eldiario.es

9

El vicepresidente de Madrid califica de "oportuno" y "garantista" el proyecto de aeropuerto en Casarrubios

Pedro Antonio Rollán dice tener "absoluta confianza en la capacidad del grupo promotor para poder liderar este proyecto tan ambicioso"

Javier Ruedas, consejero delegado de Air City Madrid Sur señala que "todo se ha hecho para que haya el mínimo impacto"

El alcalde evita valorar el proyecto "a la expectativa" de tener más información sobre el impacto social y económico en el municipio

Infografía del futuro proyecto

Infografía del futuro proyecto Air City Madrid Sur

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro  Manuel Rollán Ojeda, ha calificado de "muy oportuno" el proyecto de aeropuerto en el que quiere convertirse el aeródromo de Casarrubios del Monte (Toledo) de la mano del proyecto de Air City Madrid Sur como empresa promotora. Lo hacía durante una intervención en Ser Toledo en la que ha subrayado que Madrid es de las pocas capitales europeas que no dispone más que de un aeropuerto, algo que ha calificado de “antinatura”, teniendo en cuenta el potencial que tiene la zona centro de la Península desde un punto de vista turístico.

Rollán Ojeda ha manifestado también que esta iniciativa privada vendría a complementar y a hacer compatible la actividad aeroportuaria con el aeropuerto de Barajas por varias razones, entre ellas, la inversión y generación de empleo además del impacto turístico que haría a “Madrid y a la comunidad de Castilla-La Mancha más atractivas de lo que ya son”. Hay que recordar que este nuevo aeropuerto supondría una inversión inicial de cerca de 150 millones de euros, la generación consiguiente de más de 5.500 puestos de empleo directos y 13.000 indirectos. 

En cuanto a la viabilidad del proyecto el vicepresidente del ejecutivo madrileño ha manifestado que la Comunidad de Madrid tiene "absoluta confianza en la capacidad del grupo promotor para poder liderar este proyecto tan ambicioso que hoy ya tiene todos los mimbres para que sea un éxito, para que pueda ser una realidad”.

Rollán Ojeda ha recordado que ya se pidió documentación a los promotores por parte de la consejería de Economía y Hacienda de la comunidad de Madrid para justificar, entre otras cuestiones, la capacidad económica suficiente para abordar el proyecto. Fue el propio presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, quien comentaba el pasado octubre que ya existe un informe preliminar que considera viable tanto técnica como financieramente el proyecto,  aunque señaló  que la decisión final la tomará el Ministerio de Fomento, algo que este martes ha vuelto a reiterar el vicepresidente madrileño.

La Consejería de Economía y Hacienda madrileña ya emitió un informe que dictamina que los promotores “tienen recursos económicos y técnicos para llevar a cabo un proyecto de esta envergadura”, decía Ángel Garrido entonces. Menos explícito ha sido el Gobierno de Castilla-La Mancha que espera a contar con toda la documentación para pronunciarse.

El vicepresidente de la comunidad de Madrid cree que es un proyecto “muy ventajoso a la par que muy beneficioso y muy garantista”. En este sentido, ha recalcado que “no debemos olvidar que la declaración de impacto ambiental de una actividad de estas características resulta muy exigente para compatibilizar la iniciativa privada, la generación de riqueza y de empleo con el descanso de los vecinos”. Sobre este aspecto se ha pronunciado , explica.

Por su parte, Jesús Mayoral, alcalde de Casarrubios del Monte ha eludido valorar el proyecto. Dice estar “a la expectativa” de analizar el impacto económico y social en el municipio. “Una vez que tengamos información valoraremos este desarrollo” porque de momento cree que “es aventurado pronunciarse por parte del Ayuntamiento”, ha dicho el alcalde para apelar al sentido de la “responsabilidad” porque “estamos para defender los intereses de los vecinos a nivel general, independientemente de las inversiones privadas que puedan venir al municipio”.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha