eldiario.es

9

Crónica de una separación anunciada

La tragedia de esta separación es que sus diferencias no son excluyentes sino complementarias. Un partido debe ser realista sin perder su idealismo

85 Comentarios

Estaba escrito que los Anticapitalistas acabarían dejando Podemos. Hace tiempo que las diferencias estratégicas con la dirección central eran clamorosas. Primero ha sido Teresa Rodríguez que reclamaba independencia para construir un proyecto más autonómico. Después se ha manifestado el resto de su corriente que se opone al gobierno de coalición por considerarlo una subordinación al PSOE y al régimen del 78. Pero como en la novela de García Márquez, no por anunciada esta muerte deja de ser lamentable.

No sólo porque es la enésima ruptura de la izquierda sino porque creo que la tensión entre ambas posturas era enriquecedora para hacer de Podemos una fuerza más amplia. La tragedia de esta separación es que sus diferencias no son excluyentes sino complementarias. Un partido debe ser realista sin perder su idealismo, pragmático sin renunciar a las utopías, firme sin dejar de cuestionarse. Debe estar unido sin excluir el debate.

Tienen razón los Anticapis cuando constatan que la entrada de Unidas Podemos en el gobierno se hace a costa de renuncias programáticas y fundacionales. Hasta el propio Iglesias anunció que tendría que plegar velas para que el barco no se hundiese y ya lo estamos viendo: no se derogará toda la reforma laboral, no se reclamará el préstamo a la banca, no se ha protestado por el nombramiento de una fiscal general del PSOE y el gobierno ha aceptado la impresentable sentencia de Estrasburgo que avala las "devoluciones en caliente", entre otros sapos a tragar.

Pero también estamos viendo cómo la entrada de los morados en el gobierno ha hecho a Sánchez virar a la izquierda y anunciar medidas como la subida del Salario Mínimo y las pensiones, un impuesto a las grandes digitales y financieras, la regulación de la publicidad del juego, la legalización de la eutanasia, la derogación de las leyes Mordaza o la reforma de los tipos penales de sedición y violación. No son pocos avances para tan poco tiempo ni creo que se hubieran conseguido con Podemos fuera del Ejecutivo.

Es cierto que la fortaleza de Teresa Rodríguez en Andalucía hubiera justificado darle más aire. También lo es que sus bases andaluzas votaron masivamente por la coalición gubernamental. Ella misma dijo que Iglesias debía continuar al frente del proyecto aunque los inscritos no votasen su lista y programa. Podría haberse aplicado el cuento. Por otra parte, el secretario general ha ido perdiendo uno a uno a sus compañeros fundadores, lo que debería llevarle a la autocrítica sobre un liderazgo demasiado férreo y excluyente.

Creo que se equivocan los Anticapis abandonando un partido que gobierna, en el que podrían hacer la oposición interna necesaria para corregir el rumbo del barco cuando pliegue velas. Ahora Errejón y Carmena lamentan su escisión, espero que no les pase lo mismo. Iglesias ha cometido errores que ha pagado en las urnas, pero ha tenido éxito llevando el barco hasta Moncloa desde donde se puede tripular el país. Más éxito aún habría sido conservar a Rodríguez al timón de Andalucía. Dos no se pelean si uno no quiere. Se ve que los dos han querido. Aunque se agradezca el tono conciliador de la separación, es una pena que no hayan sabido seguir juntos.

Carne Cruda es independiente sólo gracias a los oyentes que nos financian. No podemos hacer periodismo libre si tú no nos ayudas.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha