eldiario.es

9

Contra el “accede humildemente” franquista que contribuyó a la sumisión sexual

El hombre como género dominante es una premisa que se repite en las guías que la sección femenina de Falange repartía entre las mujeres durante la dictadura franquista

Forman parte de esa mentalidad contra la que lucha la campaña castellano-manchega contra la violación en cita

Consejos de la Sección Femenina de Falange Española

Consejos de la Sección Femenina de Falange Española

Durante cuarenta años, la Sección Femenina fue una ramificación de Falange Española y después de FET de las Jons. Estuvo activa en España desde 1934 hasta la muerte del dictador Francisco Franco y se convirtió en un reflejo del nacionalcatolicismo imperante durante el franquismo. Cuatro décadas en las que dejó su impronta en la sociedad española bajo el símbolo de Isabel la Católica y Santa Teresa de Jesús como modelos de conducta. Con ese emblema asumieron como misión propia la instrucción a las jóvenes para ser “buenas patriotas, buenas cristianas y buenas esposas”. Y entre sus muchos consejos, no faltaban los sexuales, todos basados en una misma premisa: “acceder humildemente” al sexo.

No es que durante la II República vigente en España antes del golpe de Estado militar de 1936 imperara la igualdad absoluta entre hombres y mujeres, pero el régimen franquista instauró en la educación y a través de este tipo de ‘institutrices colectivas’ una serie de mensajes que marcaron a varias generaciones españolas de hombres y mujeres de manera directa, cuando en muchos otros países del mundo ya se hablaba abiertamente de la liberación sexual. 

En la vida doméstica, así eran algunos de los consejos para las esposas: “Habla en tono bajo, relajado y placentero”; “Preocuparte por su comodidad te proporcionará una satisfacción personal inmensa”; “Escúchale, déjale hablar primero; recuerda que sus temas de conversación son más importantes que los tuyos”; “Si tú tienes alguna afición, intenta no aburrirle hablándole de esta, ya que los intereses de las mujeres son triviales comparados con los de los hombres”.

"Ten siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la tuya"

La mejor parte llega en lo referido a las relaciones sexuales y las “obligaciones matrimoniales”. “Si él siente la necesidad de dormir, que sea así, no le presiones o estimules la intimidad”; “Si tu marido sugiere la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de una mujer”; “Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar”; “Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes”.

Sí. Hoy causa indignación en la mayor parte de la sociedad este tipo de consejos. Es la instauración de un modelo de familia machista, patriarcal, dominante, desigual y hasta humillante para la mujer. Entonces, ¿cómo pasar de la premisa “su satisfacción es más importante que la tuya” a la campaña actual ‘Sin un sí, es no’ que promueve el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha? Como ya han comentado algunas expertas en la campaña, es contra ese mensaje contra el que hay que luchar: ni la mujer está sometida al hombre, ni es un objeto sexual al servicio de sus deseos inmediatos.

Además, es un mensaje, el de la Sección Femenina y el del todo el nacionalcatolicismo, que aún se transmite entre generaciones y que hace que muchos jóvenes lo asuman como propio. Es decir, no todos se encandalizan ante determinadas ideas. Puede que no piensen que sus futuras esposas les tengan que cambiar los zapatos y prepararles la sopa, pero sí hay talleres sobre igualdad donde los adolescentes defienden el derecho a tener a sexo cuando quieran. De ahí que se quiera poner el acento en la juventud en este tipo de campañas. Dejar claro que el consentimiento de la mujer es fundamental, que la mujer debe vivir el sexo con libertad. En esa tarea que ya muchos colectivos han asumido en el siglo XXI, tan solo es necesario contraponer, una y otra vez, hasta el hartazgo si fuera necesario, los mensajes de la Sección Femenina a otros en pro de la igualdad, como ha hecho la guía de la campaña castellano-manchega y otros manuales contra la violencia de género.

De un “accede humildemente” podríamos pasar a un “tienes derecho a no acceder”

De un “su satisfacción es más importante que la tuya” podríamos pasar a “igualdad de satisfacciones”

Del “pequeño gemido” podríamos pasar a “disfruta abiertamente de tu orgasmo”

O del “sé obediente y no te quejes” podríamos pasar “niégate a cualquier cosa que no te guste”

Y así sucesivamente. De generación en generación. Hasta que forme parte de un pasado casi imaginario.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha