eldiario.es

9
Menú

CATALUNYA

Ada Colau quiere convertir la emblemática 'okupa' Kasa de la Muntanya en vivienda social

El consistorio negocia todavía con los propietarios, la familia Güell, para adquirir la finca, pero inicia ya los trámites para cambiar su uso

El Ayuntamiento de Barcelona no aclara si se daría alojamiento a los actuales okupas o si los echaría para darlo en alquiler a otros inquilinos

La Kasa de la Muntanya es la okupa más antigua de Barcelona, habitada por activistas desde 1989, cuando la abandonó la Guardia Civil

- PUBLICIDAD -
Kasa de la Muntanya

Kasa de la Muntanya Wikimedia Commons

El Ayuntamiento de Barcelona acordó en su penúltima comisión de Gobierno convertir varias fincas de la ciudad en vivienda social, entre ellas la de la avenida Santuari Sant Josep de la Muntanya, 31-35, a las puertas del Park Güell. Esta dirección corresponde a la Kasa de la Muntanya, la emblemática y más antigua casa 'okupa' de Barcelona. Fuentes municipales confirman a eldiario.es que quieren iniciar los trámites para incorporarla al parque de pisos públicos de la ciudad, aunque no aclaran si en ellos habría sitio para los actuales ocupantes o habría que echarlos. 

Pese a la voluntad del gobierno municipal, el proceso no estará exento de complicaciones. De entrada, tienen que adquirir el inmueble, que es propiedad de la familia Güell. Ambas partes están en negociaciones desde hace años, y para incorporarlo al sistema público de vivienda dotacional el consistorio tendría que expropiarlo o pactar con ellos una cesión. Mientras lo intentan, han decidido ya comenzar por si acaso los trámites administrativos, consistentes en una Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM), que lleva su tiempo.

El pasado jueves iban a someterlo a una primera votación en la Comisión de Urbanismo, pero lo retiraron a última hora del orden del día, aduciendo que no había "suficiente consenso político". Así lo justifican fuentes del Ayuntamiento, que no aclaran si volverán a presentarlo en la siguiente comisión.

Desde el consistorio no dan más detalles de la operación. No aclaran cuántos pisos proyectarían –la finca tiene 700 m2– ni si habría lugar en ellos para los actuales activistas, que ocupan el complejo desde 1989. El sistema de vivienda dotacional está pensado de entrada para colectivos necesitados de ayuda, como jóvenes, ancianos, migrantes extutelados o personas desalojadas de su casa por otros proyectos urbanísticos. "El tipo de dotacional, que determinará quién será el beneficiario, forma parte de una gestión posterior", aseguran fuentes municipales, que también dejan para más adelante las conversaciones con los actuales habitantes. 

Un siglo de historia de Barcelona

La de la Kasa de la Muntanya es una historia ligada a la de Barcelona desde hace más de un siglo, aunque fueron los okupas quienes la bautizaron con este nombre. De estilo modernista –es considerada "bien con elementos de interés"–, ordenó su construcción Eusebi Güell, el industrial ideólogo del Park Güell, en 1905, precisamente para cederla a la Guardia Civil y proteger el recinto y todo el barrio de los fuertes disturbios y las huelgas de la época. Permaneció en manos de la policía hasta que estos la abandonaron en 1983, decisión que llevó al Ministerio de Hacienda a incorporarla a su patrimonio y, cinco años después, a la okupación.

Pero los descendientes de Eusebi Güell plantaron batalla en los tribunales para recuperar la propiedad y lo consiguieron con una sentencia favorable en 2007, según desveló La Vanguardia. Desde entonces poseen la finca, aunque poco pueden hacer con ella, puesto que aparte de estar ocupada es patrimonio de la ciudad. Además, está calificada en una parte como equipamiento técnico-administrativo y de seguridad –pensado para el cuartel– y en otra como equipamiento docente. Es el uso que se le quiso dar hace años a la parte sin edificar del complejo. 

Desde hace casi 30 años, el inmueble es historia viva del movimiento 'okupa' y anarquista de la ciudad. Es uno de los centros sociales autogestionados de referencia en Barcelona, con multitud de actividades políticas y culturales. A lo largo de los años, ha sido objeto de desalojos forzosos –y fallidos–, como el que derivó en fuertes altercados en 2001. Aquel día perdió un ojo por impacto de bala de goma Carles Guillot, uno de los primeros heridos de este tipo

Los Mossos d'Esquadra registraron en 2014 el inmueble en el marco de la Operación Pandora, contra una supuesta trama terrorista anarquista. No detuvieron a nadie y se llevaron solo ordenadores, teléfonos móviles y otros documentos. La Audiencia Nacional acabaría archivando la causa tres años después

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha