La Federación de Caza pide 14 meses de cárcel e inhabilitación para cazar al cazador que mató a una lince de un tiro

Lince ibérico en Castilla-La Mancha

La Federación de Caza de Castilla-La Mancha ha anunciado que pedirá 14 meses de cárcel y la inhabilitación para cazar para el cazador que mató a ‘Nenúfar’, una hembra de lince ibérico de un disparo de escopeta en un coto de caza en el término municipal de Menasalbas (Toledo). Los cuatro cachorros de la camada de la hembra perecieron también por la falta de cuidados de la madre, según confirmó en su momento la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

La Federación ha anunciado que formulará un escrito de acusación por un supuesto delito contra la fauna y ha recordado que el encausado, que identifican con las siglas A.G.G., el día 9 de junio de 2019, sobre las 12:00 horas, se encontraba en el coto TO-11.480, conocido como “La Batinosa”, en el término municipal de Menasalbas (Toledo). El acusado era socio de dicho coto y disparó al ejemplar de lince ibérico con una escopeta de su propiedad que habitualmente se usa para abatir zorros. La lince portaba un dispositivo para poder ser localizada.

Desde la organización han recordado que en la recuperación del lince se ha invertido "grandes esfuerzos y recursos" y que la muerte de este ejemplar "comprometa y daña el esfuerzo" de la conservación de la especie, según ha apuntado el abogado de la Federación, Santiago Ballesteros. "Se debe a una grave imprudencia, al disparar sobre un animal que no fue identificado debidamente, infringiéndose las más elementales normas de cuidado aplicables a la acción de cazar”, aseguró el abogado.

Por su parte, el presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Agustín Rabadán, ha recordado que en el momento de suceder los hechos era "público y notorio que se había realizado sueltas en Montes de Toledo y la presencia de la especie en la zona era conocida".

Al conocerse la muerte de Nenúfar, tanto la Junta de Comunidades como Ecologistas en Acción anunciaron que se personarían en el caso. Entonces, se comunicó igualmente que el acusado se enfrentaba a penas hasta dos años de prisión y sanciones de hasta cuatro años de inhabilitación para la práctica de la caza. El coto de Menasalbas, donde sucedió el incidente, vio su actividad cinegética suspendida también.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2020 - 15:17 h

Descubre nuestras apps

stats