Pobresa Zero pide con una cadena humana que erradicar la desigualdad "sea una prioridad política y social"

Un momento del acto organizado por Pobresa Zero en València.

Europa Press

València —

0

La asociación Pobresa Zero ha formado este sábado en la plaza del Ayuntamiento de València una cadena humana para "visibilizar su lucha" contra el "virus de la indiferencia" y exigir que la erradicación de la desigualdad "sea una prioridad política y social".

La acción, que ha contado con la asistencia de las concejalas de Servicios Sociales y de Cooperación al Desarrollo y Migración del Ayuntamiento de València, Isabel Lozano y Maite Ibáñez, respectivamente, ha sido el acto central de la asociación en el Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza y se ha celebrado con un aforo limitado a causa de la pandemia.

Las ciudades de Alicante y Castelló también se han sumado a la campaña de Pobresa Zero en 2020 con sendas concentraciones que tuvieron lugar este viernes con vistas a visibilizar la principal reivindicación de este año, es decir, la necesidad de "reconstruir el modelo económico y social desde los derechos humanos" tras las "graves" consecuencias que la pandemia de la Covid-19 "está teniendo en términos de pobreza".

Como en ediciones anteriores, todas las proclamas de Pobresa Zero se han aunado en un manifiesto que ya cuenta con cerca de 200 adhesiones por parte de ONGDs, entidades sociales, universidades y centros educativos de la Comunitat Valenciana.

En la declaración, la asociación ha advertido que la pandemia provocada por la Covid-19 "ha puesto de manifiesto la debilidad de las personas" y "ha venido a demostrarnos que ante situaciones adversas que afectan el conjunto del planeta son aquellos países, territorios y personas con menos recursos las que se ven afectadas en mayor medida".

Así, ha alertado de que "además de este virus biológico y la situación de emergencia sanitaria, tenemos otro virus, el de la indiferencia, que hace que en aquellos países con recursos pero sin servicios sociales fuertes, el respeto por la vida se mesure en función de la capacidad económica".

"No podemos volver a la misma normalidad"

"La crisis global desenmascara la fragilidad, inequidad e injusticia de un modelo económico y social generador de pobreza y desigualdad, y supone una oportunidad para redefinir y transformar el sistema económico mundial hacia las curas, la vida y la sostenibilidad del planeta", ha indicado, al tiempo que ha defendido que "no podemos volver a la misma normalidad", así como la necesidad de una "redefinición y un cambio profundo y global en el sistema".

"En nuestro país hemos visto cómo la crisis sanitaria se ha convertido en social", ha manifestado, ya que, según ha lamentado, el confinamiento "ha evidenciado el drama de las personas sin hogar y la precariedad de quienes no tienen acceso a alimentos básicos o en educación telemática". "Hoy continuamos sufriendo, además, la pérdida de ocupaciones y la paralización de los procesos de inserción sociolaboral", ha denunciado.

El documento, disponible en la web pobresazero.org, sigue abierto a firmas, así como el test PZR, que consiste en una prueba online para "detectar el virus de la indiferencia".

Pobreza extrema a partir de la crisis de la COVID-19

Desde Pobresa Zero han remarcado que según los últimos datos ofrecidos por el Banco Mundial, se estima que entre 88 y 115 millones de personas pasarán a una situación de pobreza extrema a partir de la crisis de la COVID-19.

En clave autonómica, han apuntado que según el informe publicado esta misma semana por EAPN, la tasa de pobreza severa en la Comunitat Valenciana ha alcanzado el 10,4% en 2019, "lo que representa un aumento del 8% con respecto al año anterior y el regreso a valores por encima de los estatales". Además, han alertado de que en la Comunitat "hay unas 519.000 personas en dicha situación de pobreza severa, 44.000 más que en 2018".

Desde el colectivo han subrayado que "cada año 100 millones de personas en todo el mundo engrosan las cifras de la pobreza" debido a que "se ven obligadas a pagar por la sanidad de su bolsillo" o que la brecha salarial global entre hombres y mujeres es del 24%, "de manera que los hombres poseen un 50% más de riqueza que las mujeres".

Ante estas situaciones, las entidades agrupadas en Pobresa Zero exigen presupuestos "suficientes" para políticas sociales que "garanticen la inclusión y la igualdad de oportunidades para todas las personas", así como políticas de cooperación internacional que cumplan el objetivo de dedicar el 0,4% de los presupuestos de la Generalitat Valenciana a la Ayuda Oficial al Desarrollo.

En materia económica, piden, entre otras cuestiones, la erradicación de los paraísos fiscales y la persecución del fraude fiscal, además de la reversión de las reformas laborales que están multiplicando la precariedad. También exigen que se garanticen los Derechos Humanos de todas las personas, en cumplimiento de los acuerdos internacionales, incluidas las personas migrantes.

Etiquetas
Publicado el
17 de octubre de 2020 - 19:52 h

Descubre nuestras apps

stats