Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Catalunya se encamina a un primer pleno de investidura como cuenta atrás electoral
La frustración de la derecha agrava el choque entre poderes, por Esther Palomera
OPINIÓN | 'Una desgracia llamada Macron', por Enric González

El Ayuntamiento de Valladolid cortará desde este viernes un carril en cada sentido del viaducto de Arco de Ladrillo

Imagen de archivo del Arco de Ladrillo, Valladolid.

Europa Press

1

El concejal de Tráfico y Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid, Alberto Gutiérrez Alberca, ha comunicado este jueves que a partir de mañana viernes se cerrará la circulación en los dos carriles exteriores del viaducto del Arco de Ladrillo debido a la puesta en marcha de una actuación “de emergencia” ante los problemas que presentan las defensas externas de la estructura.

Las obras tendrán un coste de unos 2 millones de euros y una duración prevista de casi un año —once meses— y se llevan a cabo en un viaducto sobre el cual está en su tramo final la redacción de un proyecto, en el seno del Convenio de la SVAV para la integración ferroviaria, que contempla la ejecución de un paso subterráneo y la eliminación de la estructura superior.

En la noche de este jueves se comenzarán a instalar las señalizaciones informativas, en las que el equipo de Gobierno y el Área de Tráfico ponen un especial empeño, y se balizará con vallas provisionales el carril externo en sentido salida. En la mañana del viernes se hará lo propio con el carril de entrada, de modo que ya en esa jornada el viaducto quedará reducido a un vial de circulación en cada sentido.

La obra “de emergencia” se ha aprobado en una reunión extraordinaria de la Junta de Gobierno que se ha celebrado a primera hora de la mañana de este jueves y, poco después, el concejal Alberto Gutiérrez, acompañado por técnicos del Área de Tráfico y Movilidad, ha detallado la actuación.

El problema está en las defensas situadas en los bordes

El problema, como han apuntado, no está en la estructura del viaducto del Arco de Ladrillo porque el “vano central” no presenta riesgo y por ello se permitirá el tránsito sobre él del tráfico, incluso pesado. Sino que el riesgo efectivo se encuentra en las defensas situadas en los bordes, que son antiguas y están obsoletas según la normativa vigente.

De hecho, tanto Alberto Gutiérrez como los técnicos municipales han señalado que existe un riesgo real de que ante casos como un hipotético impacto de un vehículo contra las defensas laterales, éstas podrían ceder, y producirse una caída desde la altura hasta las vías del ferrocarril, tanto del propio vehículo como de los elementos dañados. A ello se añade el peligro de desprendimiento de trozos deteriorados de la estructura en esos bordes, como resultado de vibraciones o por efecto de inclemencias atmosféricas.

Según ha asegurado el concejal, el estado de la estructura se ha comprobado mediante los trabajos encargados a una “consultora” a través del contrato de Conservación y los técnicos han explicado que hace ahora un año, justo tras las elecciones municipales de mayo de 2023, se llevó a cabo otra actuación más liviana que la que se plantea ahora para 'recrecer' parte de los muros exteriores. Pero, con el paso de los meses, se ha comprobado que esa solución no ha sido suficiente para consolidar las defensas exteriores.

El PSOE pide la dimisión de Carnero

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid ha pedido la dimisión de Carnero por su “irresponsable boicot al derribo del viaducto de Arco de Ladrillo”, al tiempo que han asegurado que el equipo de Gobierno “conoce el grave riesgo de derrumbe” de dicha infraestructura “gracias a un informe fechado el pasado mes de enero”.

“Ha llevado demasiado lejos una situación que ha derivado en una situación gravísima, poniendo en riesgo la vida de las personas y la seguridad de la gente”, ha asegurado el portavoz de los socialistas, Pedro Herrero, en declaraciones a los medios.

Esta petición de dimisión, ha argumentado, se sustenta en la “irresponsabilidad, incompetencia y cobardía” del alcalde. En lo que respecta al tema de la irresponsabilidad, el portavoz socialista ha señalado que el primer edil “sabía que esta situación se producía” ya que el PSOE le avisó a través de una moción en septiembre de que la situación del viaducto “era la que era”.

Para Toma La Palabra, es “una chapuza más”

La portavoz del Grupo Municipal de Valladolid Toma la Palabra (VTLP), Rocío Anguita, ha aseverado este jueves que la obra “de emergencia” que pondrá en marcha esta misma noche el Ayuntamiento en el viaducto del Arco de Ladrillo es “una chapuza más” del alcalde 'popular', Jesús Julio Carnero, y ha reiterado la apuesta de su grupo por el paso subterráneo contemplado en el convenio para la integración ferroviaria.

Anguita ha atendido a los medios de comunicación tras la rueda de prensa en la que el concejal de Tráfico y Movilidad, Alberto Gutiérrez, ha informado sobre la aprobación de esta obra de urgencia en el viaducto, que supondrá que el tráfico que transita sobre él sufra restricciones durante los próximos once meses.

Etiquetas
stats