eldiario.es

9

ARAGÓN

Luis Felipe depende de Ciudadanos para repetir como alcalde en Huesca y las tres derechas suman a la andaluza

El PSOE gana las elecciones en Huesca con 10 ediles, pero perderá el bastón de mando si se alían PP (9), Ciudadanos (3) y Vox, que irrumpe en este escenario con un concejal

Los socialistas suman dos concejales y 2.000 votos más que en 2015 pero no podrán reeditar un pacto de izquierdas. Con Huesca es el otro partido que entra en el Consistorio pero con solo dos concejales

Ciudadano deberá decidir si apoya al PSOE o al PP. En cualquiera de los escenarios, el equipo de gobierno contará con 13 ediles y la oposición, con 12. Se quedan fuera del Consistorio Cambiar Huesca, que pasa de cuatro a ninguno, Chunta y PAR

Luis Felipe necesitará el apoyo de Ciudadanos para mantener la Alcaldía de Huesca

Luis Felipe necesitará el apoyo de Ciudadanos para mantener la Alcaldía de Huesca PSOE Huesca / Huesca

El socialista Luis Felipe deberá entenderse con Ciudadanos si quiere repetir como alcalde de Huesca. Suma dos concejales y 2.000 votos más que en 2015 pero se queda en los 10, lo que hace inviable un pacto con la otra fuerza de izquierdas que entra en el Consistorio, Con Huesca, que tiene dos. Las tres derechas, PP (9), Ciudadanos (3) y Vox (1), que también irrumpe en este escenario, pueden devolver la Alcaldía a la popular Ana Alós si se produce un pacto a la andaluza. Las elecciones de este 26 de mayo dejan un panorama muy distinto al de la anterior legislatura.

El PSOE, que en 2015 necesitó de un triple acuerdo con Cambiar Huesca y Aragón Sí Puede para gobernar, ha ganado las elecciones. Pero se trata de un triunfo amargo. Que descarta cualquier entendimiento con la confluencia de izquierdas que lidera Pilar Novales porque los números no alcanzan. Ciudadanos, con José Luis Cadena al frente, tiene la llave de la gobernabilidad. Les buscará un PP que apenas se mueve de sus coordenadas, de nuevo con 9 concejales y con 500 votos menos que hace cuatro años. En las dos combinaciones, los partidos que gobiernen reunirán 13 concejales por 12 de la oposición.

Luis Felipe, ha asegurado que se sienten “legitimados para liderar el gobierno de la ciudad de Huesca”. Felipe destacaba que esta “ha sido una jornada de participación, de tranquilidad y de normalidad democrática” y hablaba de una “doble satisfacción: una, que la fiesta de la democracia ha transcurrido con absoluta normalidad; y dos, haber ganado las elecciones”.

El mapa político en todos los espacios, señalaba, “conlleva fraccionamiento y negociación. Y a nosotros no se nos ha dado mal la negociación” y recordaba que durante los últimos 4 años “hemos sido gobierno pactando, y con 10 concejales conseguimos sacar adelante los presupuestos del ayuntamiento a través de la negociación”. “Va a tocar negociar”, reconocía, “pero con la legitimidad que nos da ser la lista más votada”.

PP, Ciudadanos y Vox suponen la alternativa que devolvería a la derecha un Ayuntamiento de Huesca que ya tuvo a Alós como alcaldesa entre 2011 y 2015. Para ello, se tendría que reeditar el pacto andaluz a la espera de lo que suceda entre PSOE y Ciudadanos en otras capitales y comunidades autónomas. La formación naranja suma un concejal más y Vox cierra el paso a Cambiar Huesca, que pasa de cuatro ediles a ninguno y se ha quedado a 200 votos de la ultraderecha, y a CHA y PAR, que por segunda legislatura consecutiva se quedarán fuera del Consistorio.

En 2015, PSOE, Cambiar Huesca y Aragón Sí Puede alcanzaron un acuerdo que les permitió afrontar la gobernabilidad de manera cómoda con 14 ediles frente a PP y Ciudadanos. Sin embargo, la polémica por las dos presuntas agresiones sexuales de las pasadas fiestas de San Lorenzo hizo pactar el salto por los aires y, ante las críticas de Cambiar, Luis Felipe decidió destituir a sus cuatro concejales del equipo de gobierno.

Terminó la legislatura gobernando en minoría, con diez, y confiado en sacar adelante la reelección sacando músculo con proyectos urbanísticos como el del Paseo de Ramón y Cajal. Ahora, y con el cordón sanitario al PSOE en boga de todos, la presión recaerá en una Alós que fue elegida senadora el 28A y que deberá decidir si quiere gobernar apoyándose en Vox. Sobre todo, la patata caliente estará en las manos de la formación naranja: dar continuidad al gobierno socialista de Felipe o seguir la línea que se impuso en Andalucía y que parece desandarse ahora a nivel nacional.

Cambiar Huesca, con Pilar Callén al frente, pierde los cuatro concejales con que contaba después de haber presentado una candidatura repleta de caras nuevas y tras la salida de Pilar Novales tanto de ella como de Izquierda Unida, lo que ha provocado roces en las últimas semanas entre las dos confluencias. La suma de los votos de Cambiar y Con Huesca le hubieran situado a esta hipotética fuerza como la tercera del Ayuntamiento tras PSOE y PP. Chunta y Partido Aragonés han vuelto a fracasar como en 2015 y con dos caras nuevas al frente, Sonia Alastruey y Fernando Carrera, respectivamente.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha