Sevilla, Córdoba, Granada y Almería tendrán que cerrar bares y comercios a las 20.00 horas desde este domingo

Personas consumiendo en los veladores de un bar.

“Queda un mes de abril muy duro y posiblemente también el mes de mayo”. Con esta afirmación cerraba su comparecencia este jueves el consejero de Salud, Jesús Aguirre, que ha confirmado que a partir de este domingo cuatro capitales (Sevilla, Córdoba, Granada y Almería) tendrán que adelantar a las 20 horas el cierre de bares, restaurantes y toda actividad comercial no esencial.

Andalucía suma 1.899 casos Covid y 14 muertes y sube su tasa a 225, casi 45 puntos más que hace una semana

Andalucía suma 1.899 casos Covid y 14 muertes y sube su tasa a 225, casi 45 puntos más que hace una semana

La medida es fruto del agravamiento de los datos de coronavirus, que ha hecho que estas cuatro capitales pasen a nivel 3.1 o 4.1 de alerta. Esto conllevaría fijar a las 20 horas el cierre de establecimientos desde este mismo viernes día 16, pero se ha dado un margen de dos días para que los sectores afectados tengan más capacidad de maniobra y en atención a las reservas de clientes que ya pudieran tener. 

Fase de ascenso continua

Aguirre señaló que la incidencia está en una fase de ascenso que todavía se puede catalogar de moderado, un pico que empezó a crecer de “forma continua” entre el 22 y el 28 de marzo, es decir, unos días antes de Semana Santa. Esto hace que Andalucía esté ahora con una tasa media de 225 casos por 100.000 habitantes, “un nivel de riesgo alto y por encima de la cifra de España”, que está en 200. 

Tres provincias (Granada, Jaén y Almería) presentan riesgo muy alto, por encima de 250, mientras que Huelva, Sevilla, Córdoba y Cádiz no han alcanzado ese pico. La mejor situación en estos momentos se registra en Málaga.

No habrá toros en la Maestranza

En su comparecencia urgente, Aguirre tuvo que responder a varias preguntas relacionadas con la celebración de espectáculos taurinos teniendo en cuenta que, en teoría, este domingo empezaba la temporada en la Real Maestranza de Sevilla. El consejero incidió en que la Junta ha pedido que se flexibilicen los requisitos exigidos en la actual situación de alerta (aforo del 40% y separación de metro y medio, lo que lo hace inviable económicamente), acusando al Gobierno central de “volver a ponerse de perfil”. De hecho, el Ejecutivo ha presentado una propuesta para impedir que haya más de mil espectadores en cualquier espectáculo, aunque al final la decisión se tomará en el Consejo Interterritorial del próximo miércoles.

Teniendo en cuenta que la temporada debía arrancar el domingo, esto implicaba en la práctica que hubiese muy pocas opciones de que se celebrasen corridas de toros. Aunque insistió en que “podemos ser mucho más permisivos en distancia de seguridad en espectáculos” y en que “nosotros no autorizamos que haya o no haya espectáculos, notificamos cuál es la legislación vigente”, al final reconocía que “las medidas son las que son y la ley es la que es, ojalá tuviéramos mejor situación y poder abrir la mano al máximo”.

Y dicho y hecho. Minutos después de concluir la comparecencia de Aguirre, la empresa Pagés, gestora del coso sevillano, emitía un comunicado en el que confirmaba que no habrá festejos taurinos estos días. La imposibilidad de contar con al menos el 50% del aforo hace inviable económicamente estos eventos, por lo que la empresa ha anunciado que se ahora se centra en poder organizar "una gran feria de San Miguel", ya en otoño.

Situación de la vacunación

Por otro lado, insistió en que “las vacunas son el arma más potente que tenemos para luchar contra la pandemia”, subrayando que hasta la fecha se han recibido 2,2 millones de dosis, de las que el 90,89% ya están administradas. En total, se han puesto más de dos millones de vacunas, incidiendo en que el cien por cien de los mayores de 80 años ya han recibido la primera dosis más y que el 68,5% ya tiene la segunda y, por tanto, ya ha completado su vacunación.

Etiquetas
Publicado el
15 de abril de 2021 - 20:43 h

Descubre nuestras apps

stats