eldiario.es

9
Menú

CATALUNYA

Entidades por los derechos humanos lamentan que el Parlament se resista a acabar con el aislamiento en las cárceles

Las entidades promotoras del Grupo de Trabajo parlamentario sobre los Departamentos Especiales de Régimen Cerrado de las cárceles catalanas denuncian que no han sido escuchadas sus reivindicaciones

Consideran que las conclusiones aprobadas este martes por la mayoría de fuerzas políticas significa una oportunidad perdida para suprimir el aislamiento y que la normativa queda fuera de las recomendaciones internacionales

- PUBLICIDAD -
Brians I;Departament Especial de Régim Tancat; presons

Brians I; Departamento Especial de Régimen Cerrado ©SÒNIA CALVÓ

El Parlament ha puesto fin este martes al debate sobre l os módulos del régimen de aislamiento en las cárceles catalanas. O, como lo describen las organizaciones en defensa de los Derechos Humanos, "el espacio más opaco e impune de los centros penitenciarios". Los grupos parlamentarios han votado las propuestas del Grupo de Trabajo de la comisión, que instaba a hacer cambios dentro de los centros, pero el resultado, según las entidades en defensa de los Derechos Humanos, está lejos de ser satisfactorio. Según ellas, se ha perdido una oportunidad para adaptar la aplicación del aislamiento a las recomendaciones internacionales.

Las medidas aprobadas por el Parlament este martes, tras un debate sobre aislamiento penitenciario sin precedentes en la Unión Europea, incluyen la programación de un mínimo de 8 horas de actividades semanales para los internos en esta situación –sea con carácter individual o en grupo– y ampliar el programa y las horas de actividades fuera de la celda garantizando recursos para los equipos de tratamiento (compuestos por psicólogos y educadores). Este refuerzo de los equipos de tratamiento pretende asegurar que los internos puedan estar un mínimo de 6 horas diarias fuera de la celda. También se prevé la reducción del tiempo para la revisión de grado, que pasará de seis a tres meses, y se revisará la aplicación de los dos artículos del reglamento penitenciario que implican la modalidad más severa (los artículos 93 y 94) cada 6 semanas como máximo. En España la ley establece que un interno puede estar hasta 21 horas al día encerrado en una celda, durante mesos o incluso años.

La Coordinadora para la Prevención de la Tortura y el Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos (OSPDH), entidad asociada a la Universidad de Barcelona (UB), han comparecido horas antes de la celebración de la última sesión de trabajo de la comisión parlamentaria para denunciar que con estas medidas "se ha perdido una oportunidad para erradicar de las cárceles catalanas el aislamiento como forma de tratamiento". Parte importante de los debates se han centrado precisamente en poner en duda la efectividad de la reclusión en solitario en un tiempo largo pueda ser considerado un tratamiento. 

"¿Qué genera el aislamiento penitenciario? ¿Encerrarte en una celda puede mejorar la convivencia en una cárcel?" se han preguntado los representantes de las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, que han recriminado a Junts pel Sí y a otras formaciones políticas poca profundidad y atrevimiento, así como haber puesto encima la mesa cambios superficiales en la normativa. "No nos han escuchado, creemos insuficiente y con pocas garantías los cambios", han señalado. Ante las propuestas planteadas, los portavoces de las organizaciones han pedido a las grupos parlamentarios "que sean valientes porque la sociedad del siglo XXI se lo merece".

" N os hemos quedado en el camino", se han lamentado Mireia Vehí i Joan Giner, portavoces de la CUP i de Catalunya Sí que es Pot, respectivamente, que han comparecido acompañando a los representantes de las organizacions de Derechos Humanos. Giner,ha denunciado que "la normativa internacional, las Reglas Mandela, desaconsejan un período más largo de 14 días en aislamiento, y esto pasa sistemáticamente, se incumplen los estandares más básicos, no salimos aún de las cárceles en blanco y negro".

Precisamente, Alejandro Forero, portavoz del Observatorio de l Sistema Penal y Derechos Humanos (OSPDH), ha recordado cómo en el Grupo de Trabajo han aportado casos, relatos, nombres y han invitado a dos relatores internacionales contra la tortura que atestiguan de las consecuencias físicas y psicológicas del actual sistema de aislamiento en las cárceles catalanas. "Un dia como hoy resulta que las conclusiones tiran por tierra este esfuerzo y este espacio", ha señalado Forero. Finalmente, ha advertido que seguiran denunciando los módulos de aislamiento como "un espacio de vulneración de derechos".

Las conclusiones aprobadas se trasladaran ahora a la comisión de Justicia y motivarán una nueva circular de obligado cumplimiento para los centros penitenciarios de Catalunya que cuentan con estos módulos.

La Consejería de Justicia había reconocido deficiencias en su funcionamiento, y el mismo director general de Servicios Penitenciarios, Amand Calderó, manifestó en sede parlamentaria la voluntad de la Consejería para escuchar propuestas de mejoras. Parte importante de las medidas en los módulos de aislamiento se apuntan en una auditoria interna hecha por el Servicio de Inspección dónde se indican deficiencias graves en el funcionamiento de estos módulos.  Una de las principales conclusiones de los inspectores reflejada en la auditoria es la constatación que " el artículo 100.2 del reglamento penitenciario y la Circular 1/2005 se incumplen sistemáticamente en todos los DERT". Precisamente, qué seguimiento y control se producirá respecto las medidas aprobadas este martes es una de las mayores dudas de la efectividad de los cambios aprobados. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha