Cantabria ayudará con 1.500 euros a empresas y con 300 euros a trabajadores en ERTE entre octubre y febrero

Un obrero trabaja en la construcción de un edificio en Santander. Archivo.

Cantabria repartirá ayudas entre empresas y trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE) por la pandemia del coronavirus entre octubre del año pasado y febrero del presente ejercicio. Serán de 300 euros a los empleados y se podrán beneficiar 9.000; y de 1.500 euros para las empresas, con 1.800 perceptoras en este caso y hasta un máximo de 3.000 euros cada una.

Así figura en el II Acuerdo del Diálogo Social ante la COVID-19, dotado con 13 millones de euros y ratificado este miércoles por el Pleno del Consejo del Diálogo Social, tras el pacto alcanzado entre el Gobierno regional y los agentes sociales. El pacto se orienta a apoyar la contratación, la conciliación y el sostenimiento de los puestos de trabajo, y se suma al consensuado el año pasado, dotado con 90 millones y que abarcaba más cuestiones.

Las nuevas ayudas, de un pago único a los trabajadores, se abonarán en el marco de una ley que se regulará "lo más rápido posible", según ha indicado la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, que ha participado en la ratificación del acuerdo. También ha sido firmado por el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, el de CEOE-Cepyme, Enrique Conde, y los secretarios generales de CCOO y UGT, Carlos Sánchez y Mariano Carmona.

La rúbrica se ha producido después de que Ejecutivo y agentes sociales dieran, el pasado viernes, luz verde al acuerdo en la reunión de la Comisión Permanente del Diálogo Social. Las herramientas incluidas en este II Acuerdo permitirán "afianzar" y "potenciar" el apoyo a trabajadores y empresas ante la crisis económica y para afrontar la recuperación, según ha indicado el jefe del Gobierno, que espera que alcanzar otro y por unanimidad en la Cámara para que el dinero aprobado llegue "cuanto antes" a los beneficiarios.

El pasado ejercicio, esta tramitación se hizo en "tiempo récord", según ha recordado la titular de Economía y Hacienda. Por su parte, el portavoz de Comisiones Obreras ha indicado que un porcentaje "altísimo" de los nuevos beneficiarios, en torno al 85%, serán trabajadores y empresas de los sectores de hostelería y comercio, de los más afectados por las restricciones sanitarias.

Las medidas

El nuevo Acuerdo del Diálogo Social de Cantabria incluye como una de sus novedades la posibilidad de que empresas o autónomos puedan contratar desempleados para sustituir a quienes se encuentren en situación de incapacidad temporal por contagio o aislamiento provocado por la Covid-19. La subvención para esta contratación será del 100% del Salario Mínimo Interprofesional a jornada completa.

El apoyo a la contratación se completa con la puesta en marcha de subvenciones para la contratación inicial indefinida durante el año 2021, así como la transformación de contratos temporales en indefinidos; todos ellos con un mínimo del 60% de la jornada laboral. En ambos casos la vigencia mínima del contrato indefinido será de un año e implica el compromiso de mantenimiento o incremento del empleo, para lo que se hará un seguimiento en las empresas donde se aplique, comparando el número medio de trabajadores en alta que tenían en 2020 con los que hayan permanecido en 2021.

El acuerdo estipula igualmente ayudas dirigidas a trabajadores que hayan reducido su jornada laboral en virtud del Plan MECUIDA o hayan solicitado una excedencia por el cuidado de hijos e hijas o familiares. También se ha incorporado una nueva ayuda destinada a apoyar la conciliación de las responsabilidades laborales y familiares de trabajadores o desempleados con hijos a su cargo o personas incapacitadas sometidas a su tutela.

Por último, el acuerdo recoge las nuevas ayudas de compensación económica para trabajadores afectados por ERTE, otra de apoyo a la viabilidad de empresas y autónomos, a las que se agrega una específica para cubrir los gastos en material de seguridad y protección para la COVID-19. Las ayudas para trabajadores afectados por ERTE de suspensión o reducción de jornada, incluidos los fijos discontinuos, tienen como requisito que la regulación de empleo sea de al menos 30 días e implica una cuantía subvencionable de 300 euros en un pago único y para todos ellos, sin límite máximo de la base reguladora para poder acceder a ellas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats