Música para nuestro cuerpo

El sonido está presente en todo lo que nos rodea. El ruido que provoca el viento, las olas rompiendo contra las rocas, el canto de los pájaros… La vida es una gran orquesta en la que todos somos seres musicales. Somos pura vibración. Nuestro cuerpo es una caja de resonancia. El sonido –y por extensión, la música– afecta a nuestra vida.

“Los sonidos nos hablan y nos afectan profundamente, lo queramos o no, interactuando (...) con nuestra mente y con nuestras emociones, incluso antes de nacer”, asegura el doctor Efthymios Papatzikis, profesor de Psicología y Neurociencia de la Canadian University Dubai y asesor de la Fundación Botín. Un grupo de hospitales en Israel lo comprobó con sus unidades de bebés prematuros. Le llamaron el “efecto Mozart”. Los niños expuestos a la música del compositor austríaco aumentaban de peso más rápidamente que el resto.

Y no sólo funciona con los bebés prematuros. Marta Toro, doctora en Ciencias, compositora y especialista en problemas de atención de niños, ha comprobado los efectos y beneficios de la musicoterapia. Por eso, ha desarrollado Crecer con Confianza, un método musical que enseña a los niños cómo relajarse y, al mismo tiempo, a aumentar su capacidad de concentración y atención. La doctora Toro explica, por ejemplo, que una emoción musical intensa se relaciona con regiones cerebrales que participan en el proceso de recompensa y estímulo.

Jordi Pujolá, psicólogo y terapeuta del sonido, lleva seis años haciendo lo que él llama MdS, masajes de sonido que realiza en grupo e individualmente. Con el MdS profundiza, según él, en "los poderosos efectos que producen la vibración de la voz y toda una serie de instrumentos ancestrales que utiliza, tocados en directo". Explica que su trabajo puede ser terapéutico o simplemente útil para llevar a la mente a un estado sereno. Pujolá trabaja con adultos y niños. Tiene mucha experiencia, en concreto con niños autistas. “El día que asisten a la terapia están más relajados y por la noche duermen casi de seguido”, afirma. El sonido siempre deja huella”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats