Santander gastará cerca de 67.000 euros en el nuevo mástil para la bandera española en Puertochico

Bandera española en Puertochico antes de ser retirada para su reparación.

El Ayuntamiento de Santander acaba de licitar por 61.726 euros el nuevo mástil de la bandera española que se instalará en la glorieta de Puertochico, que medirá 25,10 metros de altura y será de acero inoxidable. Al precio de la bandera cabe añadir 4.900 euros más que es lo que ha costado la redacción del proyecto, elaborado por la empresa Dynamis. En total, renovar la instalación, que se levanta sobre la cubierta del parking subterráneo de Castelar, costará en torno a 67.000 euros a la ciudad.

Santander instala una bandera de España con forma de árbol de Navidad en Puertochico

Santander instala una bandera de España con forma de árbol de Navidad en Puertochico

El mástil con una bandera de 10x7 metros fue instalado por primera vez en 2008 con motivo de los actos programados para conmemorar el trigésimo aniversario de la Constitución Española, bajo el mandato de Íñigo de la Serna (PP). Desde entonces se ha mantenido en el lugar hasta el pasado año en que se retiró. Mientras se redactaba un estudio, previo a su actual licitación, su lugar está cubierto por una ornamentación floral rojigualda de forma permanente, cuando no es ocupado, como ocurrió en diciembre, por un árbol navideño con los colores de la enseña nacional.

Tras 12 años de servicio el mástil fue retirado por el desgaste de material de la zona de anclaje y pernos de sujeción en 2020, pero ya antes, en 2018, tuvo que ser retirado transitoriamente por el mismo motivo. Entonces la enseña, que tenía unas dimensiones de 10x7 metros cuadrado fue sustituida por otra más pequeña de 9x6 metros cuadrados para reducir los esfuerzos que debía soportar. Con el nuevo mástil, la bandera recuperará sus dimensiones originarias.

La envergadura de la instalación y la superficie de la bandera ha hecho que en estos años los Bomberos Municipales hayan tenido que arriarla periódicamente cuando arreciaba el viento y por motivos de seguridad. Su presencia no ha deparado apenas anécdotas, salvo el robo por tres jóvenes franceses de la bandera en 2011 durante un fin de semana y la sustitución por un peculiar árbol navideño rojigualda las pasadas navidades. Ante las críticas con que se recibió la instalación navideña la alcaldesa Gema Igual (PP) recordó en prensa que esa había sido siempre el emplazamiento de la bandera y que, por si alguien no se había dado cuenta, “seguimos siendo españoles, que nadie se olvide”.

El mástil con su enseña ya es un icono del gobierno municipal hasta el punto de que la bandera ha dado nombre a la rotonda, a la que desde la institución se denomina oficiosamente como rotonda de la Bandera porque “siempre ha estado ahí”, justifica. No obstante, no siempre hubo una bandera en el lugar ni se la llamó así. Previamente fue la plaza de Matías Montero, cuya rotonda exhibía una columna griega truncada en homenaje al falangista asesinado en 1934, uno de los iconos del franquismo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats