¿Qué pasaría si la aviación comercial fuera un país?

Avionlandia.

¿Qué pasa si comparamos la aviación comercial con un país? La población sería equivalente a 4.100 millones de viajeros, tres veces la población de China; su PIB anual alcanza 704.400 millones de dólares, como el de Suiza; y con su actividad lanza a la atmósfera 859 millones de toneladas de CO al año, más del doble que España.

Sin embargo, a diferencia del resto de países, Avionlandia no está obligado a rendir cuentas a nadie por sus emisiones, el 80% de las cuales se generan en trayectos de más de 1.500 kilómetros. Mientras los países del mundo acordaron en diciembre de 2015 firmar el Acuerdo de París, el primer tratado internacional contra el cambio climático; y muchos de esos estados, como los de la Unión Europea, deben respetar un objetivo de reducción de emisiones, los aviones, no. Esta industria, que representa el 2% de las emisiones globales, está fuera de la regulación internacional.

Mientras las emisiones globales de CO de los aviones crecen (859 millones de toneladas de CO en 2017 respecto a 781 millones en 2015), transportando a más pasajeros cada año, este mismo lunes la organización Transport and Environment ha hecho público un informe de la Comisión Europea en el que se concluye que instaurar una tasa al queroseno en la UE (ahora inexistente), reduciría un 11% las emisiones de CO de la aviación sin que esto tuviera un impacto negativo sobre la economía.  

La industria de la aviación firmó en noviembre de 2016 el primer acuerdo global de reducción, pero solo arranca en 2020 y será voluntario hasta 2027.

Esta sección en eldiario.es está realizada por Ballena Blanca. Puedes ver más sobre este proyecto periodístico aquí. aquí   

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats