Castilla-La Mancha decidirá este viernes si mantiene el cierre entre municipios, toque de queda o la clausura de la hostelería

Consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha

Los casos de coronavirus detectados diariamente han bajado esta semana ya de los 1.500 al día, lo que muestra el "camino" que quiere seguir en relación a las cifras epidemiológicas y también a la evolución del trabajo llevado a cabo por los servicios de salud pública. Así lo explicó el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien señaló que el momento es ya "posiblemente a la baja", si se compara con los datos de semanas anteriores, con datos que rondaban los 2.400 contagios al día. Sin embargo, advirtió: "estar en estos números y decir que estamos contentos es mentira. Son números muy delicados". El Gobierno de Castilla-La Mancha celebrará este viernes un Consejo de Gobierno extraordinario para decidir si las medidas restrictivas que se han tomado, como el cierre perimetral o el toque de queda ampliado, se mantienen o se levantan.

De este modo resaltó que en la región la incidencia acumulada es de 1.105, y que el indicador r1, que demuestra la capacidad de contagio que tiene cada una de las personas, ha bajado de 0,99 a 0,93 en la región, siguiendo la estela del país que también ha rebajado este número. Entre comunidades, Fernández señaló que la región con el indicador más alto está en 1,28 y la más baja en 0,88.

"Nos encontramos con una meseta a la baja, un poquito de descenso y los números vaticinan que seguirá a la baja. Es bueno el dato en este sentido", recalcó el consejero de Sanidad, quien también llamó la atención hacia el hecho de que son más de 2.000 las camas ocupadas no por COVID, "lo que nos dice que estamos trabajando en patologías no-COVID para ir avanzando en ello". En cuanto a las cifras de este miércoles, ha avisado que todavía se verá "mucha presión hospitalaria" con entre 236 y 238 ingresados en unidades de críticos. Sin embargo, recalcó que "no es como la primera ola", por la mejor respuesta de los profesionales.

Brotes en residencias

En las residencias de mayores son ya 840 las personas afectadas por el coronavirus, una situación que "dista mucho" de la primera ola. "Queremos tener cero, por lo que 840 nos parece mucho. Los focos no nos están permitiendo vacunar y tenemos que seguir insistiendo en la revacunación o la vacunación de la primera dosis", explicó. En este caso ha hecho referencia a la situación del centro de Lagartera, en la que ya hay nueve personas fallecidas por el brote. "Vamos a seguir con la vacunación entre los sanos", recalcó.

Por otro lado, explicó que los brotes de residencias están más controlados, con "mejor aislamiento, mayor conocimiento". El centenar de centros afectados "no son lo mismo" que en el inicio de la ola, cuando eran más de 300. "No es un dato tranquilizador, pero difiere de la primera ola.

Trazabilidad

El consejero también destacó que el porcentaje de trazabilidad está "por encima" del 76% en la región, es decir, que se conoce el origen de más del 76% de los casos. Ayer la consejera portavoz, Blanca Fernández, daba una cifra más redonda, de un 80%. Ciudad Real sería la provincia con la mejor trazabilidad de España, con más del 85%. Esto, aseguró hoy el consejero, permite tomar decisiones para una mejor capacidad asistencial. Esto, gracias a las 1.021 personas que rastrean los casos, aseguró.

Vacunas

La llegada de más de 21.200 dosis de vacunas este pasado lunes 1 de febrero permitirá a la región mantener el calendario de vacunas si bien con algunos retrasos. Fernández hizo hincapié en hablar de "posponer" no suspender. "Seguimos priorizando y administrando la segunda dosis, que es más del 25% y también vamos trabajando con las segundas dosis. Queremos priorizar la segunda dosis en quienes tengan la primera, pero no dejar de poner la primera donde sea necesario", recalcó. Según las cifras de Sanidad, se han puesto más de 25.500 segundas dosis, un 32% del total.

También, recalcó que un 80% de los profesionales de este tipo de centros y servicios ya se han vacunado y que se ha iniciado la segunda dosis en el sector de los trabajadores y trabajadoras, tanto en el sector público como privado. De este modo, Fernández Sanz, anunció que prefiere "borrar" la palabra "sobrar" cuando se habla de vacunas y que "no amparemos el vacunar a gente fuera de los grupos porque sobra". "No sobra ninguna vacuna, ojalá nos sobrasen. Cuando sobren vacunas, será cuando esté vacunado el 100% de la población", explicó.

También insistió en que no se ha suspendido "ninguna vacunación", sino que se han pospuesto algunas dosis y así ha sido necesario "replantear" el calendario de vacunación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats