldes que ha unido en su contra a sus socios parlamentarios y al PP

Moreno amenaza ya a Sánchez con convocar a los andaluces a protestar en la calle si privilegia a Catalunya frente al resto

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, con la número dos del PP-A, Dolores López.

"Vamos a usar todos los recursos, también la calle, para evitar el ninguneo del Gobierno de Pedro Sánchez a Andalucía". El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, se mueve entre la moderación y la determinación. Ha sido el primer barón territorial del PP en salirse del tono bronco que adoptó Pablo Casado ante la investidura de Sánchez y el primero en reaccionar desde la "lealtad institucional". Pero Moreno intuye que "Andalucía perderá" con el Ejecutivo de coalición de PSOE y Unidas Podemos, condicionado por nacionalistas vascos e independentistas catalanes, y este miércoles ha anunciado que será él mismo quien encabece y llame a los andaluces a manifestarse en las calles si Sánchez deja de lado a Andalucía.

El mes que viene se cumple el 40 aniversario de la aprobación del Estatuto de Autonomía andaluz, refrendado el 28 de febrero de 1980. La efeméride le ha tocado al primer Gobierno autonómico de centro derechas, coalición de PP y Ciudadanos, que prepara ya una serie de actividades lúdicas y reivindicativas que se prolongarán todo el año. En el marco de esta celebración autoreferencial, Moreno esgrime su perfil más andalucista para confrontar el riesgo de una asimetría territorial que surja del acuerdo de investidura entre Pedro Sánchez y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). "Andalucía pierde [con el nuevo Gobierno] y Catalunya saldrá beneficiada. Habrá contraprestaciones en financiación. Unas comunidades serán mimadas y otras perjudicadas", ha advertido Moreno durante una entrevista en Canal Sur Radio.

El presidente andaluz pedirá una reunión a Pedro Sánchez en cuanto se constituya el Gobierno, previsiblemente la semana que viene, para abordar los temas que más afectan a Andalucía, empezando por el déficit en la financiación autonómica. Su primer impulso es sentarse a negociar, pero sobre la mesa ya ha colocado el plan b (los tribunales) y el plan c (las manifestaciones en la calle). "Todo lo que se pueda negociar, lo vamos a negociar. Me reuniré con Pedro Sánchez lo que haga falta. Pero todo lo que vulnere el marco legal, lo vamos a recurrir ante el Constitucional", avisa. Por último, el presidente de la Junta anuncia que será "el primero en salir a la calle y pediré a los andaluces que salgan a la calle a manifestarse" si el Gobierno ningunea los intereses de Andalucía.

El marco mental de Moreno tiene unas referencias históricas nítidas, es el mismo que usó hace 40 años el ex presidente andaluz Rafael Escuredo y el ex líder Manuel Clavero Arévalo cuando exigieron a Madrid una autonomía plena para Andalucía, un Estatuto de primer nivel, como el del resto de comunidades históricas: Catalunya, País Vasco y Galicia. Con ese lema del 28F -"no ser más que nadie, pero tampoco menos que nadie"- que tanto explotó el PSOE andaluz mientras estuvo en la Junta, ahora Moreno lidera la misma ofensiva contra el Ejecutivo de Sánchez y su aliado preferencial en Catalunya y Euskadi. "Espero que el próximo 28F haya un ambiente festivo, pero si la cosa sigue así, es probable" que haya manifestaciones de miles de andaluces en las calles, como ocurrió hace cuatro décadas, ha subrayado.

Etiquetas
Publicado el
8 de enero de 2020 - 10:07 h

Descubre nuestras apps

stats