El Gobierno de Cantabria ultima el estudio de áreas rurales prioritarias para desarrollar un plan contra la exclusión bancaria

Valderredible, en Cantabria.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, ha anunciado que su departamento ultima el estudio previo que identificará las áreas rurales donde serán prioritarias las actuaciones del plan contra la exclusión bancaria, que se pondrá en marcha en 2021 para incrementar estos servicios en los pueblos de Cantabria.

La titular de Presidencia ha informado de ello tras reunirse hoy con el alcalde de Valderredible, Fernando Fernández, a quien ha anunciado que la comarca de Campoo será una de las áreas donde se desarrollará la iniciativa tendente a instalar cajeros automáticos en pueblos que carezcan de estos servicios.

Para ello, se ha solicitado a los 39 ayuntamientos en situación de riesgo severo de despoblamiento que identifiquen los lugares donde han cerrado oficinas bancarias y donde se considera necesaria su instalación para hacer frente a la exclusión financiera. Fernández Viaña ha señalado que la lucha contra el despoblamiento en las zonas rurales es una "prioridad" del Gobierno de Cantabria y del Consejo Asesor que se ha creado al efecto y ha considerado que los servicios bancarios son "esenciales" para revertir ese problema.

"Es necesaria una actuación urgente e inmediata" ante el cierre de oficinas, ha opinado la consejera, quien ha apuntado que en 2021 comenzará a desarrollarse el plan del Gobierno para hacer frente al "aislamiento financiero" en los pueblos. A su juicio, este proyecto para reforzar los servicios bancarios será muy importante para las personas mayores, "que no pueden en muchas ocasiones desplazarse", pero también para la propia actividad económica de la zona, "que se verá reactivada y estimulada".

Por su parte, el alcalde ha valorado el alcance de la iniciativa de la Consejería de Presidencia y su especial utilidad para un territorio extenso como es Valderredible y que cuenta con población envejecida. Este Ayuntamiento ha sufrido en el último tiempo el cierre de la oficina bancaria de Villanueva de la Nía y solo cuenta con este servicio, en días alternos, en la localidad de Polientes.

"Demandamos habilitar en esta zona (Villanueva de la Nía) un cajero automático como medida para acercar los servicios bancarios a los vecinos", ha señalado el alcalde, quien además ha demandado que la oficina de Polientes abra sus puertas de forma diaria. "Es un tema que necesitamos sí o sí", ha remarcado.

Por otro lado, la consejera y el alcalde han repasado otros proyectos de Valderredible para reforzar los servicios municipales. En concreto, han estudiado la posibilidad de implantar un tributo municipal para obtener nuevos recursos económicos a través de la aplicación de una tasa a las compañías eléctricas por el uso que hacen de los bienes de dominio público para el transporte de energía.

El alcalde ha señalado que será un asunto que deberá debatirse en el seno de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC), pero ha apuntado que otros ayuntamientos del país cuentan con resoluciones judiciales favorables y han dado pasos para implantar esta tasa.

Etiquetas
Publicado el
11 de diciembre de 2020 - 15:14 h

Descubre nuestras apps

stats