La fragilidad o el optimismo de vivir: ‘Un segundo antes de evaporarnos’, el primer poemario de Nerea Tello

Nerea Tello y la portada de su primer poemario

Fausti, una de sus profesoras en el instituto de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), estaría hoy satisfecha. “Vino a buscarme en un recreo para que fuera jurado de un concurso literario y lo primero que hizo fue echarme la bronca por no presentarme al mismo”, relata a este medio Nerea Tello en una entrevista con motivo de la publicación de su primer poemario: ‘Un segundo antes de evaporarnos’ (Editorial Cuarto Centenario).

Y es que Tello, natural de Villafranca de los Caballeros (Toledo), lleva escribiendo toda su vida pero, hasta este 2020 que “tantos sinsabores nos ha dado”, todavía no se había lanzado a recopilar en un libro los poemas con los que expresa su manera de interpretar el mundo, sus dolores, alegrías o sus preguntas sin respuesta. Lo dará a conocer este sábado, a las 13.00 horas, a través de un vermut erótico-poético que será retransmitido ‘online’ y que está incluido en la programación del Festival del Cine y la Palabra (CiBRA).

Lo hará junto a la periodista de elDiario.es Castilla-La Mancha Alicia Avilés, una de las tantas amistades que a Nerea le han hecho “sentir poeta” y que le animaron a participar en festivales como Voix Vives o a dar a conocer sus versos en “unos recitales gamberros -‘Impresentables’-” que se celebraban en Libro Taberna El Internacional. En este último fue “la primera vez” que expuso su poesía junto a la de otras poetas: “Desde entonces ha sido como una espiral hasta hoy que tengo el libro en mis manos”.

Tello afirma estar muy satisfecha con su primera publicación, cuya portada está ilustrada por Alicia Menéndez. No es para menos, antes de presentarla ya cuenta incluso con una canción que sus versos a la música de la mano de su amiga Marga Ugena y de la banda ’20 atmósferas’. La darán a conocer también en este evento del CiBRA, uno de los eventos culturales en los que ha colaborado en la organización como también lo ha hecho en el propio Voix Vives o en el Festival La Celestina de La Puebla de Montalbán.

“Escribo por necesidad”

Licenciada en Filología por la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Tello trabajó durante años como correctora y de profesora de español para extranjeros. Su vena social le llevó también a ser cooperante en Perú. Ahora compagina su trabajo en este campo con su faceta como escritora. “Escribo por necesidad. Es mi forma de entender el mundo, con sus miserias y sus bondades”, explica sobre sus inquietudes literarias que le han llevado desde su niñez a escribir cuentos, relatos cortos o poemas.

Se considera una persona “bastante vitalista y optimista”, “aunque a veces cuesta”. Y al igual que quien traslada sus ideas y vivencias en ensayos, novelas o en un guion cinematográfico, ella lo hace a través de la poesía. Y lo hace en poemas de “pocas palabras”, en los que condensa su percepción de “la vida, la muerte, el más allá, la trascendencia o el sentimiento trágico de la vida”.

“Justo en los últimos dos años he pensando mucho en la fragilidad, en la soledad y en las alegrías de vivir… y me atrevo a publicar este libro en plena pandemia”, describe sobre algunos de los temas que aborda en ‘Un segundo antes de evaporarnos’. Un segundo que asemeja al fugaz instante que separa la vida de la muerte o al placer que da “un orgasmo”. Ese breve tiempo de la vida “que aparece en un pestañeo” pero que a la vez es “tan intenso”.

Tras la ausencia de sus poemas en el concurso literario de su etapa estudiantil, Tello dirime ahora la misma en un festival que gana cada año más adeptos. “Para mí es un regalo”, dice. Como el que hace el CiBRA a la cultura toledana en este año de sinsabores en el que no han querido dejar ausente la belleza que se transmite a través del cine y la literatura.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats