Nadie quiere comprar el Castillo de Maqueda tras una inversión ministerial millonaria: la población está “indignada”

Castillo de Maqueda

Fidel Manjavacas


0

Por 3.828.465,65 euros puedes hacerte con un castillo en la provincia de Toledo. Es el precio que ha fijado la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado (GIESE) para esta fortaleza ubicada en la localidad de Maqueda. Tras cinco subastas fallidas que rebajaron un precio inicial de 9,5 millones en 2013 hasta los 4,7 del pasado mes de octubre en su última licitación. Nadie ha querido comprarlo.

El castillo albergó un cuartel de la Benemérita hasta finales del siglo XX. Después, se propuso que fuera la sede del Museo Nacional y parte del archivo histórico de la Guardia Civil, por lo que se llevó a cabo una reforma que arrancó en el año 2003 y que alcanzó una inversión de unos 8 millones de euros, más del doble de su precio actual. Nunca se llegó a abrir porque, según la última respuesta que ofreció el Gobierno central a una pregunta de Carles Mulet, senador de Compromís, “no se ajustaba a las necesidades requeridas”.

El alcalde de Maqueda, Andrés Congosto, recuerda haber jugado incluso cuando era un niño en los calabozos de un castillo que ahora lleva años cerrado y del que solo se puede visitar su exterior. “Estábamos todos muy ilusionados con la vida que se le iba a dar”, sin embargo, expone, en los últimos años en el municipio ha crecido “la indignación” por la situación de este Monumento Histórico Artístico -desde el año 1931-, que fue donado por una familia al Estado.

“Para nosotros que tiene un valor histórico y sentimental”, dice Congosto, quien cree que “daría mucha vida” tanto al municipio, situado a menos de 50 kilómetros de Toledo y Talavera de la Reina, como a la comarca de Torrijos. “Estaba todo montado. Salas, estanterías, vitrinas... nos habían enviado un listado de materiales que al final no llegaron”, señala el alcalde sobre el intento frustrado de instalar el mencionado museo en el castillo, que ahora lamenta que “se ha convertido en un nido de palomas”.

El castillo de Maqueda es el monumento más representativo de la localidad toledana. Su origen se remonta a tiempos de ocupación árabe aunque su edificación tal y como hoy se conoce data del siglo XV. Por él pasaron la reina Isabel la Católica o el cardenal Mendoza. En su interior se encontró un importante yacimiento arqueológico con restos de las distintas civilizaciones que pasaron por el asentamiento (en sus orígenes, antes de convertirse en fortaleza, fue un puesto de vigilancia de los romanos).

Otros usos tras desecharse el museo

La parcela en la que se ubica el castillo, cuya puerta principal lleva el escudo del matrimonio Cárdenas y Enríquez, está clasificada como suelo urbano. Tiene como usos permitidos, según indica la GIESE, residencial, comercial, público o semipúblico, hotelero o espectáculos, entre otros. El inmueble se distribuye en planta sótano y tres alturas, con una superficie construida de 3.523,80 m2, según su informe técnico.

El problema es la posible necesidad de tener que rehabilitar de nuevo el castillo si se le quisieran dar algunos de estos otros usos. “Se edificó el 80 o 90% del interior. No tiene patio. Son grandes salas para exposiciones a las que tampoco les puedes dar un uso como hotel. Necesitaría una gran reforma. Ahora mismo, tal y como está, es para hacer exposiciones”, manifiesta el alcalde de Maqueda, que según los últimos datos del INE cuenta con 443 habitantes.

En este sentido, según señalaba el anterior alcalde, Esteban Ríos -ambos del PSOE-, en declaraciones a Las Provincias en 2014, había incluso instaladas “varias vitrinas montadas con un panel de los guardias civiles que ETA asesinó”. No se podrá ver en Maqueda pero sí quizás en la sede de la Dirección General de la Guardia Civil. donde el Gobierno, según respondía también a Mulet, afirma que trabaja “en la actualidad en un proyecto para implantar el nuevo museo” en unas dependencias acondicionadas a tal efecto. La Guardia Civil continúa también haciéndose cargo de la seguridad del castillo.

“Los más jóvenes del pueblo no han podido conocerlo”

Mientras tanto, el castillo, cuya seguridad continúa a cargo la Guardia Civil, sigue a la espera de contar con algún uso, o a que los niños y niñas de Maqueda puedan conocer por dentro sus colmenas y amurallamientos, de 3,5 metros de anchura. “Los más jóvenes del pueblo no han podido conocerlo. De puertas para dentro no conocen nada. Hace unos años sí lo abrieron y lo enseñaron terminado por dentro con las instalaciones del museo terminadas”, dice Congosto, que resalta que actualmente “viene mucha gente a verlo por fuera”.

El actual alcalde ha mantenido también reuniones en el Ministerio del Interior, donde le trasladan que la orden que tenían era “de venderlo”, o con el presidente regional, Emiliano García-Page, para se pueda “intentar enfocar una solución en Madrid”. “Estamos esperando”, agrega mientras lamenta “las malas decisiones” que se fueron adoptando en la historia reciente de este castillo que espera que “por lo menos pueda ser visitable”.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats