La portada de mañana
Acceder
El 4M descabeza el PSOE madrileño y Sánchez lanza la batalla contra Susana Díaz
EEUU toma una decisión "histórica" sobre las patentes de vacunas, ¿y ahora qué?
Opinión - La revolución de Biden, por María Ramírez

Cañas para convencidos, el "nuevo formato" electoral de Ciudadanos estrenado en León

La candidata de Ciudadanos Inés Arrimadas en León estrenando el formado "Vamos de cañas con..."

La candidata de Ciudadanos al Congreso por Barcelona, Inés Arrimadas, ha inaugurado este Miércoles Santo en León un "nuevo formato" de campaña electoral del partido de Albert Rivera. 'Vamos de cañas con…’ se denomina el evento, que busca acercar a los candidatos con sus posibles votantes por medio de la bebida alcohólica. Un ticket permitía al centenar largo de asistentes disfrutar gratis de una cerveza, cuyo consumo se realizó mayoritariamente en la ligera espera de la dirigente política.

Pero la idea de compartir unas cañas con los ciudadanos para hablar de política ya la puso en práctica el partido de extrema derecha Vox a principios de marzo, en un evento que juntó a su líder Santiago Abascal con centenares de jóvenes en el teatro Barceló de Madrid bajo el eslogan ‘De cañas por España’. Juntar cañas y política es también un formato que desde hace años desarrollan diversos grupos de sociólogos y periodistas.

Las cañas de cerveza son muy populares, y eso lo saben bien en este sector que cada año publica una popular encuesta en que pregunta con quién se irían a tomar una los ciudadanos, seguramente por aquello de que el comer y el beber es lo que más une. El último barómetro no tenía, no obstante, a ningún político como favorito de los españoles para irse juntos de cañas, además de no figurar ni un solo nombre femenino entre sus 20 primeros puestos.

El evento cervercero de Ciudadanos ha tenido lugar en el bar de una de las joyas de la ciudad, el Edificio Botines obra del arquitecto catalán Antonio Gaudí. Allí se han juntado algo menos de dos centenares de asistentes, muchos de ellos dirigientes del partido en la provincia y comunidad. Arrimadas no ha atendido a los medios previamente en este formato ya que había realizado declaraciones en Salamanca esta misma mañana.

La portavoz de Ciudadanos ha estado en León de campaña en una provincia en que las encuestas apuntan que el partido de Rivera y Vox se disputan un acta de diputado nacional, actualmente en manos de Podemos. La provincia leonesa forma parte de esa ‘España vaciada’ que ha cobrado inusitado interés en los partidos nacionales por el reparto de escaños que pueden ser decisivos para que uno de los bloques se acerque a la mayoría, y por tanto a La Moncloa.

Uno de los asistentes, plenamente convencido de votar a Ciudadanos, cuestionaba sin embargo con humor que la caña de cerveza haya sido la elegida como base del evento, ya que en León en esta época se lleva mucho más la limonada, un brebaje alcohólico a base de vino ‘primo-hermano’ de la sangría y ‘rey’ indiscutible en los bares de la ciudad. “Si la damos cuatro limonadas seguro que será más interesante” explicaba a sus acompañantes entre risas conocedor, a buen seguro, de los efectos que en cerebro y estomágo hace la famosa limonada leonesa.

Adiós a Pedro Sánchez y Cataluña como temas centrales

Cataluña ha sido el primer asunto que ha abordado la candidata de Ciudadanos, que ha jalonado toda su intervención con ataques al presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, y a los independentistas y comunistas.

Posicionada en medio de los asistentes y con un microfono Arrimadas vendió la idea de cercanía del formato asegurando que se iban a permitir preguntas y comentarios, aunque inicialmente fue un monólogo mitinero con las ideas clave del partido de esta campaña electoral, idénticas a las que expuso en el debate de RTVE de este martes.

“El señor Sánchez está dispuesto a indultar a los que han roto nuestro país”, arguyó haciendo del proceso independentista el eje de su dicurso en el que hubo un pequeño hueco para recordar que llevan en su programa propuestas de despoblación, fomento de la natalidad y políticas hacia la empresa y autónomos.

Tampoco faltaron ataques a Podemos con frase como “los líderes comunistas que cada vez tienen casas más grandes”, en referencia al famoso chalet de Iglesias y Montero. Mezclando asuntos aseguró que “las inversiones que llegan a Castilla y León no las puede decidir Puigdemont desde Waterloo o Junqueras desde la cárcel”.

Arrimadas tendió la mano de nuevo al PP para “echar a Sánchez y el PSOE de La Moncloa junto a sus socios independentistas”, pidiendo el voto para que gane Ciudadanos el 28 de abril y reconociendo a la vez la necesidad de sumar formaciones para que haya gobierno. Lo hizo a la vez que defendió el cambio de gobierno en Andalucía gracias al apoyo de Vox “Andalucia despegará con otros gobiernos y otras prioridades”.

Después de su discurso llegó el turno de las preguntas, que apenas fueron cinco y giraron nuevamente en torno a los nacionalismos, despoblación, empleo y jóvenes o incluso anécdotas personales de la candidata sobre sus estudios, trabajo y llegada a Ciudadanos.

En 45 minutos prácticamente clavados Arrimadas dio por terminadas sus primeras 'cañas', aunque atendió luego a todos aquellos que querían una foto con una de las políticas más destacadas del momento.

Por el número de aplausos recibidos pocos, o casi nadie, de los presentes necesitaban la caña para que el próximo 28 de abril depositen su voto a favor de Ciudadanos. Por cierto, Arrimadas optó por agua para refrescarse ante el calor concentrado en el  mitin 'cañero'.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats