La portada de mañana
Acceder
Euskadi, Andalucía y Murcia encabezan la presión para alargar el estado de alarma
El máster fallido de la Autónoma de Barcelona que dejó sin cobrar a profesores
Opinión - Sánchez muerde el anzuelo, por Esther Palomera

Animalistas reclaman el cese del jefe de la Guardia Urbana de Barcelona por el perro muerto a tiros por un agente

Concentración en la plaza Sant Jaume

Centenares de personas, convocadas por el partido animalista Pacma, se han concentrado este sábado frente al Ayuntamiento de Barcelona para exigir al consistorio que "depure responsabilidades" en la Guardia Urbana tras la muerte de un perro esta semana a causa del disparo de un agente.

La Guardia Urbana de Barcelona asegura que el agente que disparó al perro en plena calle lo hizo porque le había mordido

La Guardia Urbana de Barcelona asegura que el agente que disparó al perro en plena calle lo hizo porque le había mordido

La concentración, que ha llenado la plaza Sant Jaume, ha criticado las "explicaciones corporativas y confusas" dadas hasta ahora por el Ayuntamiento y la Urbana y ha reclamado el cese del jefe de la Guardia Urbana de Barcelona, Evelio Vázquez, así como la puesta en marcha de protocolos específicos de actuación con animales.

Los hechos ocurrieron este martes en plena Gran Via, al lado de la plaza Espanya. Según la versión policial, el agente disparó al ser atacado y mordido por el animal, que se encontraba junto a su dueño en el acceso al aparcamiento de un hotel. Una patrulla del distrito Sants-Montjuïc había decidido identificar al propietario, un sin techo conocido en el barrio, al ver que el perro estaba sin atar y sin bozal, "deambulando solo" y siendo de una raza "potencialmente peligrosa".

En el transcurso de esa identificación, el perro se habría abalanzado sobre el agente y éste le habría disparado. Según explicó la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha abierto una investigación interna sobre los hechos.

Por contra, algunos testigos describieron un encontronazo entre el hombre y los agentes y hablaron incluso de algunos golpes cruzados, tras lo cual un guardia disparó a la cabeza del perro que no llegó a morderle, sino que ladraba sin cesar. Dichos testigos relataron como seis policías redujeron al dueño con contundencia, llegando a golpearlo contra un autobús.

El joven se llama Tauri y su perro, Sota. La Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) explicó que animal y dueño estaban siendo evaluados para ver si podía entrar en el programa #MejoresAmigos, pensado para personas sin hogar y con un animal de compañía.

Etiquetas
Publicado el
22 de diciembre de 2018 - 18:23 h

Descubre nuestras apps

stats