Castilla-La Mancha condiciona su objetivo de déficit de 2022 a los fondos COVID que reciba la región

Emiliano García Page y Juan Alfonso Ruiz Molina

Los próximos presupuestos regionales, los de 2022, estarán vigentes ya desde el 1 de enero del mismo año. Es el objetivo del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, que ha insistido en que estos plazos se han cumplido desde que el Gobierno no "depende" de otras fuerzas políticas, como llegó a ocurrir cuando Podemos tenía representación en las Cortes regionales.

El primero de los objetivos que quieren cumplir estas cuentas es que se mantenga el estado de bienestar en la región sin recortes, sin dejar de lado el rigor y la responsabilidad financiera en el manejo de los caudales públicos. También, el de ir resolviendo las consecuencias negativas que ha dejado la crisis en el tejido económico y productivo de la región, por lo que los presupuestos de la región para 2022 quieren también favorecer el crecimiento económico..

"Se trata de elaborar partidas de gasto que favorezcan crecimiento económico y creación de empresas", aseguró Ruiz Molina, quien también señaló que deben profundizar en el estado de bienestar. Antes de aprobar los presupuestos, recordó, se debe aprobar el límite de gasto no financiero, que será de unos 7.500 millones de euros, como el año pasando, congelando así la partida.

Se trabajará con el déficit del 1,1%

El consejero de Hacienda también ha recordado que no es obligatorio reducir el objetivo de déficit, por lo que Castilla-La Mancha seguirá trabajando con el 1,1 por ciento, mientras que lo recomendado es del 0,6. Esto, sin embargo, se condicionará a que lleguen o no más fondos relacionados con la crisis sanitaria. Con la llegada de estos fondos, la región podrá trabajar en alcanzar el objetivo de déficit recomendado. "Seguiremos reclamando fondos adicionales para la COVID, porque seguimos teniendo la previsión de realizar gastos, en materia de educación y sanidad", explicó. "Más vale prevenir que curar", remató.

"Las instrucciones del presidente han sido bastante claras, no sólo en el caso de Hacienda, sino en el conjunto de las consejerías: ningún recorte y no dejar atrás y apoyar los sectores más afectados por la crisis sanitaria", recalcó. Entre las instrucciones recibidas es que se siga reclamando fondos adicionales COVID y que los presupuestos se desarrollen para atender las consecuencias negativas de la crisis sanitaria con "especial hincapié" en la creación de empresas.

"El presupuesto está al margen de los fondos de recuperación económica, que están siendo asignados en los ámbitos del Gobierno y que tienen dos objetivos básicos: transición ecológica y la transformación digital", explicó Ruiz Molina. En cuanto a los fondos COVID solicitados por Castilla-La Mancha, Ruiz Molina recordó que fue una aproximación de 500 millones los que se pidieron, una cifra que sigue sin cerrarse. Sin embargo, independiente de cuánto se reciba finalmente, no se ejecutarán todos en el ejercicio de 2021, sino también en el 2022 y en el 2023.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
30 de agosto de 2021 - 13:11 h

Descubre nuestras apps