Gandia establece un nuevo protocolo de prevención ante posibles avistamientos de medusas o carabelas portuguesas

Imagen de la reunion realizada en Gandia

El Ayuntamiento de Gandia ha celebrado una reunión con los diferentes agentes implicados en el mar después de haber aparecido este miércoles por la tarde una carabela portuguesa muerta al tramo final de la playa, un ejemplar que también se ha avistado en las últimas semanas en diferentes municipios del litoral valenciano.

En este foro han participado representantes de Salvamento y Socorrismo de Cruz Roja; el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores, Domingo Ciurana; técnicos del departamento de Turismo; el presidente de la Junta de Distrito de Grado y Playa, Miguel Ángel Picornell; el oficial encargado de los quads de la Policía Local, Rafael Chaveli; la cabeza de la Policía Local, Marc Cuesta; y la regidora de Seguridad Ciudadana, Àngels Pérez.

A pesar de que durante la reunión, se ha valorado muy positivamente tanto el protocolo de actuación (fijado por la Generalitat Valenciana) como las medidas de prevención que fueron establecidas por Cruz Roja, se ha querido dar un paso más para garantizar la máxima seguridad posible.

De acuerdo con el protocolo y las recomendaciones de la Generalitat Valenciana y del Instituto de Ecología Litoral, se ha acordado en Gandia especificar este actual protocolo y adaptarlo a las características de la playa de la capital de la Safor.

De este modo, según ha explicado la regidora de Seguridad Ciudadana, Àngels Pérez, se ha decidido que cuando se detecte algún banco de medusas o cualquier carabela portuguesa: Bajo la bandera que determina si se puede bañar o no, se pondrá otra bandera blanca con el dibujo de una medusa para que los bañistas tengan conocimiento al respeto; este distintivo se colocará en el sector donde se encuentran los ejemplares. Cuando acabe el servicio de Cruz Roja, a las 20 horas, seguirá habiendo servicio de vigilancia y atención al bañista por parte de la Policía Local en la arena con los quads, los cuales mantendrían la bajo bandera.

El próximo paso es redactar el documento específico para Gandia, el cual se enviará a todos los agentes implicados y a las empresas que se dedican a actividades acuáticas porque tengan conocimiento y actúan conjuntamente en caso que aparezcan estas especies.

Àngels Pérez ha querido dar un mensaje de tranquilidad a toda la ciudadanía y ha señalado que el de ayer fue un caso muy puntual. "Gandia es una playa muy tranquila, muy segura, tenemos a los mejores socorristas y a los mejores profesionales y, como se ha comprobado, estamos preparados para actuar ante el mínimo avistamiento de medusas”.

Recomendaciones

Respecto a los principales consejos que tienen que seguir los bañistas en caso de sufrir la picadura de una carabela portuguesa, es importante que no toquen el ejemplar, que no se rasquen la zona afectada, que no usen agua dulce sobre la herida (puesto que puede incrementar el dolor) y que acudan inmediatamente a la posta sanitaria más cercana para ser atendidos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats