Castilla y León recomienda la cancelación de todas las fiestas patronales en verano

La Plaza Mayor de Valladolid durante las fiestas de septiembre.

La Junta de Castilla y León y la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP) pactan recomendar la cancelación de todas las fiestas patronales en los pueblos y ciudades de Castilla y Léon. Así lo ha comunicado el vicepresidente y portavoz autonómico, Francisco Igea, después del Consejo de Gobierno extraordinario celebrado este viernes y la reunión de la Junta con la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP). Ni las fiestas de junio, ni las de julio, agosto ni septiembre.

Estos acuerdos están "sometidos a revisión y evaluación" de forma semanal, pero no parece que las fiestas vayan a celebrarse. "El acuerdo y la recomendación es ese, que este año no haya fiestas patronales en ningún sitio. Sería injusto que no las hubiera en junio pero sí en agosto o en septiembre", ha indicado.

Este será un verano "distinto, de descanso merecido y de vuelta a las actividades laborales y de ocio con cierto grado de normalidad", ha aseverado el líder de Castilla y León.

Francisco Igea ha leído la instrucción de la Junta: "Se recomienda encarecidamente la cancelación de todas las fiestas públicas en Castilla y León, fiestas patronales, celebraciones locales y cualquiera de sus diversas manifestaciones como romerías, verbenas o similares por el elevado riesgo que conlleva no poder garantizar las medidas de seguridad mínimas ante la alta concentración de personas que se presuponen en estas actividades".

Igea, que ha señalado que no ha hablado con el regidor vallisoletano, se ha mostrado convencido de que Óscar Puente comprenderá la situación. "Se han suspendido los sanfermines y otras fiestas, que suponen un gran impacto, pero creemos que lo más responsable es esto".

El vicepresidente ha anunciado que habrá un régimen sancionador y de vigilancia "que entendemos que es suficiente". Sin embargo, ha señalado que las multas "no servirán de nada" si la sociedad no está "concienciada". Igea ha basado "todas sus esperanzas" en la "conciencia" de los ciudadanos de Castilla y León.

Igea ha esperado "no tener que usar" las sanciones, que podrán ir hasta los 12.000 euros o incluso el cierre del local que las infrinja. "Siempre hay alguien que intenta ser más listo y saltarse la norma. Tendrá una sanción administrativa, pero lo que tiene que pensar es que puede acabar tumbado boca abajo con un tubo en la garganta. Eso sí es una sanción", ha lamentado.

"Nadie quiere volver al escenario de las semanas pasadas. Nadie quiere volver al confinamiento, económicamente sería lo peor que puede suceder", ha advertido el vicepresidente autonómico, quien también ha instado a actuar "con responsabilidad par ano dar pasos atrás".

Las corridas de toros estarán reguladas y permitidas -en fiestas o no-, con limitación de aforo, pero lo que no estarán permitidos son los encierros en la calle "porque no es posible mantener la distancia de seguridad". Los conciertos al aire libre y en salas de concierto con distancia de seguridad y aforo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats