La diferencia entre el precio al productor y el que paga el consumidor se incrementa según avanza la crisis

Ajos y cebollas

La diferencia entre los precios en origen y destino de los alimentos sigue creciendo según discurren las semanas durante la crisis sanitaria. Así, el estudio realizado por COAG tomando como referencia el Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos (IPOD) del mes de abril, esta diferencia se ha incrementado con relación a las semanas anteriores ya que mientras en marzo de 2020 este IPOD estaba en el 4,3, en el mes de abril está en el 4,9.

Este incremento afecta tanto a los productos del campo como a los ganaderos. Así, en lo que respecta a la agricultura, la diferencia en marzo era de 4,69 y en abril está en 5,32. En el caso de los productos ganaderos, el crecimiento va desde los 3,02 de marzo a los 3,34 de abril.

El producto que más se encarece es la cebolla, que multiplica su precio más de 18 veces desde el consumidor que vende el kilo a 0,07 mientras que al llegar al consumidor ese precio es de 1.26 euros.

Le siguen, el pepino, la lechuga y la alcachofa, que multiplican su precio entre ocho y diez veces al llegar al consumidor. En el caso del pepino, el producto lo vende a 0,20 euros el kilo, y llega al mercado al 1,85, lo que supone un incremento del 825% en el precio.

En cuanto a los productos ganaderos, lo que más incrementa el precio es la ternera, ya que el precio se multiplica por más de cuatro veces pasando de los 3,76 euros que recibe el productor por kilo a los 15,98 que paga el consumidor, lo que supone un incremento del 325%.

El cordero sigue bajando su precio, ya que en el mes de marzo se pagaba al producto a 3,08 el kilo y llegaba al consumidor a 11,08, pero en abril el precio ha descendido del 2,48 euros que se paga al ganadero a los 10,69 que paga el consumidor.

Los productos que menos encarecen sus precios son el aceite de oliva virgen extra, el pimiento rojo y los huevos.

Etiquetas
Publicado el
8 de mayo de 2020 - 11:35 h

Descubre nuestras apps

stats