ERC y Junts tratan de acercar posturas sobre la estrategia independentista antes de diseñar el nuevo Govern

El vicepresdient Pere Aragonès, la líder de Junts, Laura Borràs, y el expresident de la Generalitat, Quim Torra, en una imagen de archivo.

 ERC y Junts han celebrado este martes la segunda de sus reuniones en la negociación para llegar a un nuevo Govern. En esta ocasión, la cita se ha centrado en tratar de acercar posturas en las estrategias de ambos partidos para llegar a la independencia y, por tanto, el camino que el nuevo Ejecutivo defendería de forma unitaria. Esta ha sido una de las cuestiones que más ha separado a los socios de gobierno en la pasada legislatura.

"ERC y Junts han centrado la segunda reunión de las negociaciones en trabajar el consenso estratégico independentista", ha afirmado la formación republicana en un comunicado. "Los dos partidos trabajan la estrategia compartida para avanzar hacia la república catalana como uno de los principales ámbitos en los que encontrar puntos de acuerdo", han asegurado. También desde Junts subrayaban este asunto, sobre la que el partido de Laura Borràs ya había tratado de marcar terreno en la anterior cita, cuando habló de una acción política compartida en las cámaras estatales.

Fuentes de los partidos afirman que las reuniones están yendo lentas y que aún no se han abordado en detalle las cuestiones más urgentes, como es la formación del nuevo Parlament. Según los plazos legales, el vicepresident Pere Aragonès tiene hasta el 12 de marzo para convocar la sesión constitutiva, cuando deberán elegirse al presidente de la Cámara y los miembros de la Mesa. Los partidos independentistas, de votar en bloque, pueden mantener el control de 3 de los 5 puestos. Según el reparto tradicional, si la presidencia del Govern es ahora para ERC, a Junts le tocaría la más alta representación parlamentaria, por lo que debería proponer un presidente o presidenta.

Además de la reunión mantenida entre los dos principales partidos independentistas, ERC ha vuelto a reunirse este martes con la CUP, formación con la que inició la ronda de negociaciones y que los republicanos desean convertir en una de las patas sobre las que descanse el nuevo Ejecutivo. En ese caso, anticapitalistas y ERC han comenzando a descender al detalle de la revisión que ambos desean realizar sobre el modelo policial y de orden público en la próxima legislatura. "Un plan de choque para hacer un cambio profundo en el modelo de seguridad", según han detallado los republicanos, que fuentes de la CUP han definido como un "giro de 180º en la estrategia antirrepresiva".

Etiquetas
Publicado el
23 de febrero de 2021 - 19:02 h

Descubre nuestras apps

stats