eldiario.es

Menú

La rehabilitación del Alcázar de Guadalajara depende de la subvención del Ministerio de Fomento

El Ayuntamiento solicitó al Gobierno central, a principios de julio, una ayuda de un millón de euros para financiar los trabajos de consolidación de la muralla del monumento

El proyecto arqueológico se presentará en un mes y las excavaciones comenzarán después del verano

Alejandro Ruiz, portavoz de Ciudadanos: “Estoy orgulloso de que hayamos puesto la primera piedra para recuperar el Alcázar y no vamos a utilizarlo con rédito electoral”

- PUBLICIDAD -
Vista del Alcázar desde la crujía norte

Vista del Alcázar desde la crujía norte

El comienzo de los trabajos para rehabilitar el Alcázar de Guadalajara, uno de los monumentos medievales más emblemáticos de la capital alcarreña en deteriorado estado de conservación, está supeditado a que el Ministerio de Fomento conceda al Ayuntamiento de Guadalajara la ayuda del 1,5% cultural, destinada a la recuperación del patrimonio.

Armengol Engonga, concejal de Cultura reconoció esta situación el pasado  el pasado 4 de julio, cuando el Consistorio anunció que había solicitado una subvención de un millón de euros a Fomento para invertirlos en la muralla de la alcazaba medieval:“ Espero que el nuevo Gobierno de España sea sensible a esta petición y destine una parte lo suficientemente significativa del citado porcentaje cultural para que se puedan realizar las actuaciones pertinentes para poner en valor este emblemático monumento histórico”.

Precisamente, la redacción del proyecto arquitectónico que el Ayuntamiento adjudicó en diciembre al grupo de empresas (UTE) Gómez-Latorre-Moreno con el objetivo de consolidar la estructura exterior del edificio defensivo por un importe de 107.000 euros ha concluido, según ha podido saber eldiarioclm.es. “Se ha completado el proyecto para la estabilización de los muros, la muralla y la consolidación de las bóvedas que se orientan al barranco del Alamín”, asegura José Ignacio del Castillo, arquitecto municipal de Guadalajara.

Según recoge el extenso documento, los trabajos se desarrollarán en dos fases. La primera se concentrará en “el recalce de los muros y la consolidación de las bóvedas, mientras que con la segunda fase se recuperará la muralla hasta el paso subterráneo del barrio de Aguas Vivas”, explica el arquitecto. Unas obras ‘urgentes’ sobre la estructura que podrían comenzar en los próximos meses, siempre y cuando Fomento conceda en un periodo aproximado de dos meses las ayudas de más de un millón de euros, solicitadas por el Ayuntamiento capitalino. “Pedimos ayuda económica al Ministerio para recuperar las bóvedas, una intervención prioritaria con la que solucionaríamos las actuales filtraciones de agua y evitaríamos un mayor deterioro del recinto”, matiza Del Castillo.

Una vez que se completen estas obras de consolidación, la rehabilitación de este Bien de Interés Cultural (BIC) se orientará a recuperar el trazado original y el interior del Alcázar, un proyecto que, según admite el arquitecto municipal “se plantearía a largo plazo e implicaría una inversión de varios millones de euros, pero que “llegaría en un momento en que Guadalajara es más sensible hacia la recuperación de su patrimonio”.

La investigación arqueológica

En paralelo, el plan arqueológico, que articula la recuperación e investigación de las ruinas arqueológicas que se conservan en el interior del Alcázar también avanza. Ildefonso Ramírez, arqueólogo que dirige las excavaciones en este monumento, explica a este digital que “el proyecto arqueológico está completado y que el Ayuntamiento de Guadalajara lo dará conocer en un mes”. En la presentación se divulgarán los datos más relevantes del estudio que se ha realizado en los últimos meses sobre la superficie del Alcázar, mediante una muestra de las prospecciones desarrolladas con georradar. Después, el trabajo de campo arrancará previsiblemente en septiembre u octubre, según estima Ramírez.

Alcázar de Guadalajara, hoy en ruinas y parcialmente excavado

Alcázar de Guadalajara, hoy en ruinas y parcialmente excavado

Las excavaciones arqueológicas, en las que participará también una empresa de restauración tratarán de datar el origen histórico de los vestigios arqueológicos para “identificar la identidad del Alcázar y adecuar el proyecto arqueológico a esta realidad”, comenta el arqueólogo.

En cuanto a la antigüedad a la que se podrían remontarse los restos de este palacio del bajo medievo, Ramírez subraya que “no descartamos que se pueda hallar un alcázar andalusí anterior al siglo XIII y si esa circunstancia se confirma, condicionaría todo el proyecto actual y la recuperación posterior”.

Con respecto a los usos que podría albergar la alcazaba, después de su restauración, Ramírez explica que “apuesto por que el Alcázar se convierta en un parque arqueológico urbano con fines educativos y de divulgación del arte, que aportaría un gran potencial turístico a la ciudad por su proximidad a la Comunidad de Madrid”.    

Las intervenciones que se van a acometer sobre la estructura y los elementos arqueológicos del Alcázar llegan, tras una década de falta de inversiones del Ayuntamiento capitalino en la recuperación de este icónico monumento.

Las últimas excavaciones arqueológicas, que se realizaron en este monumento entre 2004 y 2007, mediante el convenio que el Ayuntamiento de Guadalajara (PSOE) firmó con el Laboratorio de Arqueología y Arquitectura de la Ciudad (LAAC) de la Escuela de Estudios Árabes de Granada ya revelaron la importancia histórica del monumento. En concreto, se recuperaron interesantes muestras de arquitectura andalusí construida en tiempo de los monarcas castellanos.

El  Alcázar de Guadalajara se remonta al siglo XIII y se tiene  constancia de que funcionó como castillo, palacio real, fábrica de paños, cuartel o colegio de huérfanos hasta 1936. Durante la Guerra Civil quedó destruido y desde entonces ha sido uno de las muestras más expoliadas del patrimonio local de Guadalajara. En opinión de Ildefonso Ramírez, “La falta de una educación y una sociedad cívica que demande la protección del patrimonio hacen que el Alcázar se encuentre hoy en una situación penosa como otros muchos monumentos de la ciudad”.

“Satisfacción”

Desde Ciudadanos Guadalajara manifiestan su “satisfacción” por los avances que se están produciendo en la recuperación del Alcázar. Precisamente, la rehabilitación de este símbolo del patrimonio, desconocido para una mayoría de los guadalajareños, fue una de las principales condiciones que esta formación puso sobre la mesa para apoyar la investidura de Antonio Román (PP) como alcalde de Guadalajara, en junio de 2015.

Alejandro Ruiz, portavoz de este grupo político en el Consistorio afirma a eldiarioclm.es que “estamos orgullosos de haber puesto la primera piedra para recuperar el Alcázar”, al tiempo que pide a quien gobierne en un futuro que “mantenga este compromiso con el patrimonio de la ciudad, porque es una iniciativa a largo plazo que excede a una legislatura”.

En este sentido, Ruiz asegura que “su partido no va a utilizar este tema con réditos electorales, porque lo importante es que los ciudadanos puedan disfrutar de esta joya arquitectónica, que puede atraer un verdadero turismo arqueológico a Guadalajara”.

Finalmente, sostiene que no comprende “las críticas de PP, PSOE e IU sobre el retraso en este proyecto cuando ellos se olvidaron y no hicieron absolutamente nada por el patrimonio de Guadalajara durante el tiempo que gobernaron la ciudad”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha