Puigdemont carga contra el "pactismo mágico" de ERC

El presidente de JxCat y expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

ACN

22

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha criticado el "pactismo mágico" de ERC y ha avisado que con su estrategia está contribuyendo a la "cronificación" del conflicto. En su opinión, el partido de Junqueras "pretender resolver cuestiones estructurales de fondo aprovechando la debilidad parlamentaria de un gobierno es de una ingenuidad peligrosa".

En un artículo publicado en 'La Vanguardia', Puigdemont subraya que los acuerdos de ERC con el Gobierno central se tratan de un "ejercicio de autoengaño que quizá permite transitar pacíficamente de unas elecciones a otras, pero que contribuye a la cronificación del conflicto, que es el escenario donde el fuerte gana siempre ". "Ni la supervivencia de un gobierno de izquierdas en el Estado ni la lucha contra la extrema derecha justifican ningún aplazamiento estratégico", ha avisado.

Puigdemont considera que los "atajos" pueden ser una "trampa", y añade que "quien vea en los acuerdos con el Estado un atajo para hacer más transitable e indolora la consecución de la independencia no está contando la verdad". En este sentido, ha apuntado que los críticos con la estrategia del 'tenim pressa' (tenemos prisa) precisamente tienen ahora una "prisa exagerada para pactar con el Estado como si de esta táctica dependiera todo".

"Los críticos con el independentismo mágico son ahora los defensores del pactismo mágico", ha ironizado en referencia a ERC, a quien ha advertido de que este pactismo "está lejos de demostrar la eficacia de sus predecesores" aunque se anuncie como un "remedio que predispone el cuidado de casi todos los males".

El expresident ha defendido que la estrategia de la consecución del estado propio no debe estar vinculada a las mayorías que haya en España, porque afirma que en el otro lado siempre habrá la misma respuesta, fijada por el programa de gobierno de quien gobierne, pero también por sus predecesores. En el debate con el Estado, ha continuado, siempre existe el peso del legado de Felipe V, Primo de Rivera y Franco a través de ministros, funcionarios, jueces y decretos.

Según Puigdemont, las "escasas mejoras que se obtengan nunca serán a cuenta del debilitamiento del poder del Estado". También lamenta que el catalanismo no haya construido en este tiempo un sistema experto y "robusto" después de más de "100 años de confrontación". En este punto, ha criticado que una parte del catalanismo sintiera la "necesidad obsesiva de matar el legado político y de obra de gobierno de Jordi Pujol" dedicando "ingentes esfuerzos a estigmatizar a los convergentes".

Etiquetas
Publicado el
6 de diciembre de 2020 - 12:01 h

Descubre nuestras apps

stats