Una teleoperadora denuncia que fue despedida por negarse a teletrabajar al estar de baja por COVID

El tuit publicado por Miriam en redes sociales explicando lo que le ha pasado.

Miriam González arrastra fiebre, fatiga y tos. Este lunes le confirmaron lo que se temía: había dado positivo en la prueba por COVID-19. “No he estado de fiesta ni de cervezas por ahí para haberme contagiado”, aclara. De hecho, ante la pregunta de cuáles han sido sus contactos estrechos ha contestado que sus padres, con los que vive.

Esta joven de Alicante sospecha que contrajo el virus en el trabajo, donde llevaba dos semanas como teleoperadora. “Estábamos separados por mamparas, pero la gente se quitaba la mascarilla para hablar”, recuerda. Puede que haya más contagios. Dos compañeras, asegura, presentan síntomas como fiebre. Todavía no les han hecho la PCR pero sí sabe que están teletrabajando desde casa.

Periodista de formación, encontró este trabajo de media jornada en la capital de la provincia y, pronto, superó el periodo de formación inicial. El pasado miércoles le dijeron que contaban con ella y firmó el contrato para tres meses con opción de continuar.

Cuando firmó el contrato se cercioró que ponía que la empresa se reservaba 15 días de prueba. “Mi jefe me decía que esto era porque no quieren estar formando cada dos por tres a gente y quería que nos quedáramos siempre que llegáramos a los objetivos, y de hecho la semana pasada habíamos llegado”, explica. 

Este lunes llamó a su jefe para comunicarle que era positiva en coronavirus “y me ha preguntado si tenía ordenador en casa; me he quedado a cuadros”. La reacción del responsable de la empresa ha sido la de que le iba a enviar unos cascos “porque nosotros no podemos permitirnos que no estés trabajando”, asegura que le contestó.

“Me ha dicho que me pidiera la baja desde el sábado, cosa que no entiendo por qué y no lo he pedido porque mi médico me ha llamado y me ha hecho automáticamente la baja para 15 días”, prosigue Miriam.

A pesar de la baja laboral, su jefe le insistió varias veces que tenía que teletrabajar para llegar a los objetivos. “Piensa que estás en la semana de prueba…”, deslizó en la conversación. A continuación, Miriam envió le envió un audio explicándole la situación que tiene en casa, que tendría que estar compartiendo el ordenador que sus padres y que se negaba a exponerles al virus. “Lo que más me importa es la salud de mis padres”, ha sentenciado.

“Me ha parecido un gesto muy feo que en el mismo día que me han dado los resultados y la preocupación que tengo porque esto no es agradable, me diga que tengo que teletrabajar”, cuenta cabreada. Más tarde, esta misma persona le llamó para decirle que estaba despedida “porque no había superado el periodo de prueba”.

Aunque es consciente de que, técnicamente, no ha sido un despido ilegal, prefiere no decir el nombre de la empresa “para no meterme en líos”. Abrumada por la repercusión de su tuit, ha compartido en su red social otros testimonios similares como el de Laura Aguado: “Me pasó lo mismo. Despedida estando de baja en periodo de prueba. Muy injusto”. 

Etiquetas
Publicado el
26 de enero de 2021 - 10:00 h

Descubre nuestras apps

stats