La Generalitat Valenciana invierte en tres años 37 millones de euros en ayudas para instalaciones de autoconsumo

Archivo - Instalaciones renovables de autoconsumo

El Gobierno valenciano multiplica las subvenciones a las instalaciones de autoconsumo hasta llegar a los 37 millones de euros en tres años. Desde 2019, el primer año que se pusieron en marcha las convocatorias de ayudas -que se ven reflejadas en el pago al año siguiente-, el Consell ha tramitado 1.624 expedientes con un valor total de 37.574.358 euros, más de la mitad autorizados en el último año.

Más de medio centenar de municipios valencianos han constituido comunidades energéticas para el autoconsumo

Más de medio centenar de municipios valencianos han constituido comunidades energéticas para el autoconsumo

A partir de 2020 los fondos europeos suponen una inyección económica para las cuestiones relacionadas con la transición ecológica, multiplicando los tipos y las cuantías en las ayudas públicas para las instalaciones. Junto a ellas se han autorizado desgravaciones fiscales que menguan el coste total de la inversión, con el objetivo de fomentar el interés por las instalaciones. La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo -a través del Ivace- y la dirección general de Transición Energética son los organismos encargados de la tramitación, que incluyen a personas físicas, empresas, administraciones públicas o asociaciones del tercer sector en las respectivas convocatorias y dan la posibilidad de deducirse hasta un 40% de la inversión en el tramo autonómico del IRPF, cuando se trate de instalaciones de autoconsumo o de aprovechamiento de energías renovables realizadas en las viviendas ubicadas en la Comunitat Valenciana.

Según el último informe de la Dirección General de Energía, la Comunitat Valenciana cuenta con 605 megavatios de potencia instalada de autoconsumo entre todas las tecnologías, 471 de ellos de energía solar fotovoltaica. La cifra implica rozar la mitad del objetivo del Ministerio de Transición Energética para 2030, que marca un escenario deseable de mil megavatios de esta tecnología instalados en la hoja de ruta del autoconsumo. Los datos del último ejercicio completo muestran que desde la pandemia se han incrementado notablemente las instalaciones y la potencia contratada, con dos de cada tres fuentes energéticas en funcionamiento instaladas en 2022. Las expectativas del Consell barajan que en el presente año se sigan incrementando, basadas en las solicitudes que se registraron en el anterior.

El fomento de estas instalaciones, por la vía doméstica o a través de comunidades energéticas, es uno de los objetivos de la ley de cambio climático autonómica. En esta norma la Comunitat Valenciana asume el objetivo europeo de alcanzar en 2030 los 10.000 megavatios de renovables, de los que 4.000 corresponden a energía eólica y 6.000 a solar fotovoltaica. Aunque el autoconsumo ha experimentado un auge en los últimos dos años, los 470 megavatios instalados aún distan del objetivo global.

Este miércoles se cumple el plazo para la tramitacion de expedientes de plantas solares fotovoltaicas solicitadas antes de diciembre de 2020. En la última actualización de datos, Política Territorial informó de que la práctica totalidad de los expedientes pendientes habían sido evaluados -quedaban algunas decenas- y se ha dado el visto bueno a proyectos que incorporarán 1.000 megavatios a la red eléctrica.

La política de renovables ha causado un fuerte conflicto en el Gobierno autonómico, con dos de las tres formaciones que lo componen manteniendo una discrepancia notable con el modelo planteado. La disputa se dio por aparcada con el compromiso de creación de un mapa que cartografíe las necesidades energéticas y los terrenos disponibles para la implantación de las plantas, tras una llamada al orden del presidente de la Generalitat, Ximo Puig. El sábado pasado, la consellera de Transición Ecológica, Isaura Navarro, y el vicepresidente segundo, Héctor Illueca, representantes de Compromís y Unides Podem, respectivamente, participaban en una manifestación contra las macroplantas, que denunciaba que “se está creando una burbuja especulativa que destruye la economía local y los paisajes”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats