La cosecha de almendra será un 88% mayor que la de 2019 llegando a las 18.285 toneladas

Almendros en Toledo

La cosecha de almendra de Castilla-La Mancha se recuperará este 2020, después de la baja producción que hubo el pasado año. Según la comisión sectorial de Frutos secos de Cooperativas Agroalimentarias, la estimación de cosecha en la campaña 2020 prevé una recolección de 18.278 toneladas de almendras en la región, localizada principalmente en la provincia de Albacete con el 57%. Esto supone una variación del 88,15% más que la campaña anterior.

Según el desglose de los datos, se estima una producción de 14.979 toneladas de secano y 3.298 de regadío.

En el caso del pistacho es pronto todavía para hacer una estimación de cosecha, pero se ha confirmado para 2019 una producción en la región de 2.200 toneladas.

En la reunión, se analizaron las perspectivas de mercado, señalando, según ha explicado el portavoz de Frutos secos de Cooperativas Agro-alimentarias Emilio Galdrán, que hasta el inicio de la pandemia, la situación de la almendra era buena, pero conforme han ido pasando los meses la incertidumbre se ha instalado en los mercados y ha ocasionado una bajada en las cotizaciones de todas la lonjas, en parte también como consecuencia de la presión que está ejerciendo la almendra americana en Europa, ya que la entrada está siendo elevada fundamentalmente como consecuencia de las dificultades que tiene EEUU para comercializar su almendra en China ante la guerra comercial que mantienen.

Ante esta situación se echan en falta acuerdo bilaterales de la UE con China u otros países, grandes consumidores de almendra como puede ser Marruecos, más próximos que ayuden a la comercialización de la almendra Española.

En el caso del pistacho, según ha comentado el secretario de SAT Pistamancha Joaquín Cayuela, el COVID-19 ocasiono que en el mes de marzo no se hiciesen operaciones al rechazar la bajada de precio que se pretendía, pero, tras aguantar los precios, después se han reanudado las operaciones.

Tanto en la almendra como en el pistacho se destaca el diferencial positivo que existe en la producción ecológica respecto a la convencional, observando también en el caso de la almendra como la producción ecológica ha tenido un menor descenso de precio que la convencional en los últimos meses.

Una ayuda al almendro tradicional

 Entre las demandas del sector continúa la reivindicación de la ayuda nacional a los frutos de cáscara en la próxima PAC, concretando la petición en una ayuda a las plantaciones tradicionales de almendro ubicadas en zonas con elevado valor social, medioambiental y económico, así como un plan de reestructuración de estas plantaciones para asegurar su viabilidad.

Por último se presentó la propuesta de los eco-esquemas para la nueva PAC, a través de los cuales se propone un catálogo de actuaciones que serían aplicables individualmente o acumulables, y así generar más o menos ayuda, entre las cuales se encuentran: cubiertas vegetales en las calles de las parcelas, la incorporación de los restos de poda triturados al suelo en toda la explotación, la utilización de los residuos de  poda como biomasa en las cooperativas que suscriban contrato, la fertilización con base de nutrientes y enmiendas orgánicas del 15% de superficie (estiércol), Uso eficiente del riego deficitario y la creación y conservación de refugios de Biodiversidad, al menos un 3% de la superficie.

Etiquetas
Publicado el
6 de junio de 2020 - 12:13 h

Descubre nuestras apps

stats