eldiario.es

9

Pueblos de toda Castilla-La Mancha alzan su voz por una moratoria para licencias de macrogranjas

Alrededor de un millar de personas han recorrido las calles de Toledo con máscaras de cerdo para exigir a la Junta que paralice las licencias de ganadería intensiva

Proclaman que seguir adelante con estos proyectos “hipotecará el futuro desarrollo” de los pueblos” a un sistema productivo rechazado en la Unión Europea

Manifestación en Toledo contra las macrogranjas

Manifestación en Toledo contra las macrogranjas

Alrededor de un millar de vecinos de pueblos de toda Castilla-La Mancha han tomado hoy las calles del Casco Histórico de Toledo en contra de la proliferación de la instalación de macrogranjas en la comunidad autónoma y para exigir una moratoria en las licencias que concede la Administración regional para estos proyectos. Convocados por la Plataforma CLM Stop Macrogranjas, que agrupa a numerosos colectivos, la ciudadanía de localidades afectadas por estos proyectos, y también de municipios colindantes, han asistido primero a una 'performance' en la céntrica Plaza de Zocodover, donde se ha denunciado este tipo de producción intensiva.

Desde allí han realizado un recorrido por varias calles de la capital castellano-manchega, con cánticos como una versión de "Resistiré", jotas manchegas, otras composiciones populares, música, pitidos y lemas como “Dinero para otros, purines para nosotros” y varios carteles contra el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. A la movilización ha asistido el diputado regional de Podemos David Llorente, cuyo grupo parlamentario gestiona la tramitación de una proposición no de ley para exigir esa moratoria.

Al final del recorrido, han leído el manifiesto consensuado para esta movilización donde han vuelto a resaltar su “firme” oposición a la instalación de ganadería industrial alegando varios motivos. El primero de ellos,  porque la aprobación de este tipo de proyectos significará “hipotecar el futuro desarrollo de nuestros pueblos a un sistema productivo” que está, hoy día, “siendo cuestionado y rechazado por los ciudadanos en los países más desarrollados de la Unión Europea”.

También consideran estos vecinos que con la gestión que las empresas promotoras y las instalaciones ganaderas hacen de los purines se pone en riesgo el suelo, el aire y sobre todo el agua, “contaminando acuíferos por saturación de nitratos”. Han recordado en este punto que así lo ha constatado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en casos como Huerta de la Obispalía (Cuenca).

Manifestación en Toledo contra las macrogranjas

Del mismo modo, los manifestantes consideran que la ganadería intensiva “no es un sector estratégico que fije población y cree riqueza en nuestros pueblos”. La gente se va, no quiere vivir en un pueblo donde no se puede abrir el grifo ni la ventana. Y los trabajos prometidos son pocos y precarios”, han resaltado. Y también han subrayado que este tipo de actividad “destruye más que crea” poniendo en riesgo la economía del municipio “donde se instala y de los colindantes, afectando no solo al sector turístico, también a la agricultura y a la ganadería de la zona”.

Tras considerar asimismo que el consumo de agua que necesita este tipo de explotaciones es “desmesurado” y que las macrogranjas son “lesivas” para el interés general de los vecinos de los pueblos afectados, las plataformas han destacado que alzan la voz para pedirle al Gobierno de Castilla-La Mancha y a los partidos políticos que “trabajen juntos en la defensa de nuestros pueblos, de nuestro entorno y de nuestra salud”. Han pedido así una moratoria que paralice las licencias a las explotaciones industriales intensivas que pretenden instalarse “hasta que se valoren los efectos que provoca”.

De hecho, recuerdan que muchos municipios han decidido modificar su normativa para frenar la instalación de la ganadería industrial: Riofrío del Llano, Sigüenza, Brihuega, Corduente, Maranchón y Alustante, en la provincia de Guadalajara; y Alpera, Higueruela y San Pedro, en Albacete, entre otros.

Hasta la Unión Europea

“Hemos ido a Bruselas en dos ocasiones en menos de cuatro meses a denunciar con ahínco los atropellos que sufren los pueblos a los que se les engaña con la baza de fijar población cuando hemos comprobado por la experiencia de otros pueblos que es mentira, que no solo no se fija, sino que se pierde población y el paro aumenta”, han recalcado, poniendo como ejemplo explotaciones ganaderas de este tipo en Castilléjar (Granada), Cancarix y Balsa de Ves (Albacete).

Por todo ello, han manifestado su intención de seguir reclamando esta moratoria en defensa de “nuestra vida en los pueblos, del entorno, de nuestra calidad de vida y de nuestra salud pública”. “Hoy demostramos que queremos pueblos vivos, que apostamos por una vida rural, limpia, con agua potable y sin ganadería industrial”, han concluido, ante los aplausos y vítores de los manifestantes.

Manifestación en Toledo contra las macrogranjas

CLM Stop Macrogranjas está compuesta por la Plataforma Cívica de Gamonal (Toledo), Plataforma Stop Macrogranjas Lucillos (Toledo), Pueblos Vivos de Cuenca (movimientos vecinales de Priego, Cañete, Fuentes, Villanueva de la Jara, Pozorrubielos de la Mancha, Carboneras de Guadazaón, Torrejoncillo del Rey, Campillo de Altobuey, Reillo, Tarancón, Belinchón, Almendros, Tinajas, Mota del Cuervo y Ecologistas en Acción Cuenca, Serranía Limpia y Viva), Plataforma No a la macrogranja en Pozuelo y Argamasón (Albacete), Plataforma Salvemos Meca y sus comarcas (Albacete), Plataforma Stop Ganadería Intensiva Porcina de Villamalea (Albacete) Ecologistas en Acción Albacete, Plataforma Stop Macrogranjas Comarca de Molina de Aragón (Guadalajara), Ecologistas en Acción Guadalajara, Asociación Plataforma Retamoso Sostenible (Toledo), Plataforma Ciudadana Salvemos el Arabí y Comarca (Yecla, Murcia), Plataforma Cívica Guadamur No a las Balsas de Purines (Toledo), Ardeidas (Talavera) y Ecologistas en Acción Talavera de la Reina.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha