Vox exige entrar en el Gobierno de Mañueco: “Si alguien quería que le regalásemos los votos al PP, que les hubieran votado”

Rueda de prensa del candidato de Vox, Juan García-Gallardo

Laura Cornejo


51

El candidato de Vox a la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha insistido este lunes en que su formación exigirá entrar en el Gobierno de la comunidad: “El resultado de las elecciones nos dice que tenemos el derecho y el deber de integrar el próximo gobierno de Castilla y León”. Así ha recomendado al Partido Popular “que abandone toda esperanza” de que vayan a “regalar” sus votos con una abstención en favor del candidato del PP Alfonso Fernández Mañueco.

El 13F sepulta la estrategia de Casado y une su destino al de la extrema derecha de Vox

El 13F sepulta la estrategia de Casado y une su destino al de la extrema derecha de Vox

García Gallardo ha hecho estas declaraciones en un hotel de Valladolid donde ha convocado a los medios pero bloqueando la entrada de algunos. De hecho, ha comenzado mostrando su satisfacción por los resultados “a pesar de la demonización y caricaturización” por parte de “algunos medios”, y de las “casas demoscópicas”·, tanto de “los Tezanos de derechas como de los de izquierdas”. No sólo eso, ha recomendado a los medios que hagan “una reflexión” sobre lo que representa Vox, al que define como “un partido de sentido común y de extrema necesidad”.

“Si alguien quería que le regalásemos los votos al PP, que hubieran votado al PP”, ha dicho el dirigente de la extrema derecha en esa comunidad este lunes, durante la rueda de prensa para valorar los resultados de los comicios del domingo.

Derogar la Ley de Violencia de Género y el decreto de Memoria Histórica

García Gallardo ha dicho que “desde el principio” dejaron claro que se tomarían estas elecciones “como un punto de inflexión”. “Vamos a hacer lo que hemos dicho: utilizar los votos para cambiar el rumbo de la política de Castilla y León”, ha insistido el candidato, que ha asegurado que aún no ha recibido la llamada del candidato del PP, Alfonso Fernández Mañueco. Además ha precisado que en la negociación “habrá que hablar de derogar toda la legislación de izquierdas, la bajada de impuestos, de natalidad, de campo y de industria” además de su 'Agenda España' y de las reivindicaciones legítimas de las plataformas provinciales. A preguntas de la prensa ha concretado que quiere derogar “la Ley de violencia de género autonómica y el decreto de Memoria Histórica”.

“Hemos obtenido el 17,6% de los votos y somos conscientes de que no podemos imponer la integridad de nuestro programa y no podemos ocupar la totalidad de los puestos del próximo gobierno, pero no somos ni más ni menos que ningún otro partido”, ha dicho. Siguiendo ese razonamiento, García-Gallardo se ha referido Ciudadanos, sin mencionarlo, como “otros partidos” que con “menor representación” han integrado el gobierno. “Nosotros vamos a hacer valer nuestros votos, porque un votante de Vox no vale menos que el votante de otro partido, se llame como se llame”, ha advertido. “Si no se conforma un gobierno para cambiar el rumbo de Castilla y León, que no cuenten con Vox”, ha insistido. Irónicamente ha felicitado a Mañueco por “haber convocado las elecciones”.

García-Gallardo no ha querido pronunciarse sobre las consejerías que pediría a Mañueco a cambio de apoyar su investidura. De hecho, y aunque este domingo el presidente de Vox, Santiago Abascal dijo que se le estaba poniendo “cara de vicepresidente”, ha dicho que no se ha “concretado” nada y que está dispuesto a sentarse con el PP a “hablar de programa” y que no facilitará su gobierno “a cambio de nada”. “Si a Ciudadanos en la anterior legislatura le votó el 14% del electorado y a nosotros nos ha votado el 17,6 tendremos que obtener lo mismo o más que obtuvo Ciudadanos”. En la anterior legislatura  Ciudadanos se quedó con la presidencia de las Cortes, cuatro consejerías, la vicepresidencia y la portavocía de la Junta de Castilla y León.

El candidato de Vox no ha querido precisar qué “cargos” exigirá al PP porque antes quiere negociar políticas. “No estamos preocupados por ocupar sillones en ninguna consejería, primero tenemos que ver si somos capaces de ponernos de acuerdo en políticas”, ha comentado. Sobre las declaraciones del secretario de organización del PP, Teodoro García Egea, más partidario de gobernar en solitario con apoyos puntuales, García Gallardo ha recordado que no ha visto a García Egea “en ninguna lista” y que hablará sólo con Mañueco porque con él no tiene “nada que hablar”.

Un PP “atado de pies y manos”

“El Partido Popular de Castilla y León puede que esté atado de pies y manos por el criterio de su dirección nacional y también por el criterio de Bruselas del grupo del Partido Popular europeo, pero mi deseo es que aquí nos entendamos entre los castellanos y leoneses. Lo que voy a hacer es dirigir las negociaciones personalmente con el señor Mañueco, porque creo que es lo razonable, él es el cabeza de lista del PP, yo el de Vox, y somos nosotros los que tendremos que gobernar esta Comunidad cuando lleguemos a un acuerdo, si es que finalmente llegamos”, ha aseverado.

Vox, que ayer obtuvo 13 escaños en las elecciones a la Junta, ya adelantó ayer que pediría entrar en el Gobierno regional a cambio de apoyar la investidura de Mañueco. “Qué cara de vicepresidente se le está poniendo a García-Gallardo”, dijo ayer el líder de la extrema derecha, Santiago Abascal, en la celebración de los resultados. “No vamos a abstenernos. No vamos a regalar los votos”, ha insistido hoy García-Gallardo.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats