La portada de mañana
Acceder
La hora de Casado: el discurso de Abascal allana el camino al 'no' del PP
El estado de alarma, principal escollo en la negociación de Sanidad con las Comunidades
Opinión - Fact-check para Trapero, por Elisa Beni

Los municipios cántabros afrontan la segunda ola del coronavirus con cifras que alejan las restricciones

La segunda ola del coronavirus ha hecho crecer de forma alarmante el número de contagios en Cantabria en la recta final del verano, lo que ha provocado que la comunidad autónoma tenga en estos momentos más casos activos de los que hubo en el etapa más dura de la pandemia de la COVID-19 en los meses de marzo y abril. A lo largo del mes de septiembre han fallecido un total de 13 personas como consecuencia de la enfermedad, y los centros hospitalarias han comenzado a notar de nuevo una presión asistencial importante, aunque sin llegar a las cifras de pacientes ingresados que estuvieron a punto de colapsar el sistema. Sin embargo, un análisis exhaustivo de los datos de los últimos 14 días municipio a municipio, como se puede observar en el mapa, permite concluir que todos ellos están lejos por ahora de las restricciones que conlleva un crecimiento descontrolado de los casos.



El confinamiento perimetral de cinco calles en el barrio torrelaveguense de La Inmobiliaria y el cordón sanitario impuesto a Santoña, por sendos brotes descontrolados, junto a la cuarentena a la que se sometió a un único edificio en la calle Nicolás Salmerón de Santander en la etapa inicial de la desescalada, han sido los únicos puntos negros que han exigido medidas alternativas a las de la 'nueva normalidad' que rige en todo el país tras el estado de alarma que encerró a millones de personas en sus casas para frenar la tendencia ascendentes del coronavirus. De momento, el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), da por doblegada la curva en Cantabria en esta segunda ola de la COVID-19 y las nuevas directrices que propone el Gobierno de España para controlar la pandemia no afectan directamente a ninguno de los pueblos y ciudades de la comunidad autónoma.

El documento del Ministerio de Sanidad, al que ha tenido acceso elDiario.es, se tiene que aprobar en el Consejo Interterritorial de Salud y contempla las medidas que se aplicarán en ciudades de más de 100.000 habitantes, incidencia superior a 500 por 100.000 habitantes los últimos 14 días, positividad de más del 10% y ocupación de las UCI por encima de 35%, criterios que solo cumplen diez ciudades de la Comunidad de Madrid, incluida la capital. El borrador especifica que la tasa de incidencia "por encima de los 250 casos por 100.000 habitantes" ya puede considerarse "un indicador de alto riesgo de transmisión descontrolada en el territorio afectado" y, por lo tanto, no se debe esperar a tener la tasa de 500 sino que en ese punto ya "se debe garantizar un alto nivel de capacidad de detección".

Las características geográficas y demográficas de Cantabria dejan fuera de estos criterios a la inmensa mayoría del territorio, ya que tan solo Santander supera los 100.000 habitantes. En estos momentos, la incidencia en la capital es de 336 positivos en los últimos 14 días y una tasa de 195 por 100.000 habitantes, que además está en descenso ya que sus datos han ido mejorando en las últimas semanas tras el fin del verano y el cierre de la temporada alta turística. En Torrelavega, por ejemplo, la tasa está en 243, mientras que en Castro Urdiales alcanza los 228 casos por 100.000 habitantes y en Camargo los 135.

Por encima de los 500 casos, o muy por encima de esa tasa, incluso, se encuentran municipios como San Pedro del Romeral, Saro, Campoo de Yuso, Vega de Pas, Solórzano o Villafufre, pero con una casuística muy particular, ya que al tratarse de pueblos que rondan el millar de habitantes, en el mejor de los casos, un simple brote en el ámbito familiar que afecte a una decena de personas dispara las estadísticas de manera artificial, puesto que no significa que exista una transmisión comunitaria del virus y puede tratarse de un foco de contagios controlado con el trabajo rutinario de los rastreadores.

Etiquetas
Publicado el
30 de septiembre de 2020 - 12:52 h

Descubre nuestras apps

stats