Contenido ofrecido por el Gobierno de Aragón

Teruel consolida su ecosistema aeroespacial en el décimo aniversario del aeropuerto

E éxito del aeropuerto de Teruel, con más de 400 empleos directos, comienza desde el momento en el que se apostó por un aeropuerto industrial en lugar de un aeropuerto de pasajeros

El Aeropuerto de Teruel celebrará este año su décimo aniversario y lo hará con el estreno de nuevas instalaciones y actividades aeronáuticas, especializándose en este sector industrial. El éxito de esta instalación, con más de 400 empleos directos, comienza desde el momento en el que se apostó por un aeropuerto industrial en lugar de un aeropuerto de pasajeros. Se supo entender que esta instalación podía dar cabida a las tareas de desmantelamiento de aeronaves, lo que no se pudo anticipar es cuántas novedosas actividades más se podrían llegar a dar. En estos diez años se han producido 18.176 operaciones aéreas de aviones de gran tamaño que precisan mantenimiento o estacionamiento, vuelos de escuela de pilotos, aeronaves privadas, helicópteros y también aerotaxis. En estos momentos se trabaja para la ampliación en 200 hectáreas de las actuales instalaciones para generar más actividad.

La gestión del Aeropuerto de Teruel se realiza a través de un Consorcio formado por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel. Una instalación pública en la que se van realizando inversiones acompasadas con las necesidades de cada momento. El presidente de este Consorcio es el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, de Chunta Aragonesista.

Tal y como señala, la principal empresa que opera en el Aeropuerto de Teruel es Tarmac, dedicada al mantenimiento y el desmantelamiento de aeronaves “más que un cliente, se han convertido en un socio en el desarrollo de esta infraestructura”. En 2021 se alcanzó una cifra récord con 127 aeronaves estacionadas. Las restricciones provocadas por el COVID obligaron a que muchas de los aviones pasasen largas temporadas en tierra. En estos momentos se acaba de adjudicar la cesión de un hangar de pintura a la empresa International Aerospace Coatings, IAC. Con la puesta en marcha de esta nueva actividad se completa el ciclo de mantenimiento de los aviones de manera que el Aeropuerto es más competitivo.

Se trabaja también en la construcción de un nuevo hangar para llevar a cabo las labores de mantenimiento. Se trata del hangar más grande de España y permitirá que se pueda trabajar en dos A380 a la vez. La inversión en esta infraestructura supera los 33 millones de euros. El consejero aragonés ha explicado cómo se va ampliando la actividad en el Aeropuerto de Teruel, “licitamos y construimos infraestructuras que luego sacamos a licitación de manera que, con los años, vamos recuperando las inversiones iniciales”. Pero más allá del beneficio económico, “buscamos el beneficio social, de desarrollo y de empleo en un sector en el que se precisa personal cualificado y específico”. No en vano, en Teruel se desarrolla ya un grado de Formación Profesional especializado en el mantenimiento de aeronaves.

De Teruel a las estrellas

La infraestructura de Teruel alberga varias empresas. Destaca PLD SPACE que cuenta con un banco de pruebas de los motores de sus cohetes en Teruel. La presencia de PLD va aumentando en la misma medida en que sus proyectos crecen. Soro destaca que “es un orgullo contar con esta empresa puntera”.

El desarrollo de la tecnología de los drones es otra de las ramas con proyección de futuro. Existen ya empresas como ELSON SPACE ESPAÑA o DELSAT INTERNATIONAL que están desarrollando su labor en estas instalaciones. También AIRBUS cuenta con varias naves de almacenamiento logístico. En estos momentos se está redactando el proyecto para la construcción de un hangar y nave que sirvan para el desarrollo de las empresas que trabajan con las naves estratosféricas, zeppelines. 

El director del Aeropuerto de Teruel y Presidente del Clúster Aeronáutico y Aeroespacial de Aragón, Alejandro Ibrahim, es optimista respecto a las oportunidades para este sector en Aragón “hemos incorporado un 20% de socios al clúster aragonés, es una cifra muy relevante”. Existen nuevos retos en reciclado, drones, cohetes, dirigibles, aeronaves comerciales y equipos han convertido a Aragón en una referencia mundial. “El de Aragón es uno de los cuatro que hay en España. Ve oportunidad de negocio y considera que el Aeropuerto de Teruel es una gran baza, pero también el éxito de tráfico aéreo y servicio del Aeropuerto de Zaragoza.

Por último, recuerda que el Aeropuerto de Teruel participa en varios proyectos europeos con los que se quiere avanzar en las técnicas de reciclado de materiales de las aeronaves, “para ser punteros también en estas áreas de investigación”.

Base europea de vuelos estratosféricos

Sceye, empresa de ciencia de materiales y fabricante de Estaciones en Plataformas de Gran Altitud (HAPS, por sus siglas en inglés), construirá en Teruel su base europea de vuelos estratosféricos de observación de la tierra y telecomunicaciones que comenzarán a comercializarse en 2024. Las instalaciones de la compañía -que incluirán un hangar y nave de producción, así como una plataforma de operaciones de despegue- se ubicarán en la Plataforma Aeroportuaria Teruel (PLATA) y supondrán una inversión de 25-30 millones de euros, a los que se añadirán otros 5 millones de euros en equipamiento necesario para construir y operar los HAPS. Las obras tardarán alrededor de año y medio, tras la aprobación del proyecto de ingeniería, debido a la complejidad y sofisticación de las instalaciones, según ha explicado el director de la empresa en España, Alfredo Serrano. Las actividades de fabricación y operación de estas aeronaves generarán 135 empleados directos cuando el hangar esté en pleno funcionamiento, además de otros 540 empleos indirectos.

De los 135 empleos directos especializados en los campos de ingeniería, aeronáutica, fabricación, meteorología, tecnologías de la información y desarrollo de software, 45 se generarán ya en el primer año de operación de la empresa en Teruel. Las nuevas instalaciones de la compañía albergarán la ingeniería especializada, producción y operaciones de vuelo necesarias para proporcionar servicios comerciales en Europa Mediterránea, Oriente Medio y África.

Según la propia empresa, la existencia de un sólido ecosistema aeroespacial hace de Teruel y la Plataforma Aeroportuaria de Teruel un lugar ideal para construir un estratopuerto de primer nivel. “Nuestra colaboración con el Gobierno de Aragón nos ha ayudado a ver el potencial de Teruel”, ha afirmado el fundador y CEO de Sceye, Mikkel Vestergaard. “Podemos expandir nuestras capacidades de investigación aquí, mientras también nos preparamos para escalar nuestra capacidad de producción global para el crecimiento futuro”, ha detallado.

Este proyecto contribuye al desarrollo de la agenda de proyectos estratégicos del Gobierno de Aragón, permite impulsar la creación de empleo altamente cualificado y posiciona a Aragón como un centro europeo de tecnología, investigación e innovación aeroespacial. La disponibilidad de espacio dentro de los terrenos del aeropuerto, las operaciones de tráfico aéreo reducidas, las condiciones climáticas favorables y la existencia de un sólido ecosistema aeroespacial en Teruel y PLATA facilitan la construcción del estratopuerto..

Aeronave estratosférica

La aeronave HAPS de Sceye operará en la estratosfera, a una altitud de 20 km. Estas aeronaves están diseñadas para permanecer sobre el área de operación durante varios meses seguidos. Desde esta posición, pueden proporcionar conectividad de banda ancha inalámbrica en áreas sin cobertura, monitorizar la calidad del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero, detectar incendios forestales, realizar servicios de mapeo y topografía, control del tráfico marítimo y de la pesca ilegal, entre otras utilidades.

El tejido del casco patentado por Sceye está preparado para resistir las condiciones ambientales extremas de la estratosfera y optimizar la resistencia, la retención de helio y la gestión térmica. Las baterías de alto rendimiento y los paneles solares cierran el circuito de energía: proporcionan suficiente almacenamiento energético para durar hasta el amanecer y dispone de células solares altamente eficientes para generar energía durante el día. A diferencia de los satélites, las HAPS no requieren equipos receptores terrestres especiales y se pueden aterrizar fácilmente para mantenimiento y actualizaciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats