La portada de mañana
Acceder
El Gobierno afronta el 'segundo asalto' en la batalla por subir el salario mínimo
Mapa del mayor éxodo de la última década: así se mueve la población en pandemia
Opinión - Lo que se vende y se compra con la información manipulada, por Rosa María Artal

El proyecto para el Seminario de Huesca: ¿regeneración o atentado urbanístico?

Foto del proyecto del Seminario

¿Regeneración? ¿Atentado urbanístico? El proyecto de transformación del antiguo Seminario de Huesca ha despertado críticas por su contenido y la forma de gestionarse por parte del Ayuntamiento, que en el último pleno municipal desestimó la solicitud de varias asociaciones ciudadanas para declararlo Monumento de Interés Local, lo que hubiese impedido la demolición prevista de parte de su conjunto. Chunta, sin representación municipal, ha impulsado una campaña informativa con el nombre de ‘#SosSeminario’ y la Plataforma para la Defensa del Patrimonio de Huesca estudia las posibles vías de impugnación de este proyecto levantado por el Consistorio, la Diputación Provincial y la Universidad de Zaragoza.

El Seminario data del siglo XVI y fue comprado por el Ayuntamiento al Obispado de Huesca en el año 2000. La iglesia de la Santa Cruz, dos de sus fachadas y el porticado de uno de los claustro sí cuentan con protección patrimonial; no así dos patios de los siglos XVI y XIX que serán intervenidos. El PSOE, que gobierna en minoría, contó con el apoyo de Ciudadanos para rechazar la solicitud de declararlo Monumento de Interés Local. Así, la obra se financiará con fondos europeos del programa Next Generation y el presupuesto se eleva hasta los 14 millones de euros.

El Seminario acogerá el vicerrectorado de la Universidad de Zaragoza en Huesca, una biblioteca científica y un aula magna. Será asimismo sede la biblioteca del Instituto de Estudios Altoaragoneses y contará con salas para formación. Habrá jardines y un mirador hacia la sierra de Guara y las arcadas del segundo patio se podrán ver desde el exterior a través de una gran cristalera. 

La campaña que lanza Chunta como respuesta contará con diferentes fases, según explica la formación aragonesista, comenzando por informar a la ciudadanía a través de las redes sociales de este “atropello a nuestro patrimonio” que se pretende llevar cabo, para posteriormente impulsar una recogida de firmas y otro tipo de acciones que se están diseñando. “El edificio del antiguo Seminario debe ser recuperado mediante una rehabilitación integral para, con unos usos reales pero a la vez ambiciosos, conseguir un edificio referencia para nuestra ciudad y punta de lanza para la revitalización del casco antiguo”, explica Sonia Alastruey, coordinadora de CHA-Huesca.

Se denuncia que el Ayuntamiento ha actuado “una vez más con falta de transparencia, medias verdades, nula participación ciudadana y contraviniendo los informes técnicos más solventes que prescriben el mantenimiento integral. Por ello ponemos en marcha esta campaña, para informar, fomentar la participación de los oscenses y dar a conocer los informes que alertan de este desatino que entre todos y todas debemos de parar”.

Según la Plataforma para la Defensa del Patrimonio de Huesca, “derribar la tercera parte del conjunto no es regenerar el Seminario”. Denuncia el proyecto presentado por el Ayuntamiento “para prescindir, sin justificación ni criterio, de una histórica zona del antiguo Seminario contraviniendo, de este modo, los informes técnicos más solventes que prescriben el mantenimiento integral". La Plataforma no concibe que “la Universidad y la Diputación valoren positivamente un expolio patrimonial que erosiona la memoria y abona la pérdida de identidad histórica de la ciudad”. 

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Huesca atropella la razón, a juicio de la Plataforma para la Defensa del Patrimonio de Huesca, cuando prescinde de los informes técnicos más solventes para mantener un “inexplicable proyecto de derribos en el interior del conjunto del antiguo Seminario, al menos la tercera parte de lo construido a lo largo de los siglos”. La maqueta presentada ante la junta del Patronato del Estudio General de Huesca por la responsable municipal de Urbanismo, María Rodrigo, “propone una grave mutilación al eliminar las edificaciones que rodean el patio interior, el más antiguo y eje del complejo constructivo”. 

El informe técnico elaborado a instancias de la Dirección General de Patrimonio por el prestigioso arqueólogo medievalista Alberto Gómez, tacha de “seria agresión contra el patrimonio histórico” el proyecto propuesto por los técnicos municipales, de tal manera que la directora general, Marisancho Menjón, dictó una resolución que si bien contempla la posibilidad de ejecutar reformas urbanísticas, las supedita a una supervisión arqueológica permanente a fin de determinar el valor de cada resto arqueológico “de cara a su conservación, integración o retirada”. 

“La directora general -señalan fuentes de la Plataforma-, incomprensiblemente, abre la puerta a esa supuesta regeneración o renovación urbanística que amputa piezas de enorme relevancia, pero el Ayuntamiento va mucho más allá y prescinde de todas ellas en sus planos y en sus maquetas, dando por hecho que actuará con absoluta impunidad en el ejercicio de la demolición, obviando al tiempo a la Comisión Provincial de Patrimonio que deberá pronunciarse al respecto”. 

La Plataforma estudia con sus abogados la impugnación del proyecto que “bendice el desmantelamiento sin criterio ni justificación, lo que podría suponer una malversación del patrimonio público”. Igualmente, van a elaborar un informe para dirigirlo a la Comisión Europea alertando de la posibilidad de que fondos de la UE Next Generation destinados a la reconstrucción de los daños causados por la pandemia, “puedan servir en Huesca para arruinar un monumento patrimonial gracias a la ejecución de políticas urbanísticas contrarias a las buenas prácticas, a la historia y a los tratados y acuerdos firmados por España con las instituciones europeas en materia de protección de bienes culturales”. 

La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, defiende que el proyecto va a llevarse a cabo con el aval de los informes emitidos por los técnicos y destaca el remitido por la Dirección General de Patrimonio con fecha del 19 de enero de este año. Dicha resolución autoriza una reforma urbanística siempre que se haga con las medidas obligadas y con especial atención a los restos de torreón de Levante, vinculado a la zuda medieval y que debería conservarse. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats