La portada de mañana
Acceder
Nuevas notas de Villarejo vinculan a Rajoy con Kitchen
Activistas, abogadas y matronas rompen el silencio de la violencia obstétrica
Opinión – Parábola de la patada en la puerta, por Elisa Beni

La ‘gymkana’ de los usuarios de Cercanías en Guadalajara para sortear las obras de Fomento

Foto: Cercanías Madrid

El ‘Plan Integral de Mejora de la red de Cercanías de Madrid’ que desarrolla el Ministerio de Fomento desde comienzos de junio supondrá la modernización de la infraestructura de la línea C2, que discurre desde Madrid hasta Guadalajara, a través del Corredor del Henares, la tercera línea con mayor tráfico de toda la red ferroviaria madrileña. Unas mejoras que, previsiblemente, minimizarán el calvario que los miles de usuarios de este medio de transporte de las localidades del cinturón industrial de Guadalajara han sufrido a diario desde hace varios años en forma de averías, retrasos y escaso mantenimiento de los trenes y accesibilidad a las estaciones.

La renovación de Cercanías contará con una inversión total de 5.000 millones de e0uros destinados a la actualización de trenes y modernización de la infraestructura, que se llevará a cabo progresivamente en toda la red nacional hasta 2025. Según recoge el documento que desglosa en detalle la obra, gestionada por Renfe y Adif, las actuaciones en la línea C2 se concentran en la construcción de dos grandes vías: El eje transversal y la vía de contorno, que es por la que circulan actualmente los trenes Civis bordeando O’Donnell hasta Chamartín sin entrar en el centro de Madrid.

En lo que se refiere a las obras en la parte de la línea que atraviesa Guadalajara sobresale la actuación planeada en la estación de Azuqueca de Henares (Guadalajara), que se beneficiará de una remodelación parcial centrada en la incorporación o sustitución de ascensores y escaleras mecánicas por valor de más de un millón de euros. En paralelo, en la estación de Guadalajara se remodelará el edificio, los vestíbulos, las instalaciones y el aparcamiento. El presupuesto fijado asciende a 900.000 euros.

En todo caso, visto de forma global, el primer objetivo del plan de Cercanías en Madrid estriba en articular el eje transversal, es decir, la nueva línea que cruzará Madrid de noreste a suroeste. Unirá San Fernando de Henares -municipio por el que discurre la C2- con Príncipe Pío, parando en Alonso Martínez, donde se construirá un nuevo intercambiador de transportes. Una obra de envergadura para la que Adif invertirá 1.058 millones de euros, y que se extenderá desde 2020 hasta 2025. Este proyecto se encuentra en la fase de tramitación administrativa previa en la que se deben todavía aprobar el estudio informativo, pendiente de actualización, así como la declaración de impacto ambiental. En paralelo, se redactará el proyecto constructivo donde se especifican todas las actuaciones a realizar, según informan fuentes de Adif a eldiarioclm.es.

Asimismo, el desdoblamiento de la vía de contorno es la otra gran remodelación que incidirá en esta línea para la que Fomento dedicará 235.270 euros. El notable crecimiento de la demanda de viajeros en los últimos años explica la razón de esta obra con la que se trata aumentar la capacidad y la calidad del servicio en esta vía con nuevos servicios de Cercanías que circularán por el trayecto habitual y conectarán al Corredor con el norte de la capital de España. Desde Adif aseguran a este digital que esta nueva infraestructura es “importe” y “beneficiará las circulaciones que utiliza el Corredor del Henares”. Entre estas mejoras sobresale la reducción del tiempo del trayecto entre Guadalajara y Chamartín a 47 minutos.

Al margen de las obras relacionadas con la red ferroviaria, las prioridades de Fomento en Cercanías se centran en la seguridad, las comunicaciones y la accesibilidad en algunas de las estaciones de la línea del Corredor del Henares. De este modo, sobresalen las actuaciones con las que Adif pretende mejorar la fiabilidad de la infraestructura y con ello aminorar las incidencias que se han producido con frecuencia en los últimos años por aspectos que atañen a la propia infraestructura.

Este organismo destinará 130.000 euros a mejorar el control y la gestión del tráfico. Adif sustituirá los “enclavamientos eléctricos por electrónicos”, lo que significa habilitar dispositivo que permite controlar la circulación en una estación de ferrocarril como la señalización, los desvíos o las semibarreras, en las estaciones de Azuqueca, Azuqueca-Puerto Seco (mercancías) y Guadalajara, además de otros apeadores de la región de Madrid.

En relación a la electrificación de la vía, cuyo presupuesto está fijado en algo más de 26.000 euros, se rehabilitará la estructura de la catenaria de hilo en el trayecto entre Atocha y Guadalajara con el objetivo de blindar la seguridad de las instalaciones de este itinerario. El mal estado de la catenaria es el responsable de cerca del 4% de las reclamaciones de los usuarios, según datos del gestor de infraestructuras ferroviarias.

Quejas de los usuarios

Fomento inició las obras de rehabilitación del túnel de Recoletos, inaugurado en los años 60, el pasado 3 de junio. También interrumpió la circulación entre las estaciones de Atocha y Chamartín. Las obras no han aplacado las quejas de los usuarios en las redes sociales.

La acumulación de retrasos y averías, los incumplimientos en las frecuencias de los trenes, y la elevada temperatura y la masificación de los vagones centran las protestas habituales de los viajeros de la línea C2 que ahora utilizan el servicio alternativo habilitado por Renfe.

Cualquiera que navegue por Twitter, especialmente, por el perfil social ‘Salvemos Cercanías’, podrá comprobar la cascada de protestas de los usuarios que manifiestan su insatisfacción y descontento con la calidad de un servicio utilizado a diario por miles de personas que se desplazan diariamente a Madrid desde la provincia de Guadalajara para trabajar, estudiar o acudir al médico.

Así, se pueden leer mensajes como el que relataba de forma expresiva el usuario @nightfalls sobre la temperatura en un tren de esta línea el pasado jueves en plena ola de calor: “@CercaniasMadrid tiene tela la cosa de que el Civis dirección Guadalajara pasando casi ya por Alcalá tenga el aire acondicionado apagado. Es para denunciaros, después del dinero que nos gastamos”.

El usuario @eddie_vg comentó el pasado 27 de junio: “¿Quién es el responsable de @CercaniasMadrid? Toda la infraestructura de la red obsoleta y estropeada. Constantes incidencias. Baja frecuencia de trenes. ¿Alguien va a poner algo de cordura?”

Por su parte, el usuario @bubie77 hace referencia a los constantes retrasos y se pregunta: “¿@CercaniasMadrid qué pasa con los horarios de los trenes entre Chamartin y Guadalajara? No hay día que salga a su hora y mejor no hablar de su hora de llegada. Servicio malo malísimo, pero mismo precio de billete”.

Este medio se ha puesto en contacto con Renfe para conocer cómo se ha desarrollado el primer mes de las obras en la red de tren convencional y cuál ha sido el nivel de incidencias que se han dado en el servicio que la operadora ha coordinado con la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y el Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid.

Desde Renfe aseguran, en contra de lo que puede visualizarse en las redes sociales, que el servicio de transporte alternativo “funciona con normalidad” y que solo se están registrando “retrasos puntuales” y averías en la red que no se originan únicamente debido al estado de la infraestructura, sino también a actos vandálicos y otras causas ajenas al organismo que tiene la competencia de conservar la infraestructura.

Con respecto a las reclamaciones de los usuarios, Renfe las califica de “minoritarias” y en, cualquier caso, señala que “no ha habido un repunte derivado de las obras de Cercanías·”. Según informan, entre el 2 de junio y el 25 de junio, Renfe registró 53 reclamaciones que los usuarios presentaron a través de los canales oficiales. Es una cantidad que juzgan “baja” teniendo en cuenta que Cercanías Madrid es utilizado a diario por más de 900.000 viajeros, puntualizan la misma fuente. Asimismo, atribuyen el funcionamiento óptimo de la red al plan de prevención que han diseñado en coordinación con otros organismos con mucha antelación al comienzo de las intervenciones en Recoletos y que dispone de más de 200 personas en las estaciones que informan puntualmente a cerca de las incidencias en la red.

Esta disparidad de opiniones sobre el servicio entre usuarios y Renfe se debe a que la mayoría de las quejas se difunden mediante las redes sociales y no por los canales oficiales. Las obras de mejora de Cercanías se prolongarán hasta finales de noviembre. Seis meses durante los que los viajeros seguirán retratando cómo es su experiencia cotidiana subidos a un tren de Cercanías y evaluarán si estas reformas ayudan a recuperar la confianza perdida en un servicio modélico hasta hace no tantos años.

Etiquetas
Publicado el
29 de junio de 2019 - 12:52 h

Descubre nuestras apps

stats