Cantabria destinará casi 1.000 millones de euros a Sanidad el próximo año

La consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, presenta a los grupos parlamentarios el plan presupuestario de 2021.

Las cuentas públicas de Cantabria para el año que viene estarán marcadas de manera determinante por la evolución de la pandemia de la COVID-19. El avance del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2021, que el Gobierno bipartito PRC-PSOE tiene prácticamente listo para su aprobación a la espera de las incorporaciones de última hora que se puedan introducir durante la negociación con los agentes sociales y los partidos de la oposición, registra cifras récord y asciende por primera vez por encima de los 3.000 millones de euros, con un crecimiento del 6,6 por ciento respecto al pasado ejercicio y convirtiéndose de esta forma en el más elevado de la historia de la autonomía.

En el documento que el Ejecutivo ha presentado a lo largo de este jueves a patronal, sindicatos y grupos políticos con representación parlamentaria, y al que ha tenido acceso elDiario.es, se incide en el gasto sanitario que deberá desembolsar durante el próximo año, y que ronda los 1.000 millones de euros, un tercio del total del gasto comprometido. En concreto, el departamento que dirige Miguel Rodríguez (PSOE) dispondrá de 25,9 millones de euros a cargo de la Consejería de Sanidad y otros 970,7 millones para el Servicio Cántabro de Salud, que responde de la Atención Primaria y de la Atención Especializada en el conjunto de la comunidad autónoma.

Además, en materia educativa, la Consejería que tiene a Marina Lombó (PRC) como máxima responsable dispondrá de un presupuesto para el próximo ejercicio superior a los 500 millones de euros para afrontar las inversiones relacionadas con la Educación Infantil, Primaria, Secundaria y la Formación Profesional. A esta partida habría que sumarle los más de 86 millones de euros con los que contará la Dirección General de Universidades e Investigación, en este caso, dependiente del departamento que dirige Pablo Zuloaga (PSOE), y que se destinarán principalmente a abonar el contrato-programa con el que el Gobierno autonómico financia la labor de la Universidad de Cantabria.

También destaca la inversión comprometida en materias sensibles para los ciudadanos, más aún en el actual contexto de crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus, y es que la Consejería de Empleo y Políticas Sociales que encabeza Ana Belén Álvarez dispondrá de casi 32 millones de euros, de los que más de la mitad son para la Dirección General de Vivienda. A su vez, el Servicio Cántabro de Empleo contará con otros 100 millones y el Instituto Cántabro de Servicios Sociales contará con 238,5 millones, ambos organismos dependientes de esta misma Consejería de reciente creación en la presente legislatura.

Mientras que las áreas sociales del Gobierno acaparan casi el 70% del total de las cuentas públicas del próximo ejercicio, hay una partida que se lleva un pellizco importante del Presupuesto, en concreto, 474,9 millones. Se trata de la deuda pública que debe afrontar el Ejecutivo, y que supone más del 15% del total.

Otra de las consejerías con un mayor presupuesto será la de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que contará con 143,5 millones de euros, de los que más de la mitad irán para la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, que se llevará casi 81,7 millones. Dentro de este departamento, dirigido por Guillermo Blanco (PRC), habrá 20,1 millones para el área de Desarrollo Rural, 14,8 para Ganadería y 15,5 para Pesca y Alimentación.

Por otra parte, 144,6 millones irán para la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo y 89,7 a la de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, dirigidas por los también regionalistas José Luis Gochicoa y Francisco Martín, respectivamente. Además, la Consejería que dirige Paula Fernández (PRC) tendrá una partida global de 113,4 millones.

Destacan, además, los 25,2 millones de euros que irán a la Cultura y al Patrimonio Cultural y Memoria, ámbitos gestionados todos ellos desde la Consejería que dirige el vicepresidente Pablo Zuloaga (PSOE). Además, el secretario general de los socialistas cántabros contará con 8,6 millones para Deporte; 5,1 millones para las áreas de Igualdad y Mujer, 3,4 para Juventud y 2,9 para Cooperación al Desarrollo.

Para la Consejería de Economía y Hacienda, liderada por María Sánchez (PSOE) y encargada de elaborar las cuentas públicas de la comunidad autónoma, se destinan en total 38,7 millones, en unos presupuestos que también incluyen una partida cercana a los 8 millones para el funcionamiento ordinario del Parlamento de Cantabria y otros 9 millones para atender al Servicio de Emergencias dependiente del Gobierno autonómico.

Incertidumbre económica

Desde el Ejecutivo subrayan que estas cuentas han sido diseñadas en un contexto de "elevada incertidumbre", con una caída del PIB por la crisis de la COVID del 4,7% en el primer trimestre y del 13,5% en el segundo. De hecho, el Consejo de Gobierno ha aprobado esta misma semana el techo de gasto para 2021, que ha quedado fijado en 2.642 millones, una cantidad que supone un incremento de 185 millones más que el establecido para 2020, con una subida del 7,5%.

Se tienen en cuenta en estas previsiones algunas de las partidas que el Gobierno de España ha incluido en los Presupuestos Generales del Estado para 2021, como los 44 millones destinados a abonar la deuda por las obras del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, por ejemplo, pero no incluyen aún la más que probable inyección económica proveniente de los fondos europeos destinados a la reactivación del mercado tras la crisis de la COVID-19.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2020 - 23:51 h

Descubre nuestras apps

stats