La nueva patronal catalana que defiende el despido gratis: "¡Encima que te echo te tengo que premiar!"

Pere Barrios, impulsor de Patronal Catalana

El empresario del sector metalúrgico Pere Barrios, que hace tres meses perdió las elecciones a PIMEC (Pequeña y Mediana Empresa de Catalunya), prepara el lanzamiento de una nueva patronal: Patronal Catalana. Pese a su perfil independentista, en entrevista con elDiario.es asegura que la entidad es "apolítica" y que dará cabida a cualquier sensibilidad, siempre con la finalidad de "mejorar a las empresas", que según él están desprotegidas por las representantes del sector del empresariado.

Joan Canadell, un fichaje polémico para Junts que entusiasma a sus bases

Joan Canadell, un fichaje polémico para Junts que entusiasma a sus bases

"Estás delante del perfil de empresario de éxito que empezó sin dinero", defiende, orgulloso, Barrios, de 59 años, cuyo grupo empresarial metalúrgico Sturlese ha conseguido este año 2,4 millones de euros de beneficios, el doble que el año anterior. Nacido, criado y aún residente en Caldes de Montbui (Barcelona), Barrios empezó a trabajar en la metalúrgica donde lo hacía su padre a los catorce años. A los 27, un conocido francés le explicó cómo funcionaba el corte de metales por láser y, al darse cuenta de que esa tecnología aún no estaba implantada en España, capitalizó el millón de pesetas que tenía de paro para convertirlo en su inversión inicial. "Cambié la fecha de mi luna de miel para ir a Francia a conocer esta tecnología", recuerda Barrios. 

Antes de ponerse en marcha, esa nueva patronal ya ha generado polémica con propuestas tan impopulares como que las start-up puedan contar con parados que trabajen para ellas sin que les paguen un salario o reducir el coste del despido a cero. También la de la mochila austríaca, que permita abaratar el despido asumiendo parte del salario del trabajador durante unos años después a su cese, o que se cree una nueva figura laboral, la del "aprendiz senior", en la que el empresario pueda contratar a un parado sin formación a un coste menor que el del convenio para asumir su formación. 

Frente el paro estructural y la temporalidad y precariedad que asolan a la clase trabajadora, Barrios afirma que su patronal será agresiva. Lo constata hasta con su tono en la entrevista. "Hay un concepto mal entendido, a mí me han llegado a decir: ‘Dame lo que me toca que me voy’. ¿Lo que te toca? Si te vas tú la ley dice que no te tengo que dar nada. Si te echo sí, aunque no entiendo por qué, ¡encima que te echo te tengo que premiar! De la misma forma que hay que modernizar la maquinaria, hay que modernizar al trabajador, porque muchos no se adaptan o no se reciclan, ¡o no quieren trabajar!". 

Barrios mezcla el tono didáctico y amable con cierta vehemencia en algún momento, por ejemplo cuando defiende la "inutilidad" de fichar en el trabajo para que queden registradas las horas extra. "La ley me obliga a fichar y es un trabajo inútil en mi caso, porque los trabajadores recogen el turno del anterior y lo cumplen por compañerismo y de manera automática", afirma.

Pero puede haber empresas que no paguen las horas extra y es una forma de control. 

Esto es aparte, el control horario se hace para que el empresario no abuse de las horas extra, pero esto se hará igual, porque puedes decir que ha fichado y que el trabajador siga en su puesto. 

Pero entonces es más fácil demostrar la infracción. 

¿Cómo? 

Demostrando que estaba trabajando y ya había fichado su salida. 

Eso lo puede hacer sin este control, sin fichar, que lo diga y lo denuncie: "Me han pagado cuatro y he trabajado ocho". Además, los sindicatos ya están para lo que estás haciendo tú, no los periodistas. 

Yo estoy para preguntar. 

Me estás acusando de que hago trabajar horas extras y no las pago. 

Yo no he dicho eso, he dicho que si en un contexto como el suyo el control horario podría ir mal…

No, yo he dicho que es inútil. 

De acuerdo, dice que inútil. Pero entiendo que en otras empresas pueda ir bien y no creo que eso sea acusarle de nada. 

Es inútil que ahora controlemos esto y me hubiera gustado que las patronales cuando se aprobaron estas normas hubieran demostrado más reticencia. Lo mismo con el teletrabajo, si no tenemos cuidado el trabajador podrá decidir si trabaja en casa o presencialmente. 

Barrios, cercano a Canadell (Junts)

En opinión de Barrios y de la nueva patronal, "los trabajadores tienen más poder ante las administraciones porque pueden parar el país, salir a la calle", mientras que las actuales patronales "no están haciendo su trabajo, no están defendiendo lo que hay que defender". "Nosotros no queremos perjudicar al trabajador, queremos mejorar las empresas. Propondremos cosas que no gustarán, pero creo que explicándolas bien haremos entender que son beneficiosas para todos", afirma Barrios, que cree que patronal y sindicatos son a día de hoy "entidades anacrónicas con siempre los mismos miembros que se conocen desde hace años y se atribuyen una representatividad que no tienen". 

Desde sindicatos como Comisiones Obreras reciben su llegada con una mezcla de "respeto" y "preocupación" por unas propuestas que consideran "extremistas y erróneas, que pueden servir para tener titulares y atraer nuevos socios", en palabras de Cristina Torre, secretaria de acción sindical, que recuerda que es una patronal que, "como otras, aún está formándose y no en las mesas de negociación". Asimismo, señala la sindicalista que otras nuevas patronales de pequeñas y medianas empresas como Conpymes han nacido "con menos titulares" pero con más representatividad. 

Vicepresidente de la Cambra de Comerç, Barrios es cercano a Joan Canadell, que era presidente de la misma Cambra antes de ser número dos de Junts, y conocido por su populismo polémico en elogios a las políticas de Trump, defendiendo que Cristobal Colón era catalán o faltando al respeto a los inmigrantes españoles que llegaron a Catalunya. "Ojalá Canadell hubiera sido nombrado conseller de Economia o de Treball", dice Barrios, que sin embargo defiende que la nueva patronal es "apolítica" y que en ella tienen cabida propuestas no independentistas, después de que se situara a la Patronal Catalana en la órbita de la Asamblea Nacional Catalana (ANC).

"El 98% somos independentistas"

"El independentismo ya tiene a su patronal, que es Anem per Feina. Esta patronal [Patronal Catalana] busca ir más allá, defender cosas que mejoren a los empresarios, lo que pasa es que el 98% de los que estamos somos independentistas y la mayoría creemos que haríamos mejor las cosas en un estado independiente. El filtro se ha hecho, en parte, porque las empresas que no lo creen así ya se han ido de Cataluña", abunda Barrios. 

Pese a sus propuestas radicales desde el punto de vista de los trabajadores, Barrios y su nueva patronal también apuntan a reducir las dificultades del pequeño autónomo y limar las desigualdades con las grandes empresas. Propone que el impuesto de sociedades se cobre a partir de un nivel elevado de capital, ya que cree que "Europa no tiene fuerza para aplicar el impuesto" mínimo del 15% a las multinacionales que ha anunciado recientemente la Unión Europea. También una cuota de autónomos menor y proporcional para pequeños empresarios, "que puedan cotizar media jornada" y reducirla o eliminarla para los microjobs. "No puede ser que alguien que gane 300 euros por un trabajo de freelance tenga que hacerse autónomo", lamenta. 

Barrios está abierto a todo tipo de socios en una patronal cuya cuota inicial será de cinco euros, pero aspira a que sean empresas "medianitas" las que nutran su estructura. El empresario defiende que, a nivel mundial, "no se podrán recuperar los 400 millones de empleos destruidos" a no ser que se reduzcan las jornadas a seis horas. "Reduciendo los sueldos, claro", matiza.

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2021 - 22:00 h

Descubre nuestras apps

stats