eldiario.es

9

Feminismo y pedagogía en el "desconocido" movimiento pacifista de la Guerra Civil

'Memoria en sombra' relata la historia de los movimientos como la Internacional de Resistentes a la Guerra durante el conflicto, de la mano de las autoras Fernanda Romeu y Alexia Rahona

Se trata de una investigación en archivos y documentos, pero también con el apoyo familiar de figuras como José Brocca o Amparo Poch

'Memoria en sombra'

"Sabed desde que los avances sociales y las revoluciones se hacen con libros. Que no valen armas ni sangre si las ideas no están bien orientadas, bien digeridas en las cabezas". Con estas palabras de Federico García Lorca, Alexia Rahona y Fernanda Romeu iniciaban la presentación de su libro 'Memoria en sombra', un relato del grupo pacifista Internacional de Resistentes a la Guerra durante la Guerra Civil Española, y que cuenta con el prólogo de Staša Zajović, cofundadora del movimiento Mujeres de negro de Belgrado. 

Francisca del Rey, de Mujeres de Negro contra la guerra de Toledo, recordó el camino de este movimiento pacifista de las mujeres que comenzó en lugares como Israel y los Balcanes, un trabajo de "luchadoras, muy importante". "Creemos que la gente debe salir a la calle y decir que no queremos violencia, no queremos que haya guerras porque no se hacen por el bien de la población civil", aseguró. Así, hizo un llamamiento a la población: "si no salimos a la calle, si callamos, también tenemos culpa". Desde Izquierda Unida Toledo, Eva Jiménez, recordó que existe una deuda pendiente con la memoria histórica, que es "mucho más profunda de lo que parece" y destacó la importancia del libro que "abre las puertas" al "desconocido" movimiento del pacifismo.

Acto 'Memorias en sombra'

Alexia Rahona explicó que 'Memoria en sombra' nace a raíz de un artículo homónimo de Fernanda Romeu, a raíz del cual el contacto entre ambas autoras comenzó a fluir más y comenzaron a ver que había gente que durante la República se planteaba apoyar este bando "sin acudir a las armas".  "Hablábamos de cómo en ese momento se abrió una grieta muy importante en el movimiento pacifista y por eso nos interesó conocer el debate", relató.

Después de la Primera Guerra Mundial, el movimiento pacifista internacional fue "muy fuerte" y en el trabajaron también las mujeres con sus propios postulados de paz. Sin embargo, explicó Rahona, no había un referente para hablar de esto. "El debate que se creó fue que se pidió levantar el embargo de armas por parte de la República, pero otros colectivos somo la Internacional de Resistentes a la Guerra se mantuvieron en su postura de apoyo sin armas y sin violencia", aseguró. La declaración fundadora de la IRG señalaba que la guerra "es un crimen contra la humanidad".

A través del estudio de archivos y entrevistas personales conocieron a personalidades que "nos traspasaron" y formaron una memoria colectiva que instó a las autoras a realizar el trabajo. Entre ellas, destacan las figuras de José Brocca y Amparo Poch, con cuyos familiares se contó para plasmar misivas personales de ambos pacifistas. Brocca fue miembro fundador y líder de la Liga española de Resistentes a la Guerra, y se implicó en actividades humanitarias desde el inicio de la Guerra Civil, como hogares de niños refugiados españoles en Francia donde ayudó tanto a republicanos como nacionalistas. 

Poch se definía como anarquista y reclamaba que "esta guerra espantosa que nos conmueve, esta guerra repugnante que nos avergüenza ha precipitado los acontecimientos para todos, pero principalmente para la mujer. Fueron razones económicas frías y duras las que sacaron a las mueres de su órbita sosegada y estrecha". Aseguraba igualmente que "nuestra conciencia rechaza de plano la guerra, nuestro corazón no puede admitir la violencia como razonable en ninguna ocasión".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha