eldiario.es

9
Menú

Un emprendedor conquense que ofrece leche de oveja "de calidad" a través de la genética "más avanzada"

El proyecto de Rodrigo Pardo Manjón es uno de los 15 finalistas de la segunda edición de los premios a la innovación agraria 'Generación Agro'

Más de 500 personas votaron por su proyecto que persigue la gestión integral de una explotación de ovino lechero con animales de alto valor genético

- PUBLICIDAD -
La ganadería Rodrigo Pardo Manjón situada en Gabaldón (Cuenca)

La ganadería Rodrigo Pardo Manjón situada en Gabaldón (Cuenca)

“Conseguir hacer mejores animales, más productivos y de mayor calidad”. Este es el objetivo del proyecto de Rodrigo Pardo Manjón, uno de los quince finalistas del concurso Generación Agro, los premios a la innovación agraria que otorga Castilla-La Mancha Media (CMM) en colaboración con BBVA, la Junta de Comunidades y organizaciones agrarias como ASAJA, UPA, Cooperativas Agroalimentarias y COAG. Su explotación, situada en Gabaldón (Cuenca), establece unos objetivos de selección que son: cantidad y calidad de leche, morfología corporal y de las ubres y resistencia a enfermedades, entre otros.

Más de 500 personas votaron por su proyecto que persigue la gestión integral de una explotación de ovino lechero con animales de alto valor genético. “Utilizamos las últimas tecnologías para el control de la producción de leche, asignación de paternidades por ADN, y control de enfermedades y resistencia a las mismas, para ofrecer una leche de alta garantía sanitaria”, explica Rodrigo. “Cuando comencé dábamos unas producciones bajas y ahora estamos dando el 50% más. Estábamos produciendo 400 litros de leche y ahora estamos en 600 litros por animal”.

“En su momento compré una ganadería que no era rentable, los dos primeros años perdí mucho dinero y tuve que deshacerme de ella y compré otros animales de una raza más productiva pero que no llegaba a lo que es ahora, por lo que necesitaba rentabilidad”, explica el ganadero. Fue entonces cuando nació la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino de Rafa Assaf que gestiona un programa de mejora genética de la raza, llevando a cabo una mejora constante en las ganaderías pertenecientes a la asociación. En la actualidad la asociación cuenta con 130 socios distribuidos por diferentes comunidades autónomas, entre los que se encuentra Rodrigo Pardo y su explotación, que vio que sumarse a esta asociación era la mejor manera de mejorar su proyecto.

“Los animales están inscritos en el libro genealógico de la raza, que garantiza la pureza de la misma, ayuda a mejorarla y así conseguir una explotación cada vez más productora con más calidad de leche y mejor morfología mamaria, en definitiva más rentable”, explica Rodrigo. Su explotación establece unos objetivos de selección que son: cantidad y calidad de leche, morfología corporal y de las ubres y resistencia a enfermedades, entre otros.

La explotación de Rodrigo obtiene, a través de la asociación, las valoraciones genéticas de sus animales. Se encarga de realizarlas el departamento de mejora genética animal del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria (INIA), en Madrid. Para ello es necesario realizar diferentes actividades como pruebas de ADN. “Se realizan a todos los animales de la explotación a los 3 meses de edad para confirmar el padre y la madre y así poder tener el árbol genealógico de todos los animales del rebaño”.

También se realizan controles lecheros oficiales que permiten valorar la actitud para la producción láctea de cada animal para saber cantidad (litros diarios), calidad (grasa y proteína) y sanidad (recuento de células). “Es una herramienta muy importante para tener los datos necesarios para una buena valoración genética de cada animal”, asegura Rodrigo. Otra de las actividades que se realizan están relacionadas con la morfología mamaria. “La importancia de la morfología de la ubre en las razas de aptitud láctea condiciona un ordeño rápido y completo, ganando tiempo y confort de trabajo. Por ello, la morfología mamaria suele ser uno de los caracteres objetivo de selección”.

También se lleva a cabo la inseminación artificial, “una herramienta fundamental para mejorar la cabaña ganadera, y conseguir incorporar a la explotación la mejor genética” y la selección genómica, “el objetivo es que nada más nacer y analizando unas muestras de sangre se va a poder saber con mas fiabilidad que características va a tener ese animal”. Otras de las actividades que se realizan son una lactancia artificial en corderas con el objetivo de que la madre no transmita ninguna enfermedad por vía leche o por vías respiratorias.

Además de ser uno de los 15 proyectos finalistas de Generación Agro, la explotación de Rodrigo ha obtenido varios premios nacionales en 2017 como mayor valor genético medio de machos adultos valorados de toda la asociación o el tercer premio morfológico de corderas en la edición número 29 de la exposición nacional de Salamanca.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha