Un barco de pesca gallego atracado en Cantabria, nuevo posible foco de un brote de coronavirus

Barcos de pesca atracados en el puerto.

0

Un caso de coronavirus importado del brote de la localidad gallega de Burela ha hecho saltar de nuevo todas las alarmas y ha activado los protocolos de detección y rastreo de COVID-19 en Cantabria después de que la Consejería de Sanidad haya registrado en las últimas horas un posible foco de la enfermedad que trae de cabeza a todo el planeta en un barco llegado de Galicia para la pesca del atún en aguas del Cantábrico y que se encuentra amarrado en estos momentos en Laredo.

Cantabria levanta la cuarentena al edificio confinado de Santander tras diez días de encierro sin nuevos casos

Cantabria levanta la cuarentena al edificio confinado de Santander tras diez días de encierro sin nuevos casos

Según han confirmado las autoridades sanitarias de Cantabria, uno de los marineros del pesquero gallego que embarcó en Burela para la pesca del atún ha dado positivo. Puesto que era contacto estrecho de un caso confirmado en su localidad de origen, se le ha realizado la prueba de PCR en su estancia en la comunidad autónoma antes de volver a embarcar, lo que ha permitido detectar el foco.

De esta manera, la Dirección General de Salud Pública ha activado todos los protocolos de control y seguimiento, ha procedido al aislamiento del marinero infectado y de los otros dos tripulantes del barco. Además, el equipo de rastreadores de Salud Púbica ha detectado contactos en las tripulaciones de siete embarcaciones más con base en Galicia, Asturias y País Vasco, que actualmente se encuentran faenando en la mar.

En las últimas horas se han realizado pruebas PCR en el Centro de Salud de Laredo a todos los contactos que pudieran estar relacionados con el caso positivo en su estancia en Cantabria. Además, Salud Pública está contactando con todas las embarcaciones para extremar las precauciones, anticipar la detección de posibles casos y proceder de inmediato a su aislamiento, para evitar cualquier riesgo de transmisión de la enfermedad.

"La situación del coronavirus en Cantabria permanece estable. Hemos tenido un nuevo caso positivo en un marinero, que es un caso importado que proviene del brote de Burela. Como siempre en Cantabria, reaccionamos con mucha contundencia y mucha firmeza. Aunque solo sea un caso positivo, hemos desplegado todo nuestro sistema de estudio de contactos, todos los contactos están aislados, e incluso hemos localizado a los contactos de los contactos. Hemos iniciado el procedimiento para hacer PCR tempranas y todo sigue estable, dentro de los cauces de contención del coronavirus", ha subrayado la directora general de Salud Pública, Paloma Navas.

Fin del foco de Santander

Esta misma semana, el Gobierno de Cantabria había levantado la cuarentena del edificio confinado en Santander tras diez días encerrados al no presentar nuevos casos en las últimas pruebas realizadas. De esta forma, los 80 vecinos que se encontraban en sus casas desde el pasado 27 de junio pudieron volver a la nueva normalidad al no haberse tratado de un brote significativo en lo que se refiere a magnitud -únicamente hubo 15 contagiados-, ni en gravedad, ya que todos los casos han sido leves o incluso sin síntomas.

Una jornada más no se ha producido ningún fallecido, por lo que la cifra de muertos con coronavirus continúa en 211 personas, ni tampoco ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos, según datos de la Consejería de Sanidad de las últimas 24 horas.

Etiquetas
Publicado el
10 de julio de 2020 - 21:21 h

Descubre nuestras apps

stats