La guerra de los precios lastra una campaña de cereal de secano que se presenta buena en calidad y cantidad

Cereales

La cosecha de cereales de invierno de secano será buena tanto en calidad y en cantidad, solo las cotizaciones parecen empañar una campaña con tan buenas perspectivas.

Manuel Torero, secretario general de ASAJA Cuenca, lamenta que en un momento en que “las calidades de los granos están siendo muy buenas, por encima de lo que viene siendo habitual”, estemos en un año en el que el mercado y la cadena alimentaria “no estén reflejando esta buena cosecha”.

“Los rendimientos están siendo buenos aunque en algunas zonas se esperaba algo más de producción, pero en términos generales se puede decir que tanto las cebadas como los trigos y  las avenas están respondiendo bastante bien y la cosecha va a estar ligeramente por encima de la media”, ha señalado.

El tiempo ha acompañado a esta campaña con lluvias en primavera y un mayo de temperaturas suaves. En la región, se cosecha por zonas, primero la cebada de la zona sur de Castilla-La Mancha, es decir, Toledo, Ciudad Real y Albacete y después las cebadas de Cuenca y Guadalajara. La misma secuencia para la avena y el trigo, que es lo último que se recoge.

Precios

Sin embargo, en lo que se refiere a los precios la situación no es tan buena y eso que en los últimos días se ha visto una estabilización en las lonjas y un alza de las cotizaciones.

“Nos hemos enfrentados a una tesitura de precios muy peligrosa porque hubo una presión forzada justo antes del inicio de la campaña para la bajada de precios”, señala. Esto provoca, que, al igual que pasa en otros sectores, “a nivel internacional los precios tienen una tendencia y unos valores al alza y en el mercado nacional ocurre lo contrario, había un presión injustificada para bajar los precios en campaña”, señala.

A su juicio, esta situación se explica porque “hay parte de la cadera agroalimentaria que no ha aportado la transparencia ni la buena práctica comercial que se requiere para el buen funcionamiento de la misma. Sospechamos que los almacenistas tenían mucha cantidad almacenada del año pasado y eran muy reticentes a recibir nueva mercancía este año, por eso intentaban presionar con los precios a la baja”, piensa. Lo malo es que “esta es una práctica habitual dentro de esa parte de la cadena agroalimentaria”.

Estos días parece que el mercado respira mejor con “un cambio de tendencia importante y todas las lonjas van al alza.  Ahora los precios se están normalizando ya que era una situación ilógica que se ha hecho insostenible”.

"Ahora los precios se están normalizando ya que era una situación ilógica que se ha hecho insostenible”

Según Torrero, los precios hay que calcularlos teniendo en cuenta “lo que costaría traer mercancía de nuestros competidores como Reino Unido, Ucrania”, es decir sumando el coste del barco. Así, “las cebadas competidoras de las nuestras podrían llegar a España a 170-75 euros por tonelada. No tenía sentido cotizar cebadas ni en origen ni en destino por debajo de 150 euros como se estaba cotizando”, asegura.

Ahora, con los precios al alza, espera que la tendencia se puede mantener hasta el mes de agosto.

Un sector en crisis

Sin embargo, esta encrucijada entre buenos productos y bajos precios está sumiendo al sector en una difícil situación. “El sector de los cereales de invierno de secano está en una crisis que ha pasado de ser coyuntural a ser estructural”, señala.

El sector lleva años manteniendo precios mientras suben los costes. “Tenemos costes del año 2020 y precios del año 1990, por ejemplo, compramos a precio actual pero vendemos aprecio de hace prácticamente 30 años y como consecuencia de esta diferencia vemos que muchas de las explotaciones que dedican a l cultivo de los herbáceos intensivos de secanos, van orientando su producción a los leñosos que, aunque tampoco es para ofrecer una rentabilidad asegurada, son más rentables”, dice. 

Etiquetas
Publicado el
12 de julio de 2020 - 14:10 h

Descubre nuestras apps

stats