Los pacientes de cáncer del hospital de Alcázar son derivados a 100 kilómetros por una avería

Hospital La Mancha Centro, Alcázar de San Juan (Ciudad Real) / Foto: SESCAM

Los pacientes que tienen que recibir tratamiento de radioterapia en el Hospital La Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) están siendo derivados a la clínica privada IMO de Toledo o al Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital de Ciudad Real. El motivo es que la máquina de radiología se ha roto, una avería que además no tienen un plazo para saber cuándo se subsanará, si bien los expertos del centro dicen que llevará semanas.

Es algo que lleva ocurriendo desde finales de octubre y que se lleva investigando desde hace unas semanas, pero en lo que los miembros de UPyD han querido incidir. Una "lamentable situación" que por desgracia no deja de ser una más en la sanidad regional. Lógicamente el traslado es forzoso puesto que no hay más cerca un lugar donde puedan recibir radioterapia los pacientes. Estos hecho acarrean más problemas, como por ejemplo que se están incrementando las listas de espera especialmente en Ciudad Real, haciendo que algunos pacientes oncológicos tengan que esperar hasta un mes para comenzar su tratamiento, con la importancia que tiene el tiempo para las patologías de estos pacientes.

El centro donde se daba la radiología en Alcázar es una clínica privada, de la misma cadena de la de Toledo, una derivación más de pacientes públicos a sanidad privada que cuesta más dinero que contratar personal y el equipamiento para los centros públicos.

Peor aún si cabe es que estos traslados (cercanos a los 100 kilómetros, de un poco menos en los dos casos) no son pagados por la Junta ni por el SESCAM, sino que los propios enfermos se están pagando de su bolsillo los traslados a ambos centros para recibir un tratamiento no importante sino vital, como destacan desde UPyD. Por no hablar del hecho de trasladar diariamente casi 200 kilómetros a un paciente oncológico que debe tener el máximo reposo posible y más aún en procesos tan agresivos como los que sufren estas personas.

"Una vez más vemos cómo derivar a la sanidad privada nos sale más costoso, no oferta más calidad, no es más eficiente y no tiene en cuenta las previsiones de necesidad de los pacientes", señalan desde la formación, destacando que el pago lo hacen los castellano.-manchegos con sus impuestos, y en este caso los pacientes con su salud.

También preguntan por último si la empresa IMO, propietaria del aparato estropeado, se va a hacer cargo de los costes de los traslados de estos pacientes mientras arreglan su equipamiento, así como piden explicaciones a la Consejería de Sanidad de José Ignacio Echániz para que se pronuncie al respecto.

Etiquetas
Publicado el
10 de diciembre de 2014 - 16:24 h

Descubre nuestras apps

stats