La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

La jueza procesa a dos exediles del PP de Crevillent por los contratos irregulares del coordinador de Deportes a su hijo

El popular César Augusto Asencio, exalcalde de Crevillent.

Un contrato negociado sin publicidad del Ayuntamiento de Crevillent nunca llegó a una de las tres empresas a las que se invitó a la licitación. Las dos empresas a las que sí que llegó son propiedad de sendos hijos de Francisco Serna González, coordinador de Deportes del consistorio durante el mandato del alcalde popular César Augusto Asencio. Una de las dos firmas se lo quedó.

Los hechos fueron denunciados por el actual alcalde, José Manuel Penalva, en representación del grupo municipal de Compromís, que ejerce la acusación particular. El primer edil de la formación valencianista presentó una denuncia inicial por las presuntas irregularidades del contrato que externalizaba el servicio de conserjes del polideportivo municipal. A partir de esa denuncia, se han abierto cuatro causas distintas por las presuntas irregularidades durante los mandatos del anterior alcalde, César Augusto Asencio. En la más avanzada, la Fiscalía Anticorrupción solicita cinco años y 10 meses de prisión para el exalcalde del PP por el presunto amaño de contratos municipales.

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Elche ha acordado procesar al coordinador de Deportes y a dos concejales del PP, según un auto adelantado por el diario Información y al que también ha tenido acceso elDiario.es. La magistrada relata que en 2014 Pedro García Navarro, edil de Deportes del Ayuntamiento de Crevillent, entonces en manos del PP, contrató la organización, coordinación y ejecución de los juegos interescolares municipales mediante un contrato negociado sin publicidad.

El pliego fue redactado por el coordinador de Deportes Francisco Serna González. El consistorio, al considerar que se trataba de un contrato menor, propuso invitar a tres mercantiles. Así, la invitación fue remitida a Totsportcrevi SL de Cayetano Ramón Serna Villaescusa y a Divertijove SL, de Francisco José Serna Villaescusa, ambos hijos del coordinador de Deportes. La tercera empresa, una mercantil de Murcia dedicada exclusivamente al tenis, nunca llegó a recibir el correo electrónico de invitación.

Una serie de "irregularidades"

El contrato recayó finalmente en la firma Totsportcrevi SL que, según indica la jueza, ya había sido adjudicataria de contratos en tres ocasiones por parte del ayuntamiento. El auto reseña una serie de "irregularidades", empezando por la más llamativa: la adjudicación a "la empresa administrada por el hijo del coordinador de Deportes que redacta el pliego de condiciones y que informa favorablemente a las prórrogas". El procedimiento negociado sin publicidad tampoco era el adecuado al superar la adjudicación los 60.000 euros.

Además, la magistrada también alude a la "comunicación ficticia a otras empresas del ramo para que pudieran interesarse por la adjudicación y presentar su propuesta". El pliego, diseñado por el padre del adjudicatario, "adolece de toda concreción": indica que se trata de ocho colegios cuando en realidad son 11, no se desglosan las horas por día a emplear por cada monitor, ni se indica el número total de horas al año.

Los pliegos tampoco recogen los cursos a los que se iban a entrenar a la semana ni la actividad deportiva a llevar a cabo. "No consta la utilización de las instalaciones deportivas en los centros docentes ni la autorización de estos para dicha actividad pese a ser imprescindible", agrega el auto de incoación de procedimiento abreviado.

La instructora considera que se trata de "un contrato creado ad hoc para beneficiar económicamente al hijo del coordinador de Deportes mediante una adjudicación diseñada por él a pesar de su obligación de abstención". Así, los hechos serían constitutivos de los presuntos delitos de prevaricación administrativa, malversación de causales públicos, negociación y actividad prohibida a los funcionarios públicos en el ejercicio de su función y tráfico de influencias.

El auto considera presuntos responsables penales a Francisco Manuel Serna González por prevalecerse de su cargo para beneficiar económicamente a su hijo, cooperador necesario al igual que los entonces ediles de Deportes, Pedro García Navarro (de 2011 a 2015) y Manuel Moya Fernández (de 2015 a 2019). La mercantil Totsportcrevi SL sería la responsable civil subsidiaria.

La jueza también acuerda el sobreseimiento provisional de la causa contra A. M. C., técnico de administración general, que informó favorablemente a las dos prórrogas. "Su intervención fue meramente técnica", señala el auto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats